Venezuela e Irán firman acuerdo que afectaría la seguridad de la región

El "doble uso" que Venezuela podría darle la tecnología iraní puede ser a través de aplicaciones comerciales que a su vez puedan usarse en el ámbito militar

8.657
Especialistas advierten que puede tratarse de una alianza de índole militar y de inteligencia que fortalecería al régimen de Maduro (Instituto de Estrategia)

Irán se acerca aún más al régimen de Nicolás Maduro; esta vez con nuevos acuerdos «científicos y tecnológicos» de los cuales se conocen poco los detalles, pero que podrían convertirse en una amenaza no solo para la seguridad de Venezuela sino de la región.

La tiranía chavista señaló que se trata de planes de cooperación en «educación, nanotecnología, biotecnología e ingeniería»; sin embargo especialistas advierten que puede tratarse de una alianza de índole militar y de inteligencia que fortalecería al régimen de Maduro.

Irán y Venezuela comparten desde hace mucho tiempo cálidas relaciones diplomáticas, y ambos regímenes comparten un desprecio mutuo por Estados Unidos, que ha impuesto varias sanciones a sus respectivas economías. Este año, la segunda aerolínea más grande de Irán, Mahan Air, comenzó a ofrecer vuelos directos a Venezuela para marcar el fortalecimiento de los lazos entre los dos países; una noticia que también representó una alarma para la seguridad internacional.

Y es que la relación entre ambas naciones ha sido calificada como una amenaza para Estados Unidos, pues el régimen del país suramericano ha permitido que el grupo terrorista iraní Hezbolá utilice dicho territorio como base para expandirse por América Latina.

Joseph M. Humire, especialista en Seguridad, señaló a PanAm Post que la relación entre ambas naciones ha evolucionado con el tiempo, al punto de que se ha incrementado la presencia militar e industrial en el país suramericano.

«Venezuela en los últimos años ha firmado gran cantidad de acuerdos con Irán en el lado comercial, militar e industrial; y lo que pasa es que mucho de ese comercio puede ser una fachada para el ingreso de militares iraníes», señaló.

El especialista agregó que la preocupación mayor puede ser que dicha presencia militar impulse el doble uso de las tecnologías en manos de Pasdaran, la organización militar más grande de Irán, calificada como una organización terrorista por Arabia Saudita, Bahrein y los Estados Unidos.

Humire señaló que el «doble uso» que Venezuela podría darle a esta tecnología iraní puede ser a través de aplicaciones comerciales que a su vez puedan usarse en el ámbito militar. Agregó que en este sentido mucho se puede especular pues, la nanotecnología no solo puede usarse en la medicina sino también para crear armamentos biológicos y balísticos.

«Yo no he podido descubrir qué están haciendo con la nanotecnología, pero puedo especular que sería utilizado más por un programa de armamento contando desde misiles hasta armas de destrucción masiva, no lo puedo asegurar, pero creo que es por esa dirección es que hay que mirar, porque Irán tiene la capacidad de hacerlo, hay que recordar que el Departamento del Tesoro los llamó Los Reyes del doble uso», enfatizó.

Sospechosos acuerdos

Además del nuevo plan de cooperación firmado entre ambos países; existen algunos acuerdos que podrían calificarse como sospechosos y que representan además una amenaza para Venezuela y el mundo.

En abril de este mismo año Maduro logró que la aerolínea iraní Mahan Air inicie labores en Venezuela, a pesar de haber sido acusada de transportar equipo bélico a zonas de guerra en Medio Oriente.

El inicio de dichos vuelos se dio el mismo día que el Gobierno de Donald Trump calificó a la Guardia Revolucionaria de Irán como organización terrorista.

De acuerdo con investigaciones, la Guardia iraní es la que controla la aerolínea que inició operaciones en Venezuela, y además es conocida como portadora de armas. De hecho, países como Alemania y Francia prohibieron sus vuelos, mientras que Estados Unidos la sancionó en 2011.

En 2015 la revista Veja publicó un reportaje en el cual asegura que el vuelo creado para cubrir la ruta Caracas-Damasco-Teherán entre 2007 y 2010 se utilizaba para transportar dinero malhabido, armas, drogas y criminales solicitados por la Interpol.

De acuerdo con testimonios de exfuncionarios venezolanos exiliados en Estados Unidos, el vuelo operado en conjunto por las aerolíneas estatales Conviasa, de Venezuela, e Iran Air “viajaba casi siempre vacío” y se pagaba con actividades ilícitas.

La presencia de Hezbolá

Estados Unidos ha emitido decenas de informes en los que advierte que el país suramericano se ha convertido en una amenaza para la seguridad de la región, tras conocerse las alianzas y cooperaciones por parte del pooder Ejecutivo de Venezuela y líderes del grupo terrorista islámico.

En el libro Búmeran Chávez se revela, de acuerdo con testimonio de Rafael Isea, entonces viceministro de Finanzas y presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes), quien estuvo presente en la reunión que se realizó en Damasco en el año 2007, entre Maduro, para entonces ministro de Relaciones Exteriores, y el jefe de Hezbolá, Hassan Nasrallah, líder del grupo terrorista; se firmó un pacto que amparaba actividades de narcotráfico, blanqueo de dinero, suministro de armas y entrega de pasaportes, así como el despliegue de células de esa organización radical chiíta en Venezuela.

Pero hay más pruebas de que el chavismo ha decidido aliarse con el grupo terrorista. Un reportaje del diario ABC de España reveló que entre 2008 y 2012, aproximadamente 173 individuos provenientes de Siria, Líbano, Jordania, Irak e Irán se registraron como ciudadanos venezolanos para facilitar su participación en el negocio del narcotráfico y ayudar en el transporte de la droga.

En 2015 un funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), identificado como Misael López Soto, quien supuestamente fue consejero de la embajada venezolana en Irak, confesó que fue testigo de que el Gobierno venezolano entregó documentos diplomáticos a terroristas del Medio Oriente.

Las declaraciones de López Soto coinciden con las capturas de ciudadanos a quienes se les han encontrado pasaportes venezolanos. En 2003 fue detenido Hasil Mohammed Rahaham-Alan, quien viajaba con un presunto pasaporte venezolano, llegó en un vuelo de British Airways al aeropuerto de Heathrow, muy cerca de Londres. Su vuelo partió de Caracas e hizo escalas en Colombia y Barbados. Con él llevaba una granada en su equipaje, lo que ameritó la evacuación del terminal y el movimiento de militares.

El Centro para una Sociedad Libre Segura (SFS, por sus siglas en inglés), con sede en Washington, publicó en 2014 un trabajo titulado: Canadá en guardia: evaluando la amenaza de Irán, Venezuela y Cuba a la seguridad inmigratoria. Allí los autores aseguran que Venezuela emitió al menos 173 pasaportes venezolanos a islamistas radicales que buscaban entrar a Norteamérica.

Los autores de este informe vinculan a Tareck El Aissami, quien estuvo al frente del Ministerio de Interior entre 2008 y 2012, y presuntamente habría creado una red de lavado de dinero para encubrir el financiamiento a grupos extremistas del Medio Oriente. Además, aseguran que durante años El Aissami ha estado ingresando terroristas iraníes a Venezuela

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento