Sobornos de Maduro a periodistas y diputados serán denunciados ante la CIDH

El Colegio Nacional de Periodistas informó que sus representantes recibieron ofertas de altas sumas de dinero para favorecer a Luis Parra, ficha de Maduro

El régimen de Nicolás Maduro estaría utilizando al diputado Luis Parra como ficha para lograr una Asamblea Nacional «a su medida» a través de la Operación Alacrán. (EFE)

Continúa la «Operación Alacrán» en Venezuela, que consiste en el soborno de miembros de la oposición por parte del régimen de Nicolás Maduro. En esta oportunidad el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) denunció que el usurpador Luis Parra ofreció grandes sumas de dinero a comunicadores para obtener apoyo público.

En un comunicado la CNP informó que sus representantes recibieron llamadas de la directiva ilegal y usurpadora de la chavista Asamblea Nacional (AN) para darle legitimidad al poder legislativo.

Por su parte, la diputada opositora Delsa Solórzano denunció que «la Operación Alacrán» continúa con sobornos a dirigentes regionales de partidos políticos para lograr un Parlamento paralelo y a conveniencia de la tiranía chavista.

Solórzano, fundadora del partido Encuentro Ciudadano, aseveró que cuenta con pruebas de sobornos por parte del chavismo que buscan dividir el seno de los partidos opositores. Destacó que el régimen de Maduro utiliza esta táctica para comprar a los militantes más vulnerables e iniciar procesos de apropiación de las organizaciones políticas a través de sentencias del Tribunal Supremo de Justicia de la tiranía.

“Tenemos pruebas diversas, fotos, videos, grabaciones que por proteger a nuestra gente no van a ser presentadas al público (…) todas estas pruebas estarán siendo consignadas el día de hoy ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para pedir medidas especiales de protección para nuestros dirigentes”, detalló.

Recientemente, se conoció que dos políticos regionales se habrían juramentado ante el usurpador Luis Parra para formar parte del quorum de la Asamblea usurpadora. Se trata de Edmundo Prieto y Amanda Linares, quienes a pesar de no ser diputados pretenden ejercer dicha función. Prieto quedó como cuarto en lista por el estado Nueva Esparta, mientras que Linares de tercera por el estado Cojedes. No fueron electos ni como diputados ni como suplentes debido a que los principales se mantienen ocupando sus curules en la legítima Asamblea Nacional de Venezuela, presidida por el presidente (e) Juan Guaidó.

Aunque algunos medios de comunicación han asegurado que Prieto forma parte de la opositora Fracción 16 de julio, Omar González, miembro de dicho grupo, le dijo al PanAm Post que esa información es falsa, y aseguró que Prieto nunca ejerció ni se juramentó como diputado, por lo que es imposible que sea asumido como tal. Tampoco es militante del partido Vente Venezuela.

Recuento

El pasado 5 de enero la policía antimotines leal a Maduro le impidió a Guaidó y a otros legisladores de oposición acceder al Parlamento. La primera sesión del año era clave para Guaidó, que se esperaba ser reelecto como líder de la AN para un segundo mandato.

Mientras Guaidó se quedaba fuera, el legislador Luis Parra, quien habría negociado con el chavismo, juró el cargo de presidente del Parlamento de manera ilegítima y sin el quorum reglamentario.

Más tarde, Guaidó y los legisladores de la oposición celebraron la elección en la que obtuvo 100 votos de respaldo. Sin embargo, lo hizo en la sede del diario El Nacional debido a la imposibilidad de ingresar al Palacio Federal Legislativo.

Ahora la oposición venezolana debe lidiar con unos diputados que intentaron usurpar el poder y con la ilegítima Constituyente presidida por Diosdado Cabello. Por lo que con el paso de los días a Guaidó se le complica aún más sesionar en la sede del Parlamento, desde donde venía ejerciendo su cargo.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento