Colombia integra esfuerzo financiero para el “día después” de Venezuela

Este plan ha sido denominado “el día después” donde los países participantes unirán esfuerzos financieros con el fin de mejorar las condiciones de vida de sus habitantes ante la crisis y hambruna que padecen

4.891
PanAm Post consultó a varios expertos en relaciones bilaterales sobre el salvavidas financiero hacia el país vecino y la posible participación de Colombia en este proceso. (Archivo)

Colombia hará parte de un bloque internacional que pretende reconstruir la economía venezolana luego de que el régimen de Nicolas Maduro abandone el poder, este plan ha sido denominado “el día después” donde los países participantes unirán esfuerzos financieros con el fin de mejorar las condiciones de vida de sus habitantes ante la crisis y hambruna que padecen.

PanAm Post consultó a varios expertos en relaciones bilaterales sobre el salvavidas financiero hacia el país vecino y la posible participación de Colombia en este proceso.

“Lamentablemente la situación que vive Venezuela ha hecho prácticamente imposible que la reconstrucción del país se pueda ejecutar desde el mismo territorio venezolano”, dijo Ronal F Rodríguez, Politólogo, internacionalista, e investigador Observatorio de Venezuela de la U del Rosario.

Para el experto, el régimen de Maduro se niega a reconocer que el país está enfrentando una crisis política, económica ya en un nivel humanitario. Y que, además de esto, se niega a reconocer los problemas en materia de desabastecimiento, no solamente de alimentos de la canasta básica sino incluso de medicamentos que han puesto en riesgo la salud de los venezolanos y de ciudadanos del continente.

“Colombia está dispuesto a hacer parte de este proceso y es necesario hacer acuerdos con organismos internacionales para manejar desde la frontera la entrega de recursos alimenticios y sobre todo médicos.”

Rodríguez recordó que, en 2017, una ministra de Salud que publicó un boletín epidemiológico fue despedida por hacer algo que hacía parte de su trabajo. “Ante este escenario es necesario crear un escudo humanitario en la zona de frontera que evite que algunas enfermedades lleguen a otros territorios independiente de la condición de legalidad.”

Según Rodríguez, en materia de salud Colombia atendió en 2017, 24 mil casos de emergencia. Y lo que reporta Migración Colombia a mediados de marzo son 11 mil casos a lo que se podría llegar a duplicar esta cifra con relación al año pasado y esto pone en alerta a las autoridades de Colombia y el continente.

“Es indispensable y necesario empezar a generar procesos en los países vecinos y sin lugar a duda el país con mayor influencia respecto de Venezuela es el Estado colombiano. Claramente Colombia tiene una serie de trabas y particularidades que hacen que en este momento sea imposible para el Presidente saliente adoptar medidas mayores, por esta razón, el próximo presidente deberá adoptar las medidas necesarias para sanear esta situación”, indicó.

Jorge Eduardo Castro, ingeniero civil y analista político, estima que este proyecto de financiación va de la mano con los recursos que Colombia tiene como ahorro potencial para invertir. Agrega, que esto no va a ser con impuestos.

“La financiación se diseñaría en conjunto con los mercados de capitales colombianos. Es un negocio bárbaro, y Colombia francamente debería apuntar a eso. Probablemente no solo será recursos del gobierno sino también de la bolsa”, precisó.

Castro, al mismo tiempo sostuvo que la bolsa de valores de Colombia a diferencia de otras bolsas de Latinoamérica está centrada en las finanzas, “hay que insistir en la reconstrucción de Venezuela desde la bolsa de valores de Colombia”.

Recalca que es necesario recordar lo dicho por el nobel de economía Friedrich Hayek, que es mucho más provechoso invertir en un país que sale de hacer intervención económica.

“La prueba es China, China deja el socialismo y las tasas de crecimiento son muy altas, por lo tanto, la rentabilidad de capital es muy buena. Hay un mayor riesgo, pero hay una verificación. Otros ejemplos de países exsocialistas, India, Chile después de Allende y Nueva Zelanda”.

Finalmente, señaló que hay evidencia que las etapas tempranas de reconstrucción generan oportunidades importantes para el descubrimiento empresarial y la rentabilidad del capital.

Por su parte, la internacionalista Lucia Fillippo, cree que la posición respecto a la posibilidad de financiar Venezuela está supeditada a los intereses políticos de los candidatos presidenciales y próximamente a quién sea presidente de la República.

“La propuesta de una financiación de Colombia para reconstruir Venezuela en este momento no es viable ya que no hace parte del debate público, ni es una propuesta de ningún candidato”, manifestó.

Y agrega que además es económicamente insostenible. “En este momento tenemos el 45 % del PIB comprometido a la deuda externa, el panorama político respecto al proceso de paz es incierto y por tanto lanza a los inversores un ambiente negativo y es claro que sin inversión privada es muy difícil que el PIB tenga un crecimiento continuo. Por lo tanto, si no tenemos la capacidad productiva para sostenernos a nosotros mismos, es ridículo pensar que tenemos el dinero para financiar la reconstrucción de un Estado fallido”, detalló.

De otro lado, el politólogo venezolano Gian De Biase, señala que la financiación para reconstruir Venezuela es una excelente idea.

“Me parece una excelente idea porque esto nos recuerda al Plan Marshall y ojalá no solo sea Colombia. Ojalá también todos los países latinoamericanos se unan y juntos ayuden a invertir para reconstruir Venezuela.”

Comentarios