Firmar contra Trump o ser torturados: la exigencia de Maduro a militares

"Es una orden superior y mejor no ponerse creativo (...) si no quiere firmar, va castigado", señaló un militar a un subalterno obligado a firmar contra EEUU

2.128
La orden pone en vilo a militares venezolanos que podrían estar arriesgándose a ser sancionados por EEUU al firmar un comunicado llamado: «No more Trump». (Twitter)

El régimen de Nicolás Maduro sigue acumulando enemigos al interior de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Ahora los obliga a firmar contra Donald Trump y los amenaza con ser «castigados» si no firman.

«Es una orden superior y mejor no ponerse creativo (…) Si no quiere firmar, va castigado», señaló un funcionario de la FANB al obligar a sus subalternos a firmar contra el Gobierno de Estados Unidos por las recientes sanciones contra la dictadura. La orden pone en vilo a militares venezolanos que podrían estar arriesgándose a ser sancionados por el Gobierno estadounidense al firmar un comunicado llamado: No more Trump (No más Trump).

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

La periodista Sebastiana Barraez señaló en un reportaje publicado en Infobae, que a los integrantes de la Fuerza Armada los llevan a firmar, en el marco de la recolección de firmas de la campaña No More Trump, como una tarea más de las que deben cumplir.

Los funcionarios militares temen firmar la orden de Maduro porque podrían ser incluidos en una lista que no les permita entrar a territorio estadounidense. Según Barraez, algunos militares prefieren ser expulsados de la FANB a correr el riesgo de recibir sanciones internacionales.

En 2015 la dictadura de Maduro también había implementado una medida parecida contra el Gobierno del expresidente Barack Obama. Se desconoce cuál fue el destino de las rúbricas.

Represión de la dictadura contra las FANB

Sin embargo, los militares saben que de no firmar no solo se arriesgan a ser expulsado de las FANB, sino a una serie de acciones que la dictadura ha decidido implementar contra quienes muestra estar en desacuerdo con el chavismo.

Así lo recordó, para el diario estadounidense The New York Times, el general Manuel Cristopher Figuera, exdirector de Inteligencia de Venezuela, quien desertó en abril y ahora vive en Estados Unidos: «El abuso contra los oficiales ha crecido porque representan una amenaza real para el Gobierno de Maduro».

Últimamente, el régimen de Maduro ha aumentado la persecución contra militares presuntamente disidentes, a quienes les acusa de rebelión o traición a la patria, por lo que en la actualidad tiene a más de 150 militares detenidos ante el temor de un levantamiento militar en su contra.

El diario español El Mundo publicó un reportaje detallando los diferentes modos de tortura que la dictadura aplica sobre los militares que ahora son presos políticos.

Según Gonzalo Himiob, director de la ONG Foro Penal Venezolano, el régimen ha iniciado «torturas, tratos crueles y degradantes especialmente duros contra los militares». Asegura que se trata de una política de Espado para enviar un mensaje de terror e intimidación a los integrantes de las FANB.

La Coalición por los Derechos Humanos, con sede en Caracas y que representa a varios de los militares arrestados, ha documentado 250 casos de tortura cometidos por las fuerzas de seguridad venezolanas contra oficiales militares, sus familiares y activistas de la oposición desde el 2017.

Hay que recordar lo que sucedió con el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien habría recibido golpes de manera implacable. Así lo relató Tamara Sujú, directora de Casla Institute:

Se lo llevaron con otros detenidos de su casa a un lugar boscoso, lo colgaron desnudo de un árbol con los brazos atados en la espalda y los ojos cubiertos por un cartón. Lo golpearon con palos, le dispararon cerca del oído para aturdirlo y para que perdiera la audición. Le echaron ácido y no sabemos si fue aquí o en los sótanos de la Dgcim [Dirección General de Contrainteligencia Militar] donde le aplicaron las descargas eléctricas.

Entre tanto, Maduro ha tratado de garantizar la lealtad de los altos mandos militares con promociones y contratos lucrativos, mientras los oficiales de rango medio y bajo y sus familias se ven cada vez más afectados por la crisis, al punto de que abandonan sus cargos, uniformes y desertar.

«¡La represión de Nicolás Maduro no conoce límites! Es un dictador desesperado, dispuesto a torturar y abusar a los miembros del ejército venezolano para mantener su control sobre el poder», escribió John Bolton, consejero de Seguridad Nacional de Trump, a través de su cuenta en Twitter.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento