Colombia evalúa su política de seguridad para atacar a ELN y “disidencias” de FARC

El anuncio de volver a las armas por parte de alias Iván Márquez, desde alguna zona rural en Venezuela, ha encendido las alarmas en Colombia

1.176
La guerrilla de las FARC opera en 85 municipios de Colombia y cuentan con un pie de fuerza aproximado de 1 800 hombres. (Presidencia)

Tras el rearme de algunos de los cabecillas de las FARC y la posible alianza con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Gobierno colombiano ha decidido revisar su política de seguridad para enfrentar a los guerrilleros.

El anuncio de volver a las armas por parte de Luciano Marín, alias ‘Iván Márquez’, desde alguna zona rural en Venezuela, ha encendido las alarmas en Colombia en torno a una retaliación terrorista de este grupo de guerrilleros.

Por esta razón, el Gobierno del presidente Iván Duque revisará su política de seguridad para así combatir a las FARC a la luz de la normativa del Derecho Internacional Humanitario.

Actualmente, la guerrilla de las FARC está conformada por aquellos hombres que se apartaron del acuerdo y sus frentes armados son tratados jurídicamente como Grupos Armados Organizados Residualdes (GAOr), para ser atacados por la Fuerza Pública.

Lo que se pretende es evaluar el alcance y letalidad de esta aparente nueva guerrilla denominada «La Nueva Marquetalia», que está conformada por mandos medios y otros hombres que llevan décadas de experiencia de conflicto y que hicieron parte de los bloques Sur y Oriental de esa guerrilla.

Desde febrero pasado, el presidente Duque lanzó la Política de Defensa y Seguridad para la Legalidad, el Emprendimiento y la Equidad, cuyo propósito es marcar una hoja de ruta para la Fuerza Pública con un enfoque de seguridad mutidimensional al momento de enfrentar y atacar amenazas constitucionales.

Convergencia de economías ilegales y Grupos Armados Organizados. Fuente: Consejería de Seguridad Nacional

Cabe destacar que en el anuncio en video, Márquez sostuvo que no se harán ataques ofensivos en contra de la fuerza pública colombiana, sino que pretenden atacar a las «oligarquías» del país.

Este anhelo revolucionario es precisamente uno de los pilares que forjó y constituyó en armas a las FARC hace más de cinco décadas. Sin embargo, es claro que la reaparición de estos cabecillas se debe a la alianza que existe con el régimen de Nicolas Maduro en Venezuela, el paso de armas por la porosa frontera entre los dos países y el acceso a las rutas estratégicas del narcotráfico.

Por ahora, Estados Unidos ofrece USD $5 millones por información que permita a las autoridades dar con su paradero y Colombia ha ofrecido $3 000 millones de pesos colombianos.

Alianza con el ELN

Una parte del discurso que alertó a muchos y que tiene en vilo a las autoridades, es con relación a la alianza con la guerrilla del ELN y las posibles ayudas entre ambas organizaciones en términos de poderío militar.

De esta manera, el Ejecutivo diagnostica la gravedad del problema en caso de que los cabecillas del ELN se sumen a las FARC. Lo que por ahora es cierto, es que el discurso de Márquez vaticina el regreso de ‘la guerra de guerrillas‘ o ‘ataques móviles a pequeña escala‘, —metodología de guerra utilizada por las FARC—, que consiste en buscar acciones terroristas de impacto en las ciudades, a través de pequeñas células y unidades de combate e infiltración ideológica, con el fin de no entrar en un combate frente a frente con la Fuerza Pública.

Comandantes como alias Pablito y Uriel, que representan el ala radical del ELN y operan en el departamento de Arauca, en la frontera con Venezuela, y desde las selvas del departamento del Chocó en Colombia, saludaron la decisión de los líderes guerrilleros de FARC en volver a las armas.

Alias Pablito, quien hace parte del Comando Central (COCE), es quien ha encabezado los distintos atentados terroristas contra la infraestructura petrolera en el departamento de Arauca. Por su parte, alias Uriel comanda el Frente Occidental, que es considerado uno de los más radicales al interior del ELN.

«Saludamos que ‘Márquez’, ‘Santrich’ y ‘El Paisa’ se reintegran a esta forma de resistencia popular», y agregó que desde ese frente están abiertos para todos aquellos que quieran aportar a su lucha.

Estos dos comandantes, que comparten —con Márquez, Santrich y El Paisa— reproches a los procesos de transición de la vida armada a la vida civil, pueden ser elementos importantes a la hora de constituir alianzas criminales en los diferentes territorios, conforme a la presencia de incentivos de economías ilegales.

Actualmente, el ELN cuenta con más de 2 000 hombres diseminados en diferentes estructuras y con al menos una presencia de 45 % en territorio venezolano, la guerrilla de corte marxista leninista se perfila como una de las más poderosas en el hemisferio. Así se conoció luego del ataque terrorista a la Escuela de Cadetes en la ciudad de Bogotá, que dejó 21 víctimas fatales.

«En nuestros informes de inteligencia calculamos que más o menos un 40 %  45 % del ELN está en Venezuela. Especialmente el frente de guerra norte, nororiental y oriental. Igualmente sus cabecillas: alias Pablito permanece en el estado Apure; más los cabecillas de la dirección nacional que se encuentran allá», ha señalado el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro.

Frentes de guerra activos del ELN

Desde que el presidente Duque asumió el cargo en 2018, los diálogos que se desarrollaban en La Habana, Cuba, fueron condicionados y suspendidos hasta que el ELN cesara los ataques terroristas.

A raíz del atentado en la Escuela General Santander en enero pasado, el Gobierno reactivó las órdenes de captura contra los miembros negociadores del COCE. Sobre este punto el Gobierno colombiano ha sido insistente solicitándole al régimen cubano su entrega, hasta ahora sin un eco.

Actualmente estos son los frentes de guerra activos del ELN y sus ubicaciones en Colombia:

  • Frente de Guerra Oriental: departamentos de Arauca, Boyacá y Casanare.
  • Frente de Guerra Nororiental: departamentos de Cesar, Santander y Norte de Santander.
  • Frente de Guerra Darío Ramírez Castro: Sur de Bolívar y Antioquia.
  • Frente de Guerra Occidental: departamento de Chocó.
  • Frente de Guerra Norte: La Guajira, Magdalena, Atlántico, norte y centro de Bolívar y Sucre.
  • Frente de Guerra Suroccidental: departamentos de Nariño y Cauca.
  • Frente Urbano: ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Cúcuta, Bucaramanga y Barranquilla.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento