“Ego” Morales: el museo que se autoregaló el presidente de Bolivia con dinero público

33
Es el “museo más grande y moderno” de Bolivia, según dijo la ministra de Cultura, Vilma Alanoca, Morales inauguró el museo con lágrimas en los ojos, proclamando que “Esta fecha marcará la historia. Este museo es patrimonio de los que lucharon por la liberación de nuestro pueblo” (Semana)
Es el “museo más grande y moderno” de Bolivia, según dijo la ministra de Cultura, Vilma Alanoca, sobre el museo de Evo Morales. (Semana)

“Ego” Morales, así es llamado el presidente boliviano en tono burlón por parte de sus adversarios después que construyera un museo de 7.1 millones de dólares con el fin de “glorificar” la historia de su vida.

En su columna de opinión del día viernes 10 de febrero, en el Nuevo Herald, Andrés Oppenheimer calificó a Morales como un populista autoritario que fue elegido en el año 2005 y que el pasado 5 de febrero lideró la inauguración de su museo en su remota aldea natal Orinoca. El edificio se llama Museo de la Revolución Democrática y Cultural, pero es conocido popularmente como “El museo de Evo”.

Según varios medios de comunicación, el edificio fue construido con fondos del gobierno, en otras palabras, con dinero de los ciudadanos. En dichas instalaciones se exhibe una estatua del tamaño real del presidente; además, tiene diversos retratos de líderes mundiales y certificados de doctorados en varias universidades, pese a que Morales nunca terminó sus estudios de secundaria. También se exponen camisetas de sus colecciones de fútbol y recuerdos de su niñez, como una trompeta.

Vilma Alanoca, ministra de la Cultura, quien estuvo en la inauguración del museo, afirmó que es “el museo más grande y moderno” de Bolivia, y con lágrimas en los ojos proclamó que “Esta fecha marcará la historia. Este museo es patrimonio de los que lucharon por la liberación de nuestro pueblo”.

Es importante resaltar que el pueblo de Orinoca se encuentra en una zona remota y solamente tiene 900 habitantes, de los cuales el 90 % vive en la pobreza, según un informe del 3 de febrero de Associated Press; y a pesar de ello, se gastaron 7,1 millones de dólares.

Adicional a la construcción del nuevo museo, existen otros gastos destinados a la autopromoción de Evo. Para el 2015, el Ministerio de Comunicaciones publicó un libro en donde se plasman los poemas que ha escrito Morales, que tiene como título El proceso de cambio hecho verso.

 

Esta edición fue publicada un poco después de un escándalo por un himno militar hecho en alabanza de Evo Morales y escrito por oficiales de ejército. Posteriormente, el alto mando militar tuvo que aclarar que esta no fue una canción oficial obligatoria.

En el 2014, el gobierno distribuyó parte de otro libro, esta vez para niños, titulado Las aventuras de Evito, en donde se glorifica la infancia del presidente. Adicionalmente, esta edición incluye ilustraciones llamadas Evito juega al fútbol y Evito va a la escuela.

A pesar de estos gastos innecesarios, el mayor acto de egocentrismo de Evo Morales ha sido la manipulación de la constitución de Bolivia para mantenerse indefinidamente en el poder.

Según el documento con mayor importancia del país, los presidentes solo pueden estar sirviendo sus labores en dos mandatos consecutivos, sin embargo, Morales le solicitó al Tribunal Constitucional que se le permitiera postularse para un tercer mandato en el 2014. Para el 2016 se estuvo celebrando un referéndum para permitirle postularse para el cuarto mandato en el 2019.

A pesar del uso masivo de los recursos estatales, el exilio forzado de los líderes opositores, Morales perdió el referéndum el 21 de febrero del 2016.

Fuente: El Nuevo Herlad

Comentarios