La doble moral de las FARC al hablar de menores de edad

Sin pasar por la Jurisdicción Especial para la Paz y con delitos de violencia sexual, secuestro y reclutamiento de menores, se manifestaron en contra de la operación militar que dio de baja a alias 'Gildardo Cucho’

8.007
«No se tenía conocimiento de la presencia de menores de edad que hicieran parte de la seguridad de alias Gildardo Cucho», dijo El general Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares. (Twitter)

Los integrantes del partido político de las FARC que se encuentran en el Congreso colombiano fueron los más interesados en promover la destitución del ministro de Defensa, Guillermo Botero, a raíz de la muerte de varios menores de edad en medio del operativo militar en el que se dio de baja al cabecilla ‘Gildardo Cucho’ y a otros 13 miembros de esa estructura guerrillera. Para ello, luego de que se conociera el hecho, los exguerrilleros expusieron carteles en los que se podían leer los nombres de los menores y la frase: «Ejército asesinó a 7 niños». Implementando así una campaña contra el Gobierno Duque y condenando la muerte de los menores.

Sin embargo, la guerrilla de las FARC no se caracteriza precisamente por la defensa de los menores de edad, pues son el principal grupo criminal en violar sus derechos, al sacarlos del seno familiar y obligarlos a integrar las filas de sus frentes. Hay que recordar que varios de los congresistas de las FARC han sido acusado de secuestrar, violar, prostituir y asesinar menores de edad.

Pese a la promesa del acuerdo de La Habana, que les permitió llegar al Congreso sin preocuparse por los delitos que tienen en su haber, esta guerrilla sigue cometiéndose delitos de lesa humanidad, principalmente contra menores, y lo más preocupante es que persiste el manto de impunidad sobre los antiguos cabecillas de la organización guerrillera, pues a la fecha ocupan una curul en el Congreso y no han pasado por la justicia, tal como había prometido el expresidente Juan Manuel Santos.

El debate moral

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), partido político de la guerrilla FARC, se sumó a las acusaciones contra el exministro Botero por presuntamente encubrir información de una operación militar en el departamento de Caquetá, que terminó con la muerte de guerrilleros de las FARC y de ocho menores de edad, según datos de la Fiscalía General. La discusión moral a la que buscan llegar los miembros de las FARC es que hay mayor responsabilidad en el Estado colombiano por la muerte de los menores, que en la guerrilla por haberlos secuestrado y obligado a tomar las armar. Así lo expresó Victoria Sandino, actual senadora de ese movimiento político, y quien es acusada de reclutar niñas y convertirlas en esclavas sexuales.

Así lo reveló Alexandra Vargas, exguerrillera de las FARC, quien afirmó que “En muchas oportunidades me encontré con Victoria Sandino. Tuve la oportunidad de decirle a ella las cosas, pero le daba lo mismo. Ella decía que tenía que aguantarme, esa es la vida de la mujer en la guerrilla, que a eso habíamos ido las mujeres a las FARC”.

Lorena Murcia es otra de los cientos de mujeres que fueron secuestradas por las FARC y que padeció la perversidad de la violencia sexual a manos de los comandantes guerrilleros. Sobre la reciente operación militar, aseguró que «claramente se sabe que los responsables no son las Fuerzas Militares, sino, las FARC».

Murcia hace parte de la Corporación Rosa Blanca, organización que documenta y agrupa los testimonios de los niños reclutados y violados, y de las niñas obligadas a abortar después de haber vivido durante años como esclavas sexuales de las FARC. Reportes oficiales, investigaciones académicas, reportajes periodísticos y diferentes organizaciones de la sociedad civil dan cuenta de que por lo menos 3 000 menores de edad integran las filas de las FARC.

David Cancino, excandidato al Concejo de Bogotá, le dijo al PanAm Post que el nivel de superioridad moral que otorgó el acuerdo entre el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos a las FARC no tiene precedentes:

Desde que el Acuerdo de Paz permitió que las Farc entrarán en política antes de pasar por la Justicia Transicional, es que tenemos a los antisociales de Sandino o Timoleón subiditos en un púlpito moral opinando y dándole lecciones de ética a la sociedad civil.

Lo cierto es que pese a haber firmado en acuerdo de La Habana, las FARC nunca dejaron de reclutar. La operación militar reveló que la guerrilla sigue instrumentalizando a los menores de edad que se encuentran bajo sus filas. Los utilizan como anillos de seguridad para impedir los golpes que las Fuerzas Militares puedan realizar en su contra.

Otro hecho que deja ver la incoherencia de los miembros de las FARC que critican la operación militar, fue la llegada al Congreso de Israel Zúñiga, alias Benkos Biohó, en remplazo del cabecilla Iván Márquez. Zúñiga, ideólogo de esta guerrilla, está sindicado por ser uno de los principales responsables de la Masacre de Bojayá, cometida en 2002 por las FARC, que dejó un saldo de 79 personas asesinadas, de las cuales 45 eran menores de edad.

Mientras los ciudadanos se refugiaban temerosamente del fuego cruzado que duró dos días entre las FARC y paramilitares de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu), esta guerrilla lanzó un cilindro bomba sobre la iglesia del pueblo, donde se refugiaba un centenar de personas. Provocando uno de los más repudiables ataques terroristas que presenció Colombia.

Pese al pasado y presente de las FARC sobre sus constantes ataques contra la integridad de menores de edad, este grupo guerrillero busca desviar la atención hacia las Fuerzas Militares, para que frente a la opinión publica esta quede como única responsable por la muerte de los niños, y así evitar que las criticas recaigan sobre el grupo armado que secuestró y utilizó como escudo a menores de edad.

Comandante de las FFMM responsabiliza a FARC por muerte de niños

El general Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares, se pronunció sobre la polémica suscitada por la muerte de los ocho niños durante un bombardeo contra las FARC.

«No se tenía conocimiento de la presencia de menores de edad que hicieran parte de la seguridad de alias Gildardo Cucho», señaló. El comandante responsabilizó a la guerrilla de las FARC por el hecho, y afirmó que estos niños fueron reclutados de manera forzosa, razón por la cual se encontraban allí durante el ataque aéreo.

En este sentido, el general Nicacio Martínez, comandante del Ejército, manifestó que si hubieran sabido que en el campamento había menores de edad, no lo habrían bombardeado: «Si hubiéramos tenido conocimiento, no tomamos esa decisión porque nosotros no podemos agredir menores».

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento