Uruguay negociará con Shell nueva planta de gas natural ante negativa de Argentina

1
El embajador argentino en Uruguay, Guillermo Montenegro, reafirmó que su país tiene interés por una parte de los excedentes (Wikipedia)
El embajador argentino en Uruguay, Guillermo Montenegro, reafirmó que su país tiene interés por una parte de los excedentes (Wikipedia)

El gobierno Uruguayo pretende negociar con Shell el proyecto de la planta regasificadora, ya que desde Argentina no hay buenas señales y se ven obligados a comprar excedentes de gas natural.

Anteriormente, estas dos naciones intentaron asegurar la compra en una futura planta, pero esos esfuerzos no prosperaron.

Recientemente esta concreción del nuevo proyecto va a depender de este nuevo acuerdo que posiblemente se pueda cerrar con la multinacional Shell. Esta fue la única compañía que se presentó ante un llamado vinculante y emergente que culminó hace varias semanas.

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, en una conferencia de prensa en su gira por España, dijo que todo va a depender de las conversaciones y acuerdos que lograr tener con Shell.

A finales del octubre el presidente de Argentina, Mauricio Macri, se reunió con Vázquez y no concretaron ningún acuerdo. Ahí Uruguay le planteó a su homólogo que se comprometiera por medio de un contrato a que comprara todos los excedentes de gas con un plazo por mínimo 10 años, sin embargo, esa propuesta no encajaba del todo con los planes de política energética que tiene Argentina.

Por el lado de Macri, ofrecieron comprar gas, únicamente en los momentos extremos y por un lapso no mayor a cinco años. Por ello, las autoridades argentinas indicaron que con ese plazo y a partir de los yacimientos de hidrocarburos descubiertos recientemente, se podrán cumplir las demandas sin problema alguno.

 

Vázquez a través de la página web presidencial dijo que “en esa condición de vender solamente por los picos que ellos necesiten y por cinco años, los números, así en esas condiciones a Uruguay no le cierran. Este gobierno no está dispuesto a transitar aventuras que pongan en riesgo los equilibrios macroeconómicos que el país tiene”.

Guillermo Montenegro, embajador argentino en Uruguay, señaló que su país sí tiene interés por una parte de los excedentes pero que “hay que ver si esa parte que puede comprar Argentina le justifica a Uruguay hacer una inversión o no”.

Con este escenario, el resultado de las negociaciones con Shell van a ser claves y de suma importancia para determinar si es viable continuar con el proyecto en las condiciones que está planteado.

Fuente: El Observador

Comentarios