Las propuestas del Centro Democrático que el ministro de Hacienda no aprueba

La prima a la canasta familiar y el Fondo de Estabilización de precios del café son las dos propuestas que generaron fuertes críticas

581
El expresidente y senador Uribe defendió la propuesta de una prima a la canasta familiar. (Twitter)

El Ministerio de Hacienda de Colombia está haciendo un tremendo esfuerzo por reducir el gasto estatal. A pesar de esto, congresistas del partido de Gobierno, Centro Democrático, presentaron una serie de propuestas en materia económica que han generado polémica debido a que debilitaría la labor que intenta realizar el ministro Alberto Carrasquilla.

El Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP) presentado por la cartera de Hacienda busca promover la transparencia y la credibilidad de las finanzas públicas con un fuerte componente de ahorro. Según Carrasquilla, el MFMP será jalonado gracias a la Ley de Financiamiento, una de las primeras leyes aprobadas de reforma económica del Gobierno de Duque en el Congreso.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

“La reducción que experimentarán a partir de este año las empresas en el costo de invertir, gracias a la Ley de Financiamiento, representará un importante impulso a la inversión, la generación de empleo y con el cual la economía podrá crecer a mayores tasas de forma sostenida”, aseguró el ministro Carrasquilla.

Sobre la meta de reducir el gasto establecido en el Marco Fiscal de Mediano Plazo de 2019, se suma la llegada de José Andrés O’Meara Ribeira, director de la Agencia de Contratación Estatal Colombia Compra Eficiente (CCE), que tiene como objetivo, desde esa entidad, lograr un ahorro fijado por el presidente Iván Duque de 6,1 billones COP (1 900 millones de dólares), cifra concordante con la plasmada en el Plan Nacional de Desarrollo (PND).

La formulación del MFMP también llegó con promesas económicas por parte del ministro de Hacienda. Carrasquilla aseguró que no habrá ninguna afectación en la tasa de tributación que reforme o cambie las reglas de juego tributario, dado que este marco permite una proyección del Gobierno hasta el 2030.

PanAm Post habló con Jorge Eduardo Castro, director para Colombia de Unión Editorial, sobre las implicaciones de las recientes propuestas del uribismo en materia económica y el aparente reproche por parte de Hacienda. Para Castro, si el Gobierno de Iván Duque logra que solamente haya una reforma tributaria en su mandato será un precedente inmenso en materia económica. «Un paso firme en la dirección correcta», dijo.

Si bien las propuestas del Centro Democrático en todas las ocasiones no van en la misma perspectiva, aseguró que hay puntos de encuentro entre el partido y el Gobierno Duque.

“Con estas propuestas se mejorará la eficiencia y la focalización del gasto. Sumado a otras iniciativas como lo es la factura electrónica y el fortalecimiento de la Dian. Propuestas que al final el Centro Democrático está de acuerdo”.

De igual modo, entre los objetivos del MFMP también se contempla una mayor vigilancia en la contratación pública, combatir la corrupción y adelantar gestiones económicas que dé como resultado un gasto más equilibrado y eficiente por parte del Estado.

«El equipo que armó ese marco fiscal tiene cosas muy claras empezando por el tema de tener como meta el superavit para este año», aseguró.

Uribe entre la libertad económica y la intervención

Sobre las implicaciones de las recientes propuestas y de la génesis del pensamiento económico del expresidente y senador Álvaro Uribe, Castro afirmó que es claro que Uribe quiere ser financieramente ortodoxo, o pretende serlo, pero también quiere ser intervencionista en lo económico.

«La diferencia está en que quiere complacer a los mercados de capitales mandándoles señales, pero a la vez quiere intervenir en las relaciones económicas entre los agentes privados. Puede entender los mercados financieros en tanto son fuente de capital para el Gobierno y construir unas finanzas que se vean sólidas para pedir prestamos o para buscar más inversión para los proyectos del sector público-privado que sean estratégicos».

Castro explicó que hay una gran lógica intervencionista detrás de él, y que esto hace parte de una generación que creció en términos de doctrina económica en el marco del Frente Nacional.

“Entonces tiene un espíritu de mucha intervención económica en lo que se refiere a la relación de los agentes económicos, pero también es consciente de cierta disciplina financiera de cara a los mercados internacionales y también reconoce las limitaciones de la ingeniería monetaria, pero son simples aprendizajes de la fase generacional que le tocó vivir a Uribe dentro del Frente Nacional”, concluyó.

Prima a la canasta familiar

El proyecto de ley que ya fue aprobado por la plenaria de Senado en segundo debate, es una iniciativa de los senadores Álvaro Uribe y Gabriel Velasco, del Centro Democrático. La propuesta pretende crear una prima anual que recibirán los trabajadores según el tamaño de la empresa. El punto central es que los trabajadores oficiales y del sector privado que devenguen hasta tres salarios mínimos legales mensuales vigentes (aproximadamente 781 dólares) tendrán derecho a la prima con el fin de compensar los gastos destinados a suplir los elementos de la canasta familiar.

El Ministerio de Hacienda fue una de las primeras instituciones en criticar la medida. A través de una carta dirigida al Congreso, el Ministerio explicó las implicaciones y afectaciones en el presupuesto y al sector privado del país si se aprueba el proyecto de ley: «Si bien puede representar beneficios para la población destinataria de la iniciativa, podría ir en contra del impulso de la reactivación económica por la que viene abogando este Gobierno», se lee en el comunicado.

El economista Martín Jaramillo le dijo a PanAm Post que la iniciativa que busca añadir una prima a la canasta familiar es un argumento económico convertido en una medida proteccionista.

“Los costos no salariales son igual de nocivos que los costos salariales. Es un dinero real, que los emprendedores, empresarios y demás agentes económicos tienen en cuenta al momento de contratar a alguien”.

Jaramillo añadió que con esta iniciativa, en términos de economía, como diría Milton Friedman, se aumenta o se busca aumentar el salario mínimo y con todas las consecuencias que ya conocemos, “el desempleo en el país ha subido después de un aumento extraordinario del salario mínimo”.

“La prima adicional es, en efecto, un aumento al salario mínimo que afecta a los que no tienen salario mínimo con un costo no salarial. Estos aumentos son una pésima manera de ayudar a lo más pobres, hay mejores maneras y hay otras maneras redistribuidas y no redistribuidas de hacerlo”. Jaramillo señaló que la iniciativa afecta a la misma gente a la que pretende ayudar.

Por otro lado, la Asociación Nacional de Industriales (Andi) también se mostró inconforme con la propuesta. Bruce Mac Master, presidente de la organización, calificó el proyecto como populista, y al mismo tiempo aseguró que su costo para los empresarios sería de 566 millones de dólares (1,8 billones COP).

“Muy peligroso hacer populismo con iniciativas que afecten la competitividad y las capacidades de las expresas de crear empleo”, manifestó.

Fondo de Estabilización de precios del café

A diferencia de la prima a la canasta familiar, el Fondo de Estabilización de precios del café ya fue aprobado por el Congreso y ahora está pendiente de la sanción presidencial.

Lo que se busca con este Fondo es que siempre se fije el precio de la carga en un mismo nivel sin que dependa del cierre de la Bolsa de Nueva York. Es decir, establecer un precio por encima de 245 dólares (780 000 COP).

Daniel Monroy, abogado y experto en análisis económico del derecho, le dijo al PanAm Post que la creación del fondo pretende salvar una vez más al sector cafetero. Agregó que el Fondo de Estabilización de precios del café en la práctica es sacarle a los demás colombianos una millonaria suma en impuestos para pagar la baja productividad de los cafeteros.

“El Gobierno sacando plata de impuestos para subsidiar con intereses de un gremio de empresarios y dicen que es una buena noticia”, indicó.

La aprobación de la ley fue defendida por Ernesto Macías, presidente del Senado, quien aseguró que es “una buena noticia para las familias cafeteras de Colombia”.

Cabe destacar que aún falta la reglamentación de esta ley por lo que se desconoce cuándo entraría en vigencia.

Diferentes líneas de pensamiento económico en el Centro Democrático

Este episodio de disenso económico pone de manifiesto las diferentes líneas político-económicas que se pueden encontrar al interior del pensamiento del Centro Democrático. Desde una visión que pide mayor libertad económica, menos impuestos y mayor reducción del gasto público hasta llegar a una especie de proteccionismo a través de leyes que perjudican al país y también a los más pobres. La «prima» propuesta, por ejemplo, perjudica a los desempleados.

Duque apunta a la línea de mayor libertad económica. Esto se hizo tangible desde la campaña a la presidencia del ahora mandatario colombiano que pretende que el Estado sea eficiente, austero y haya una menor cantidad de impuestos. Sin embargo, en algunas ocasiones el partido de gobierno parece perder el norte.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento