Cóctel explosivo en Venezuela: se agudiza escasez de gasolina y repunta la pandemia

Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón dijo a El Nacional que se mantiene la inestabilidad en la producción y la inoperatividad en las plantas

La escasez de gasolina se agudiza en toda Venezuela. (Twitter)

El repunte del coronavirus en medio de la más grave escasez de gasolina agudiza la crisis en el país con las mayores reservas de petróleo del mundo. Venezuela tenía además el privilegio de contar con el combustible más barato del planeta. Hoy, de nada sirven las abundantes reservas ni los agotados subsidios.

Los venezolanos que a pesar de la cuarentena deben movilizarse en sus vehículos padecen un calvario a la hora de surtir el tanque. El escenario menos pesimista con el que se encuentran es resignarse a perder hasta tres o más días en largas colas. La hazaña puede resultar más frustrante. Hay quienes gastan el combustible de reserva y solo se encuentran con carteles de “no hay gasolina”.

Mientras tanto, los casos de coronavirus van en ascenso. El régimen de Nicolás Maduro admite un promedio de 1 000 nuevos contagios por día. Sin embargo, la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, citada por el El Nacional, estima que la cifra puede haber pasado las 4 000 infecciones diarias. Esta institución alerta que para diciembre podría alcanzarse un pico de 14 000 contagios por día.

Inestabilidad e inoperatividad

El diario El Nacional publicó este jueves una entrevista con Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón. Vale recordar que en esta entidad se encuentra el Complejo Refinador Paraguaná, que solía ser la segunda refinería más grande el mundo.

La preocupación de Freites dibuja a grandes rasgos la gravedad de la situación. “La inestabilidad de la producción y la inoperatividad de las plantas han hecho que se produjera en el país gasolina en muy bajas cantidades”.

El pronóstico apunta a un empeoramiento del problema. El dirigente sindical sostiene que la producción en las refinerías sigue siendo muy inestable y las sanciones han atado de manos al régimen para seguir apostando por las importaciones.

Cerrado el grifo iraní

Irán ha tratado de salir al rescate de Maduro. Retando a Estados Unidos, el régimen venezolano celebró en mayo la llegada de cinco petroleros iraníes enviando incluso aviones de combate a escoltar las embarcaciones una vez que entraron en aguas del Caribe venezolano. Los 1,5 millones de barriles de gasolina duraron poco más de dos meses.

La hazaña que intentaron repetir Teherán y Caracas a mediados de agosto no corrió la misma suerte. Las autoridades estadounidenses confiscaron en alta mar cuatro buques iraníes que se dirigían con gasolina hacia Venezuela, por violar las sanciones impuestas por Washington, informó en ese momento The Wall Street Journal.

El Gobierno estadounidense aseguró que el envío fue organizado por un empresario iraní vinculado con la Guardia Revolucionaria, considerada por Washington como una organización terrorista. Con este reciente decomiso, el presidente Donald Trump aumentó la presión contra los regímenes de Teherán y Caracas, ambos con numerosas sanciones impuestas por la Casa Blanca.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento