Paradoja socialista en Venezuela: desacelera inflación y aumenta la pobreza

Que haya una desaceleración de la inflación no significa que la economía mejore, sino que los venezolanos no tienen poder adquisitivo para comprar bienes básicos.

3.196
La explicación de lo que está sucediendo con la economía venezolana es que los precios suben a menor velocidad por las restricciones de liquidez que aplica el Banco Central. (Taringa)

Por primera vez en más de cinco años la economía de Venezuela, que cada vez es más inestable,  registró una desaceleración de la inflación. Aunque esta pareciera ser una buena noticia, lo que realmente revela es un panorama oscuro ante la realidad que viven los venezolanos.

Que haya una desaceleración de la inflación, en el caso de Venezuela, no significa que su economía esté mejorando. Por el contrario, quiere decir que los venezolanos no tienen poder adquisitivo para comprar alimentos y servicios básicos, y que el control del régimen se profundiza.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Cifras de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, revelan que la inflación en Venezuela se desaceleró en mayo cuando los precios subieron en promedio 31,3 % y la variación interanual se ubicó en 815 194 %. El país suramericano mantiene la inflación más alta del mundo.

El mes pasado, el Banco Central de Venezuela rompió el silencio al divulgar indicadores económicos después de casi cuatro años sin hacerlo y reconoció que el país cayó en hiperinflación en diciembre de 2017.

La explicación de lo que está sucediendo con la economía venezolana es que los precios suben a menor velocidad por las restricciones de liquidez que aplica el Banco Central, pero, según observa el Parlamento, las medidas están golpeando aún más la capacidad de dar crédito de la banca local en medio de la hiperinflación y el paupérrimo poder adquisitivo.

“Están bajando la inflación a costa de generar mayor contracción económica”, dijo el diputado Ángel Alvarado.

Pese a la disminución de la inflación, la tasa bajó a solo 2,29 millón por ciento, cimentando uno de los fenómenos inflacionarios más tenebrosos en la historia de América Latina.

«Para mí esta desaceleración no solamente de la inflación, sino del tipo de cambio, tiene que ver con la restricción monetaria y restricción al crédito que ha implementado el Gobierno junto con el Banco Central de Venezuela y Sudeban. Es decir, la falta de financiamiento y de bolívares ha hecho que los precios se contengan, pero con un costo muy alto en una economía más pequeña», señaló para el PanAm Post el economista Henkel García.

«A finales del año pasado y comienzos de este lo que vimos fue una contracción económica que se fue acelerando aún más y hoy por hoy tenemos un nivel de precios relativamente estándar, pero con una economía mucho más pequeña de lo que teníamos hace seis meses, entonces si bien el Gobierno se puede anotar esa victoria, cuando lo evalúas de una manera más amplia te puedes dar cuenta de que el saldo es negativo», explicó.

«La gente está viviendo con menos poder de compra de lo que tenía hace unos meses atrás y hay menos venezolanos en el país porque han tenido que emigrar para lograr mejores oportunidades. El resultado de esta política es una economía pequeña que se traduce en mayor pobreza, dificultades y precariedad para quienes deciden quedarse», agregó.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento