Maduro apela a colectivos paramilitares para sostener su tiranía

Paramilitares chavistas se infiltran adentro de la policía y controlan las fuerzas de Seguridad del Estado.

2.031
«Los colectivos tienen una jerarquía que va desde las altas esferas del Gobierno, a los líderes de los colectivos, por ejemplo, en el caso de La Piedrita, el líder del colectivo es Valentín Santana». (Twitter)

“Si vamos a morir, que sea peleando en la calle», aseguran miles de venezolanos dispuestos a protestar contra la dictadura, pese a que Venezuela está tomada por delincuentes paramilitares, mejor conocidos como «colectivos del chavismo», quienes cumplen la orden de Nicolás Maduro de defender «como sea» la llamada revolución.

John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le preguntó al usurpador ministro de Defensa, Vladimir Padrino: «los grupos armados ilegales (‘colectivos’) fueron enviados por Maduro y Cabello para disparar y reprimir al pueblo venezolano. ¿Por qué FANB lo permite?».

Luego de que Maduro llamara a los «colectivos» a las calles para defender la revolución, cientos de motorizados armados buscaron reprimir y replegar las manifestaciones pacíficas en todo el país, ante los constantes apagones y la escasez de agua. Una anciana fue asesinada en medio de la protesta en el estado Zulia, al occidente del país.; mientras que otro fue herido en la avenida Fuerzas Armadas de Caracas.

Miles de venezolanos, sobre todo en las zonas más populares, perdieron el miedo a morir en manos del chavismo, pues vivir en el país suramericano se ha convertido en una pesadilla.

Este domingo 31 de marzo, paramilitares chavistas y funcionarios de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) reprimieron las protestas que se llevaron a cabo en todo el país, hasta en los alrededores del palacio presidencial de Miraflores.

Los colectivos chavistas, paramilitares armados, se dedican a amenazar, hostigar y disparar a quienes protesten contra de la dictadura. Estos grupos portan armas cortas y largas, y usan hasta tubos para golpear a los manifestantes.

Son grupos paramilitares creados por el régimen chavista para cumplir una función de control social y para defenderlo. La función de esas bandas armadas es la de controlar a la población para que no se rebele.

Los civiles armados se encargan de hacer el «trabajo sucio» bajo el resguardo de la Policía Nacional Bolivariana, pues pueden disparar y asesinar con la tranquilidad de que no serán sancionados bajo la dictadura.

«Colectivos paramilitares al servicio de la dictadura de nuevo reprimen las protestas de los sectores populares. Cumplen la orden de Maduro de reprimir las protestas sociales por derechos. El FAES y los colectivos son la combinación de Maduro y su cúpula contra los pobres», denunció Provea, ONG venezolana defensora de derechos humanos.

Y es que una vez más Maduro quedó en evidencia ante el mundo, como el autor intelectual de los asesinatos por parte de colectivos, luego de que ordenara la activación de la supuesta «resistencia activa» conformada por civiles armados resguardados por policías y militares de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

En el estado Lara, al centro del país, agentes de las Fuerzas Especiales (FAES) invadieron edificios para detener manifestantes opositores. Los agentes, que son acusados por Naciones Unidas y Amnistía Internacional de realizar ejecuciones extrajudiciales, también dispararon contra un vehículo de la prensa que cubría las protestas.

El último apagón de este domingo 31 de marzo afectó a 22 estados (de 23). En el estado Zulia, las personas llevan más de 130 horas sin servicio eléctrico y sin agua; una situación que se ha vuelto insostenible.

El periodista venezolano Davirson Rojas mostró a través de las redes sociales cómo miembros de los colectivos mantienen sus amenazas, tras el secuestro de jóvenes venezolanos durante las manifestaciones.

Pruebas de impunidad y crímenes de lesa humanidad

Luego de que Maduro llamara a los colectivos a defender la revolución, la represión aumentó bajo la mirada complaciente de las fuerzas de seguridad del Estado.

