Crisis migratoria no para: Colombia registra 1,6 millones de venezolanos

Los venezolanos continúan abandonando su país al no encontrarse en el 2019 solución a la usurpación de Maduro en el poder.

778
Según Migración Colombia, 719.189 están de forma regular en el país y 911.714 son irregulares. (EFE)

Mientras la crisis económica, política y social se profundiza en Venezuela, la estampida migratoria no para, a tal punto que ya en Colombia la cifra actualizada es de 1,6 millones de venezolanos en ese país.

A pocos días de que se termine el año 2019, Migración Colombia publicó un informe en el que hasta el 31 de octubre la cantidad de venezolanos habría aumentado. Según el organismo, 719 189 están de forma regular en el país y 911 714 son irregulares.

Para presentar la cifra, Migración Colombia cruzó los registros administrativos del Sistema de Información de Registro de Extranjeros (SIRE), del Permiso Especial de Permanencia (PEP), las entradas migratorias y el Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos (RAMV).

Por su parte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) también señaló que más de 4,5 millones de venezolanos han huido de la devastadora crisis de su país.

“Mientras no haya una solución política interna estable en Venezuela, la gente que se siente en situaciones de carencias extremas va a seguir saliendo a razón de entre 4 000 y 5 000 diarios. Nosotros tenemos que prepararnos como región para un fenómeno de migración forzada que presiona las estructuras públicas de atención en salud, en educación y sobre todo la capacidad de oferta de trabajo”, señaló Eduardo Stein, representante especial para Venezuela de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Acnur.

Puntualizó que “si los flujos (de migrantes venezolanos) siguen como van, podríamos llegar a finales de 2020 a cerca de 6,4 millones de personas. O sea, sí superaría las cifras del fenómeno sirio. Con dos diferencias importantes. La gente está saliendo de un país que no está en guerra y de un país que tiene las reservas probadas de petróleo más grandes del mundo”, sentenció.

Si se profundiza la crisis en Venezuela y Nicolás Maduro se mantiene en el poder, lo más probable es que la cifra de emigrantes se multiplique y con ello también lo haga la cantidad de niños abandonados en el país.

David Smolansky, coordinador en la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de refugiados venezolanos, señaló que según las proyecciones, el 2019 cerrará con cinco millones de refugiados venezolanos y que para finales del año próximo la cifra podría aumentar a unos ocho millones.

“La migración forzada venezolana es la más grande de la región y la segunda del mundo, solo superada por la de Siria (…) pero después de estar en Bruselas entendí que para nosotros la salida de Maduro es elemental, pero no significa que para el resto del mundo lo sea”, aseveró.

Las declaraciones de Smolansky coinciden con las de Eduardo Stein, representante especial conjunto de la Agencia de la ONU para Refugiados (Acnur), quien señaló que a medida que se profundiza la grave crisis económica, política y social en Venezuela, también aumenta el flujo de migrantes.

Crisis venezolana se invisibiliza

En una entrevista para la agencia de noticias Deutsche Welle, Olga Sarrado, portavoz de Acnur mostró preocupación porque el éxodo venezolano se profundiza y pareciera que la solución para el país se aleja cada vez más.

Sarrado reveló que se trata del «desplazamiento interno más grande de la historia reciente de América Latina», el cual podría superar en 2020 los 6,5 millones de refugiados venezolanos en el mundo.

Hasta ahora solo se ha logrado recaudar el 30 % de todo el dinero que se necesita para cubrir las necesidades de los más de cuatro millones de venezolanos que han huido de la dictadura liderada por Nicolás Maduro.

«Hay cerca de 3 000 a 5 000 venezolanos que continúan saliendo cada día de su país, y cada vez en una situación de mayor vulnerabilidad, con más necesidades de acceso a la salud, a los alimentos y a la educación, y con altos niveles de trauma y estrés por la inseguridad y la violencia que están dejando atrás», señaló.

«Lo que nos preocupa es que, a pesar de la magnitud que tiene, se está invisibilizando. Los países en la región han mostrado una gran generosidad al abrir sus puertas, y hay una voluntad política para acoger a los venezolanos, a fin de que tengan sus derechos básicos cubiertos, pero se necesita más apoyo de la comunidad internacional, no solo para los venezolanos, sino también para los países que los están recibiendo, para que puedan mantener esa solidaridad», señaló.

En la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela Acnur especifica que para cubrir los requerimientos básicos de los refugiados se necesitan 737 611 378 de dólares, y que hasta el momento solo se ha cubierto el 30 %.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento