Francia inicia al fin evacuación de inmigrantes de la “Jungla de Calais”

0
Unos 1.250 policías y otros tantos funcionarios y voluntarios humanitarios han logrado embarcar a un millar de personas deseosas de abandonar este infierno (Ok Diario)
Unos 1.250 policías y otros tantos funcionarios y voluntarios humanitarios han logrado embarcar a un millar de personas deseosas de abandonar este infierno (Ok Diario)

Fabienne Buccio, prefecta de Paso-Norte de Calais, dijo que el pasado lunes fue un día histórico, porque se inició en Francia la operación de evacuación de la “Jungla de Calais”.

Este nombre fue empleado por los medios de comunicación, para referirse a un campamento provisional ubicado en las cercanías de Calais. El mismo se levantó después de la crisis de refugiados en Europa en 2015. Aproximadamente más de un millar de personas residían en el campamento.

Las condiciones en las que vivían estas personas son deplorables. Ellos mantienen su deseo de cruzar el mar hasta el Reino Unido y unos 1250 oficiales de la policías, más voluntarios humanitarios y funcionarios han logrado embarcar a estos seres que añoran abandonar ese infierno.

El gobierno socialista de François Hollande asumió esta operación que no será fácil: poder acabar con un problema que ha ido en aumento.

El Ministro de Interior dijo horas después que comenzó la evacuación que: “Todo está planeado para que Francia esté a la altura” y que este proceso durará más o menos una semana y se estiman sacar del lugar a los 6.484 migrantes.

A los extranjeros los informaron hasta con dibujos para que conocieron cómo sería el proceso de la operación y conocieran sus derechos. Muchos de ellos formaron las filas antes del amanecer y a las ocho en punto abordaron los autobuses. Los funcionarios se encargaron de distribuirlos en filas, entre adultos solos, familias y menos no acompañados. Este procedimiento se mantendrá así por los próximos días.

Por primera vez en muchos meses, cientos de pobladores, finalmente podrán dormir cubiertos y lejos de la húmeda, fría y peligrosa duna de Calais.

El portavoz del ministerio de Interior Pierre-Henry Brandet, dijo que consideran que hasta el momento lo “han hecho bien”, pero que igualmente se debe esperar al final. También recalcó el tema de que hay que evitar que se repita esta situación en cualquier otro lugar de Francia.

 

Esta operación fue una promesa de Hollande y se hizo a seis meses de las elecciones.

El país señala que para nadie es un secreto que Calais es un símbolo político de inmigración y “un arma que ayuda a la política interna”.

Mientras que la alcalde de este estado, Natacha Bouchart, dijo que: “Es injusto que se haya aprovechado la situación para atacar al Gobierno que está solucionando el problema de manera ordenada”.

Desde que en el 2003 se cerró el campo de Sangatte, Calais se convirtió en el punto de encuentro de los migrantes. Quienes según datos oficiales, muchos de ellos, por no decir la mayoría, tenían derecho al asilo.

Fuente: El País 

 

Comentarios