El sábado 30 de marzo, el segundo hombre más poderoso del chavismo, Diosdado Cabello, difundió a través de las redes sociales un video donde se mostró rodeado de paramilitares encapuchados. Esto, luego de que Maduro ordenara «cero tolerancia» con las protestas.

Este domingo 31 de marzo, venezolanos lograron registrar cómo los colectivos armados disparaban contra civiles pacíficos que solo protestaban por los constantes apagones y la escasez de agua.

Hay que recordar que hasta la ONU ha reconocido la existencia ilegal de dichos paramililares armados.

Tras haber enviado a una comisión para verificar las denuncias de violación a derechos humanos, el pasado miércoles 20 de marzo, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, mostró “preocupación” debido a que las fuerzas de seguridad de Venezuela reprimen a la disidencia pacífica con el uso excesivo de la fuerza, causando muertes y torturas que fueron documentadas por su oficina.

“En el contexto de la última oleada de protestas en todo el país en los primeros dos meses de este año, mi Oficina documentó numerosas violaciones de DD. HH. y abusos cometidos por las fuerzas de seguridad y grupos armados progubernamentales“, denunció.

Reconoció, además, que existen “colectivos armados” que han violados los derechos humanos de los ciudadanos venezolanos durante las jornadas de manifestaciones pacíficas “que han sido criminalizadas”.

¿Cómo actúan los colectivos?

Una fuente, que conoce a fondo cómo actúan los paramilitares del chavismo, le explicó al PanAm Post cómo se manejan estos grupos civiles armados, dispuestos a asesinar para defender a la dictadura de Maduro.

«Existen varios tipos de colectivos, el que todo el mundo conoce es el colectivo paramilitar, encapuchado, vestido de negro y armado, tienen estructura de guerrilla urbana y se organiza en bloques o en frentes. Pequeños grupos que se organizan según la zona donde viven, sus antecedentes policiales, etc», explicó.

«Tienen una jerarquía que va desde las altas esferas del Gobierno y ellos le dan las órdenes a los líderes de los colectivos, por ejemplo, en el caso de La Piedrita, el líder del colectivo es Valentín Santana», señaló.

«Las órdenes se dan por radio de frecuencia corta. Ahorita el objetivo es pacificar la ciudad a través de todos los medios disponibles, acallar las protestas… no pueden haber protestas en ninguna esquina; tienen carta blanca para hacer lo que quieran», fue uno de las órdenes dadas a los colectivos y que conoció el PanAm Post gracias a la fuente consultada.

Ante la pregunta de cómo cobran o reciben pagos del chavismo, la fuente señaló que ante la crisis es posible que los colectivos no estén cobrando dinero en efectivo, pero sí «beneficios» que pueden preferir.

«Yo creo que no les pagan, pero les dan otros tipos de beneficios como incorporarlos a los cuerpos de seguridad del Estado, les dan armas, radios, puede que no estén cobrando en nómina, pero sí recibiendo este tipo de cosas por debajo de la mesa», sentenció.

En experto recordó que los miembros de colectivos también se lucran a través de actividades ilícitas como el secuestro y extorsión, donde a cada una de sus víctimas pueden cobrarles en dólares.

La fuente reveló que hay muchos colectivos infiltrados en las comunicaciones policiales; situación que ha generado un presunto conflicto entre los funcionarios de carrera y los civiles armados.

«Los colectivos hablan en muchos casos a través de frecuencias policiales, y por grupos de WhatsApp donde solo hay policías, y por allí sustraen información», dijo.

Explicó que los grupos paramilitares tienen tanto poder que también mantienen el control sobre las policías municipales, regionales y nacionales.

«Les dan órdenes bajo amenaza. A veces les roban sus pertenencias, los cascos, las armas, los chalecos. Ese conflicto puede aumentar porque hay unidades policiales que tienen datos de los colectivos», sentenció.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento