Chile declaró en alerta sanitaria a tres regiones por acumulación de basura

6
Se decretó la alerta sanitaria en tres regiones de Chile por la acumulación de basura. La huelga que mantienen los empleados públicos para obtener mejoras salariales comienza a causar estragos en el país sudamericano (Veoverde)
Se decretó la alerta sanitaria en tres regiones de Chile por la acumulación de basura. La huelga que mantienen los empleados públicos para obtener mejoras salariales comienza a causar estragos en el país sudamericano. (Veoverde)

El pasado jueves, el Ministerio de Salud de Chile (MINSAL), decretó alerta sanitaria por la cantida de basura en las calles en tres regiones: Santiago, Biobío y Valparaíso.

La entidad asegura que son toneladas de desperdicios las que están acumuladas e indica que se debe a una huelga que mantiene activa el sector público por demanda del aumento de los sueldos y que continuará por tres semanas más.

La ministra de Salud, Carmen Castillo, en relación a la protesta que también afecta el sector sanitario, señaló que “Ojalá se deponga el paro, porque lo que nosotros estamos viendo es que lamentablemente esto está afectando a la gente que más nos necesita”.

El MINSAL argumenta que esa alerta se decretó para poder asegurar la continuidad de las atenciones en los establecimientos asistenciales. Con respecto a la región metropolitana de Santiago, el retiro de basura favorecería a casi siete millones de habitantes.

Estas huelgas se deben a la demanda que aplican los funcionarios que se congregan en la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) y exigen un reajuste del 7 % y otros bonos. A pesar de ello, el gobierno les ofrece solamente el 3,2 % y aseguraron que no la modificará por las condiciones económicas del país.

Algunos de los servicios públicos necesarios interrumpieron parcial y completamente sus actividades después del inicio de esta huelga desde comienzos de noviembre. Hospitales y clínicas del Estado suspendieron 5.000 cirugías que ya estaban programadas. También 16.000 consultas que no fueron atendidas a nivel nacional porque el personal se encontraba en huelga.

 

Finalmente, Michelle Bachelet, la presidenta de Chile, solicitó a los empleados públicos que volvieran a sus actividades diarias, debido a la decisión del gobierno en la Cámara de Diputados de no aumentar el salario.

Fuente: DW

Comentarios