El papel fundamental de Maduro en el enriquecimiento y poderío de las FARC

Con más poder y dinero otorgado por Maduro, las FARC y ELN se alían para aterrorizar a Colombia.

2.577
La  alianza entre los dos grupos terroristas representa un grave peligro para la seguridad de la región. (Fotomontaje PanAm Post)

Luego de varios años estableciéndose en territorio venezolano bajo el auspicio y la complacencia de la dictadura chavista, los líderes de la guerrilla colombiana FARC anunciaron que retoman las armas y que inician una «nueva etapa de lucha».

En un video publicado por internet, los guerrilleros Iván Márquez, alias «Jesús Santrich» y Hernán Darío Velásquez, alias «El Paisa», señalaron que buscarán alianzas con el grupo terrorista Ejército de Liberación Nacional (ELN), que también se encuentra refugiando en Venezuela. De hecho, de acuerdo con funcionarios de Inteligencia de Colombia, el audiovisual habría sido grabado en territorio venezolano.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

La  alianza entre los dos grupos terroristas representa un grave peligro para la seguridad nacional de Colombia y de la región. Si llegara a concretarse, las FARC y el ELN lograrían tener un ejército con por lo menos 4 000 guerrilleros. Además, ante la crisis en el país gobernado por Maduro también han logrado reclutar a jóvenes venezolanos que van engrosando las filas de estos grupos.

El “renacimiento” de las FARC es solo una muestra más del resultado de los diálogos infructuosos auspiciados por Noruega. Mientras supuestamente se negociaba la “paz” en Colombia, los grupos terroristas se reagrupaban en Venezuela. Sin embargo, Juan Manuel Santos logró su Premio Nobel, Noruega logró contratos petroleros en ese país y Colombia solo obtuvo acuerdos de impunidad. Además, como queda en evidencia, la guerrilla continuó en la ilegalidad.

Desde Venezuela, el régimen de Maduro y el presidente (e) Juan Guaidó iniciaron también un diálogo auspiciado por Noruega, mientras que ese país se convirtió en refugio de terroristas desde donde se planifica la logística para los diferentes actos criminales como el narcotráfico, el lavado de dinero, secuestros y atentados terroristas.

Lo último que se supo sobre el paradero de los líderes guerrilleros de las FARC, Jesús Santrich e Iván Márquez, fue que desde Venezuela viajaron a Cuba para luego retornar al país petrolero.

Reportes de inteligencia del Ejército de Colombia informaron que Santrich huyó a Venezuela y ahora se encuentra protegido por el ELN; mismo grupo terrorista que ha manifestado estar dispuesto a proteger a Maduro ante una eventual coalición militar contra la dictadura. Según Inteligencia colombiana, los principales líderes de ambos grupos terroristas se encuentran en Venezuela libres y sin restricciones, bajo la protección del chavismo.

Los crímenes se planifican desde Venezuela

El ELN está al servicio de Venezuela como grupo paramilitar, asumiendo prácticamente las mismas funciones que los colectivos armados del chavismo.

«El ELN se ha convertido en uno de los grupos paramilitares de Venezuela, básicamente porque están trabajando con ese Gobierno y con esa dictadura. Están apoyando en ese orden de ideas la delincuencia en las zonas con narcotráfico y con el delito del reclutamiento ilegal de menores», afirmó Francisco Barbosa, alto consejero para Asuntos Internacionales y Derechos Humanos de la Presidencia de Colombia.

De acuerdo con la organización no gubernamental de monitoreo del crimen organizado InSight Crime (IC), el ELN ha logrado instalarse en Venezuela para ejercer actividades criminales relacionadas con el ganado, el contrabando de gasolina e incluso extorsiones. En la actualidad tiene presencia en al menos 12 estados de Venezuela y, actúan en cooperación con miembros de la Fuerza Armada de este país.

Según el informe de la ONG, el ELN estaría siendo apoyado por la Fuerza Armada Nacional de Venezuela, que le estaría facilitando el ingreso al país caribeño, además de armamento y la posibilidad de interactuar con las comunidades por medio de la distribución de las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), un programa de alimentos del Estado venezolano, denominado en el reciente informe de la ONU como un mecanismo de control social al que solo acceden ciudadanos pertenecientes al partido, con el Carnet de la Patria.

El informe estadounidense presentado en junio de 2017 en Washington por el instituto American Enterprise señala que gracias a la alianza entre guerrilla y chavismo, Venezuela es ahora un centro de distribución para la cocaína producida por las FARC y otros grupos narcotraficantes.

ELN y FARC millonarios gracias al oro venezolano

La paz de la región está seriamente comprometida tras el anuncio de las FARC y su alianza con el grupo terrorista ELN, pues estos últimos han logrado enriquecerse en suelo venezolano administrando el oro explotado en ese país.

Recientemente InSight Crime publicó un informe en donde reporta que la minería de oro ilegal en Venezuela es controlada por el ELN. El cobro de diezmo (10 % de la producción) en las minas de oro han ayudado al ELN a ganar espacio y poder en el territorio venezolano y recursos para continuar financiando sus actividades criminales.

“Estas actividades de explotación y entrega de oro y coltán al Gobierno venezolano solían estar a cargo de los ‘pranes’ (criminales o exconvictos pertenecientes al crimen organizado que controlan a sangre y fuego la explotación de los recursos), pero poco a poco los disidentes de las Farc y guerrilleros del ELN que han entrado a Venezuela han ido asumiendo estos roles”, explicó el excandidato a gobernador y también exdiputado Andrés Velásquez.

Mientras el régimen de Maduro se mantenga en el poder, Venezuela será una amenaza para la paz de la región tras convertirse en refugio de estos grupos criminales y terroristas. Como señaló la periodista Sebastiana Barráez, a través de su cuenta en Twitter: «El ELN y las FARC se sienten a sus anchas operando desde Venezuela». Todo indica que para lograr la paz en Colombia será necesaria la liberación de Venezuela.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento