Régimen de Castro envía a Dominica artículos que escasean en Cuba

10
Castro
Mientras el Gobierno de Castro envía a otras naciones alimentos, a los cubanos les raciona su principal fuente de proteína (el huevo). (Flckr)

Mientras los ciudadanos cubanos afectados por el huracán Irma debieron pagar por artículos de primera necesidad para recuperarse de la tragedia, el régimen envió a Dominica un barco cargado con 300 toneladas de ayuda humanitaria para los damnificados del huracán María.

El Gobierno de Raúl Castro una vez más demuestra que su prioridad no es su pueblo al enviar 300 toneladas en cemento, barras de acero, agua y alimentos, mientras en Cuba se agudiza la falta de decenas de productos de primera necesidad.

Todavía este mes en Cuba cientos de damnificados permanecían en albergues en pésimas condiciones y sin recursos básicos, y denunciaron estar “abandonados” por su Gobierno.

El mismo canciller de Dominica, Francine Baron, reconoció que “Cuba tiene sus propios desafíos”; sin embargo, agradeció la “muestra de apoyo”.

“Con la ayuda de países como Cuba, la reconstrucción de Dominica se va a mover mucho más rápido”, manifestó Baron agradeciendo también por las dos brigadas de técnicos y 10 trabajadores forestales que envió el Gobierno de Castro para colaborar en la restauración del servicio eléctrico y para abrir caminos y cortar árboles derribados.

En el barco también se transportaron dos camiones especializados para el emplazamiento y reparación de postes.

 

Por un lado, Cuba, que no ha logrado sobreponerse de la tormenta que los azotó el pasado mes de septiembre, continúa recibiendo ayuda de países como Bolivia, Colombia, China, Ecuador, Venezuela, Japón, Perú y hasta la Cruz Roja; mientras que por el otro, el mismo Gobierno que no ha conseguido solventar los problemas que aquejan a sus ciudadanos, decide enviar a otra nación los recursos que necesita su propio a pueblo.

El huracán que afectó a Cuba, que dejó un saldo de 158.000 personas sin casa, ha “obligado” al régimen a racionar la principal fuente de proteína de la familia media cubana (el huevo), lo que no fue ningún impedimento para que Castro y sus funcionarios enviaran también 25 toneladas de alimentos y medicinas a Nicaragua para ayudar a los damnificados de la tormenta Nate.

Una muestra de diplomacia y al mismo tiempo, de desprecio para con su pueblo.

Fuentes: Cubanet, Granma, El Nuevo Día, Diario de Cuba, Cibercuba, La República.

Comentarios