Maduro anuncia nueva reunión del Foro de Sao Paulo en Caracas

Las reuniones de la izquierda en la región han servido para planificar la desestabilización de los Gobiernos democráticos

1.725
Maduro señaló que el encuentro se llevará a cabo los días 22, 23 y 24 de enero y servirá «para revisar planes y acciones» para el año que comienza (AVN)

Una nueva amenaza para la seguridad de la región reposa sobre Venezuela luego de que Nicolás Maduro anunciara que se realizará en Caracas el Foro de Sao Paulo, evento que ha servido para reunir a la izquierda y planificar la desestabilización política y social de América Latina.

Maduro señaló que el encuentro se llevará a cabo los días 22, 23 y 24 de enero y servirá «para revisar planes y acciones» para el año que comienza.

Que la tiranía en Venezuela anuncie nuevas reuniones debe suponer una fuerte amenaza para los países de la región luego de que quedara en evidencia que dichas reuniones se han convertido en escenario de conspiración contra los gobiernos democráticos.

Todo indica que el verdadero objetivo es acabar con el Grupo de Lima, desmantelar a la Organización de los Estados Americanos (OEA) con nuevos gobiernos de izquierda, y de no lograrlo, desestabilizar por medio del uso de la violencia a países democráticos y a gobiernos de derecha.

Millones de dólares para organizar a la izquierda

En julio de 2019 se llevó a cabo en Caracas el Foro de Sao Paulo, el cual reunió a cientos de representantes de izquierda que apoyan a la tiranía de Maduro; una convocatoria que le costó a Venezuela al menos 200 millones de dólares.

Mientras el país suramericano enfrenta una crisis humanitaria sin precedentes, el régimen gasta esa millonaria cifra, que podría usarse en salvar la vida de cientos de venezolanos que están en riesgo de muerte por la falta de tratamientos. La prioridad de la tiranía es congregar a cientos de comunistas con prontuario y perpetradores de derechos humanos.

El Foro en dicha oportunidad albergó a 800 delegados; entre ellos una delegación de las FARC, que consiguió permiso para salir de Colombia gracias a una carta que habría enviado el chavista Diosdado Cabello a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

En las últimas semanas han surgido graves evidencias de que la tiranía de Nicolás Maduro y la de Cuba con la ayuda de la izquierda y gobiernos socialistas de la región, han buscado desestabilizar la paz de América del Sur enviando a personas a participar de manera violenta en las diferentes protestas, hasta el punto de otorgar pasaportes a presuntos terroristas.

En noviembre se conoció que el Gobierno de Colombia expulsó a 60 venezolanos que estarían involucrados en acciones que pondrían en riesgo el orden público y la seguridad nacional.

Pero además, el mismo director de Migración Colombia, denunció que la tiranía otorgó pasaportes venezolanos a extranjeros que podrían estar ligados al terrorismo internacional.

Hasta ahora Bolivia, Ecuador, Chile y Colombia han logrado expulsar a decenas de venezolanos involucrados con las protestas violentas y la desestabilización de la región; todos presuntamente pagados y auspiciados por la tiranía de Nicolás Maduro.

«Para ganar dentro de Venezuela, hay que tomar acciones fuera de ella»

Joseph Humire, especialista en Seguridad internacional y director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura ha señalado a PanAm Post que «para ganar dentro de Venezuela, hay que tomar acciones fuera de ella».

Para el especialista Cuba y Venezuela son herramientas utilizadas para expandir redes desestabilizadoras; y agregó que cree se está levantando una matriz de opinión sobre el Foro de Sao Paulo con la verdadera intención de ocultar a los verdaderos culpables de la desestabilización política y social en la región.

«Para mí Cuba y Venezuela son herramientas que están siendo utilizadas en un rompecabezas geopolítico mucho más grande que tiene sus piezas en Europa, Asia y Medio Oriente», sentenció.

Las declaraciones de Humire coinciden con las revelaciones de Meduza, un medio ruso exiliado en Letonia con el fin de poder ejercer «con libertad», el cual informó que Rusia tiene «60 mercenarios que realizan tareas especiales en el país suramericano y que fueron encargados para trabajos como reclutar informantes en partes peligrosas de Caracas».

Entre las tareas que sí estarían relacionadas con apoyar al régimen de Maduro estaría en trabajo de entrenamiento a miembros de la milicia y colectivos chavistas; que son grupos civiles armados por la dictadura para defender «la revolución».

Estos grupos entrenados por especialistas rusos estarían saliendo del país para participar en manifestaciones violentas en países como Colombia, Bolivia, Ecuador y Chile.

Humire señaló que para él «la migración de venezolanos está siendo utilizada como una arma de guerra de cuarta generación» para atentar contra la seguridad de la región.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento