Guerra por vacío de poder desgarra al Cártel de Sinaloa, el que fuera el más poderoso del mundo

18
Cártel de Sinaloa
“El Mayo” Zambada, “El Güano” Guzmán y los Dámaso (hijo y padre) se disputan el Cártel de Sinaloa debilitando su estructura y cediendo el paso al Jalisco Nueva Generación. (Flipboard)

Una guerra dentro del Cártel de Sinaloa entre Aureliano Guzmán “El Güano”, los Damaso y los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, han marcado la debacle de esta organización delictiva que tiene ya 27 años de operaciones y que llegó a ser considerada la más poderosa del mundo.

Y es que tras la captura de Dámaso López Núñez “El Licenciado” se evidenció un Cártel de Sinaloa fracturado lo que da como resultado que cárteles como  Jalisco Nueva Generación (CJNG), pase a ser la organización más poderosa tanto dentro de México como a nivel mundial.

Esta batalla interna comenzó con la recaptura del exlíder de esa organización, Joaquín “El Chapo” Guzmán en enero de 2016 y se agudizó con su extradición el pasado mes de enero del presente año.

Ismael “El Mayo” Zambada, fundador del Cártel de Sinaloa, apoyó a Iván Archivaldo Guzmán y a Alfredo Guzmán Salazar, hijos del “Chapo”, para que resistieran los ataques de su tío “El Guano” Guzmán. Los hijos del “Chapo” eran considerados los herederos del control del cártel sinaloense, sin embargo su tio comenzó a reclamar parte del control de dicha organización criminal y aún sigue en la búsqueda de este.

 

Por otro lado, Dámaso López Núñez “El Licenciado”, que fue detenido este martes, en conjunto con su hijo Dámaso López Serrano “El Mini Lic”, forman parte de otra estructura que busca obtener el control del Cártel de Sinaloa.

El grupo de los Dámaso es conocido por su poder armamentístico, logístico y operativo, y prueba de ello es la emboscada que habrían ejecutado en contra de los hijos del “Chapo” cuando estos se dirigían a una reunión con “El Mayo” Zambada.

Los Dámaso han sido apoyados por el Cártel del Golfo, Los Zetas, La Familia Michoacana, el Cártel de Tijuana, el de Juárez, así como por los Caballeros Templarios y Los Beltrán Leyva, es por eso que el Cártel de Sinaloa tomó fuerza y comenzó la guerra por el control de “plazas” como Coahuila, Chihuahua, Baja California, Sonora, Jalisco, Nayarit, Colima, Durango y el mismo Sinaloa en donde ya tienen el poder.

Si bien es cierto, hay tres grupos plenamente identificados que luchan por el poder del Cártel de Sinaloa, aún no se sabe qué postura tomarán los cuatro miembros de este que se fugaron el pasado mes de marzo del Centro Penitenciario Aguaruto de Culiacán, Sinaloa ya que a todos se les ha vinculado con “El Mayo” Zambada.

Fuente: El Universal

Comentarios