Gobernador mexicano Javier Duarte contó con ocho cómplices para lavar al menos US$25 millones

1
Javier Duarte
Los delitos cometidos por Javier Duarte y el resto de imputados son considerados como graves y podrían alcanzar hasta 20 años de cárcel. (Proceso)

Este miércoles la Fiscalía General de México reveló el nombre de ocho personas que están siendo acusadas junto con el gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte, de lavar dinero por medio de empresas fantasma además pesa sobre ellos el cargo de delincuencia organizada.

El diario mexicano Animal Político en una investigación conjunta con el noticiero 10 en Punto informaron que dentro de los implicados se encuentran desde un amigo de Duarte, a quien este nombró como “heredero de todos sus bienes” hasta una mujer de escasos recursos a quien le fue embargado un departamento por una deuda que sostiene con un banco.

Los nombres de las personas que están siendo acusadas de ser parte de la red de lavado de dinero de Javier Duarte son: Moisés Mansur Cysneiros, José Juan Janeiro Rodríguez, Rafael Gerardo Rosas Bocardo, Santa Bartodo Acuña, Miguel Velázquez Nieva, Javier Nava Soria y las ya detenidas el pasado martes: Nadia Isabel Arzate Peralta y Elia Arzate Peralta.

La Fiscalía mexicana consideraría a Javier Duarte como el principal beneficiado de esta red de personas seguido de Moisés Mansur Cysneiros.

Cysneros es empresario del estado de Veracruz y fue denunciado por presuntamente constituir empresas fachadas del giro inmobiliario por medio de las cuales se filtraban los recursos públicos en inversiones de ese rubro en Estados Unidos.

Por otra parte, destacan Juan José Janeiro y Rafael Gerardo Rosas Bocardo, quienes seguían instrucciones de Mansur y las autoridades mexicanas suponen que habrían invertido dinero en un rancho, cuya transacción involucró más de US$250.000 cuyo origen es desconocido aún.

El resto de involucrados son personas que habrían colaborado como accionistas, contadores o representantes legales que habrían desviado recursos públicos para posteriormente invertirlos por medio de firmas fantasma.

Respecto a Nadia Isabel Arzate y Elia Arzate Peralta detenidas el pasado martes, la Fiscalía mexicana ha revelado que “no hay registro de que tengan actividad laboral alguna que justifique su supuesto perfil empresarial” e incluso, una de ellas, Nadia Isabel, fue embargada por deudas con un banco.

 

Así operaron

Según la Fiscalía mexicana, este grupo de personas trabajó para encubrir y desviar al menos US$25 millones que fueron desviados de los fondos públicos de la administración del estado de Veracruz.

Investigaciones de las autoridades han revelado que durante varios meses, la gubernatura de este estado desvió el dinero público en contratos con al menos 35 empresas fantasma, a quienes se contrataba para operaciones simuladas, posteriormente se les “pagaba” con dineros que luego eran desviados a otras dos compañías que “lavaban” su origen en nuevas inversiones y es justo detrás de estas dos empresas que operaba Duarte y el resto de las ocho personas imputadas.

Luego, el dinero era utilizado para comprar varias propiedades que iban desde inmuebles en Estados Unidos, hasta ranchos o terrenos en la República mexicana.

La Fiscal General, Arely Gómez confirmó que ya se han girado órdenes de aprehensión contra estas personas desde el pasado fin de semana, habiendo capturado ya a solamente dos.

Los delitos de los que las nueve personas, incluído Javier Duarte, son considerados como graves, y la pena que podrían alcanzar sería hasta de 20 años de cárcel si son encontrados culpables.

Fuente: Animal Político

Comentarios