Maduro prefiere comprar armas que salvar a los niños de Venezuela

A pocas horas de haber fallecido un niño en Venezuela a la espera de un trasplante de médula, la dictadura anunció la adquisición de armas y una inversión en Huawei

1.332
Robert Redondo de siete años sufrió un paro respiratorio; requería con urgencia un trasplante de médula ósea, pero no pudo acceder a él. (Youtube)

A pocas horas de haber fallecido un niño en Venezuela a la espera de un trasplante de médula, el régimen de Nicolás Maduro anunció una inversión millonaria en armas y en la empresa china Huawei.

Robert Redondo de siete años sufrió un paro respiratorio; requería con urgencia un trasplante de médula ósea, pero no pudo acceder a él.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Geraldine Labrador, su madre, había hecho gestiones a través de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para que su hijo fuera al exterior a realizarse el trasplante. Aspiraba a que la empresa estatal le aprobara el viaje, pues la compañía sostenía un convenio para atender a los pacientes con la Asociación de Trasplantes de Médula Ósea desde el 2006, que fue suspendido el año pasado porque Pdvsa adeuda al Gobierno de Italia cerca de los 9 millones de euros.

Sin embargo, mientras Maduro no paga los 9 millones de euros que adeuda sí anunció la inversión de 56 millones de euros para fabricación de armas y uniformes militares.

Este viernes 24 de mayo, la Cancillería chavista encabezada por Jorge Arreaza denunció que, supuestamente, Redondo falleció por el «bloqueo criminal de Estados Unidos que impide transferir fondos a Italia»; sin embargo omitió aclarar cómo es que Maduro sí tiene euros para implementos bélicos y de tecnología y no para atender la salud de los venezolanos en riesgo de muerte.

A pesar de que la dictadura de Maduro reconoció la crisis humanitaria, permitió el ingreso de medicamentos por parte de la Cruz Roja y aceptó el envío de insumos desde Rusia y China; hoy decide invertir millones de euros en la activación de una planta textil automatizada, en la que pretenden crear 780 mil uniformes militares.

Mientras en Venezuela existen 300 mil venezolanos en riesgo de muerte, para Nicolás Maduro la prioridad es gastar dinero en armas y en la empresa Huawei.

«He ordenado hacer una inversión inmediata junto a nuestros hermanos chinos y la tecnología de China, la tecnología de Huawei, de ZTE, y de todas las empresas chinas y de todas las empresas rusas, para nosotros elevar las capacidades de todo el sistema de comunicaciones y hacer realidad el sistema 4G», dijo Maduro en un acto con militares en Caracas.

Desde que inició el 2019, Maduro no ha aprobado recursos adicionales para atender la crisis humanitaria, sin embargo sí anuncia un monto millonario para lo que se convirtió en su prioridad: el suministro de armamento a militares para mantenerlos contentos luego del alzamiento cívico militar encabezado por el legítimo presidente (e) Juan Guaidó.

El Estatuto de Roma, instrumento constitutivo de la Corte Penal Internacional, señala puntualmente lo que considera como crímenes de lesa humanidad. Los funcionarios del régimen de Nicolás Maduro cumplen con todos los requisitos para ser juzgados en La Haya.

Exterminio: imposición intencional de condiciones de vida, entre otras la privación del acceso a alimentos o medicinas, encaminadas a causar la destrucción de parte de una población.

De acuerdo con Francisco Valencia, presidente de la ONG CODEVIDA, en Venezuela actualmente, existen más de 300 000 personas con condiciones de salud crónica que no tienen los tratamientos adecuados. Además, aseguró que “la única forma de solventar la situación es activando mecanismos de cooperación internacional”. Por su parte, el gremio de farmacéuticos en Venezuela ha denunciado que la escasez de antibióticos alcanzó el 90 %.

Ayuda de la Cruz Roja: ¿una mentira?

Tal y como advirtió PanAm Post el pasado 16 de abril, la ayuda humanitaria proveniente de la Cruz Roja podía caer en manos de la dictadura y la misma ser usada para fines políticos. La crisis no ha disminuido en Venezuela y los pacientes siguen falleciendo desamparados.

Recientemente, Valencia denunció que los insumos entregados fueron «muy pocos» y que pudo haber sido un engaño del régimen.

“A mí lo que me preocupa es que haya sido un engaño del régimen para hacer creer que atiende la crisis”, dijo. Criticó que ,dada grave situación en el sector salud, mueran tantas personas a diario por falta de medicinas o de atención.

Hay que recordar que en 2018, la Cruz Roja Internacional envió a Caracas unos 70 millones de dólares en productos y equipos médicos, pero el régimen los almacenó en unos galpones en lugar de enviarlos a los centros de salud.

Para Maduro, protegerse y mantener contentos a los militares siempre ha sido prioridad

Nicolás Maduro no se ha conformado con empoderar a los militares venezolanos otorgándoles el control de la economía de ese país, sino que además solo en 2018 les aprobó créditos adicionales que superaron todo el presupuesto nacional de ese mismo año.

Maduro no ha escatimado en otorgar beneficios a la Fuerza Armada de ese país, tanto así que ese año autorizó 11 créditos adicionales para el Ministerio de la Defensa que superaron los USD $10.000.000 aproximadamente.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento