Virales

Newsletter

Casi un tercio de las leyes en Colombia son inútiles y costosas, afirma estudio

Por: Julián Villabona Galarza - @julianvillabona - Mar 21, 2017, 2:31 pm
Capitolio Nacional, lugar donde sesiona el Congreso colombiano (Wikipedia)
Capitolio Nacional, lugar donde sesiona el Congreso colombiano (Wikipedia)

El Congreso colombiano es una de las instituciones con más baja credibilidad en el país y esa incredulidad podría tener fundamento cuando se conocen estudios como el realizado por la Universidad de La Sabana que determinó que el 30 % de las leyes aprobadas por el legislativo colombiano son inútiles y además de ello generan gasto.

Un ejemplo de ello son las 100 leyes de honores que se aprobaron en Colombia entre el año 2010 y el 2016, que a pesar de que no legislan ni regulan nada, sí nombran fiestas o municipios con títulos que obligan al Estado a pagarles dinero por ese reconocimiento, realizar publicaciones o monumentos por ello, razón por la cual le generan gastos a un país que acaba de hacer una reforma tributaria por un hueco fiscal.

Según dice el abogado constitucionalista Hernan Olano, en declaraciones publicadas por Noticias RCN, en promedio se aprueban anualmente 61 leyes de este tipo y cada una en promedio llega a costar 194 millones de pesos (USD 67.127), lo que equivale a más de 12.000 millones de pesos cada año, mientras los ciudadanos pagan cada vez más impuestos para sobrellevar estos costos.

Además, existen leyes pasadas que no han sido actualizadas y que por obvias razones están siendo violadas ya que no tienen sustento alguno.

 

Algunas de las leyes más absurdas

-Ley 62 de 1887: Por medio de la cual se prohíbe la importación de ciudadanos chinos a Colombia.

-Código de Régimen Político y Municipal de 1914: todas las decisiones de los alcaldes deberán ser comunicadas a través de un trompetero y un timbalero.

-Artículo 21 de la ley 119 de 1919: el Estado colombiano deberá enviar a tres estudiantes al exterior para estudiar silvicultura.

-Código Civil, Artículo 696: si una abeja vuela y se posa sobre un árbol que no pertenece al dueño de dicha abeja, inmediatamente esta recupera su libertad y puede ser tomada por cualquier otra persona.

Fuente: Noticias RCNFinanzas Personales

Julián Villabona Galarza Julián Villabona Galarza

Julián es Profesional en Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda. Award en U.S Politics and International Relations de Georgetown University, Washington D.C. Síguelo en @julianvillabona