NYT pone a Evo Morales como el villano de su propia novela

5
Los bolivianos llevan meses pegados a los medios para enterarse de cada nuevo episodio del drama protagonizado por Evo Morales y Gabriela Zapata. (El Español)
Los bolivianos llevan meses pegados a los medios para enterarse de cada nuevo episodio del drama protagonizado por Evo Morales y Gabriela Zapata. (El Español)

El diario norteamericano The NewYork Times dedicó su editorial de este jueves 27 de mayo al drama protagonizado desde hace tres meses por el presidente de Bolivia, Evo Morales y su examante Gabriela Zapata, y toda la controversia generada a raíz de la supuesta existencia de un hijo entre ambos y la influencia que el escándalo tuvo en los resultados del referendo consultivo que le impidió al mandatario postularse para un nuevo período presidencial.

El rotativo recuerda que el primer episodio del drama de la vida que tiene a Morales y Zapata como protagonistas salió a la luz pública días después del referendo, en febrero, cuando las autoridades bolivianas encarcelaron a la ex del mandatario, acusándola de tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito mediante jugosos contratos de una empresa china para la que la dama trabajaba.

“Si el actual escándalo político de Bolivia fuera una telenovela, podría llamarse ‘El exnovio despiadado”. Así comienza su editorial NYT, en el cual asegura que la trama consiste en que ella (Zapata) busca desenmascarar a Morales como un monstruo, pero donde él está dispuesto a hacer prácticamente lo que sea para aferrarse al poder, aunque esto suponga encarcelar a su examante.

 

Las líneas del editorial surgen a propósito del anuncio del mandatario boliviano de que realizará un nuevo referendo para insistir en su capricho de eternizarse en la presidencia de Bolivia, pues Morales aseguró que la consulta de febrero la había perdido a consecuencia de “las mentiras” difundidas en el caso Zapata. El pasado martes el Presidente habría dicho: “En el segundo tiempo veremos quién es quién”.

“Gastar millones de dólares en un nuevo referendo representaría un abuso de poder y un insulto a los bolivianos que ya decidieron que el país necesita nuevos líderes. Otra campaña electoral no detendrá ni las noticias ni las revelaciones desconcertantes, lo cual seguirá desprestigiando a un hombre que lleva en el poder más que cualquier otro mandatario en el hemisferio”, dice el diario norteamericano en su editorial.

Para los bolivianos, que llevan meses pegados al drama de la expareja presidencial, todavía no están claras las circunstancias en las que Gabriela Zapata supuestamente hizo uso de su poder como amante de Morales para ganar jugosos contratos para la empresa que trabajaba, ni del todo esclarecido el tema de la existencia del supuesto hijo de ambos.

Lo cierto es que Zapata a anunciado en entrevistas concedidas a medios bolivianos que revelará más información relacionada con el surgimiento político de Evo Morales y otras informaciones que lo comprometen a él y otros funcionarios importantes de su Gobierno.

Sin embargo, mientras Zapata lanza sus amenazas, desde el Congreso de Bolivia el mandatario busca la aprobación de leyes que regulen los medios de comunicación y el uso de las redes sociales, que según él, también fueron responsables de su derrota en el referendo del pasado 21 de febrero.

“Aunque no está claro cuál será el último capítulo de este drama, de esto no queda la menor duda: el encubrimiento por parte de Morales y sus secuaces es peor que el crimen”, cierra el rotativo su columna editorial.

Fuente: The NewYork Times.

 

Comentarios