Nicaragua, dictadura con manual: Ahora quiere controlar las redes sociales

Régimen de Nicaragua sigue modelos de gobiernos totalitarios al tratar de regular las redes sociales

599
“Nicaragua va por esa línea de intervención, de cerrar, censurar y suprimir los espacios en las redes sociales”. (Pxhere)

El Gobierno nicaragüense informó que ha “sugerido” al Poder Legislativo tomar acciones para regular las redes sociales (Facebook, Twitter, You Tube, entre otras), bajo el pretexto de que hay que proteger la integridad de las familias y garantizar la seguridad ciudadana.

Al igual que regímenes como los de Venezuela, Bolivia y Cuba, el gobierno de Daniel Ortega cada vez restringe más la libertad de expresión de su pueblo; ya no solo se han reducido los diarios, programas de televisión y radio que ofrecían información imparcial; sino que ahora también pretenden controlar las redes sociales que representan una alternativa para la libre opinión.

Según el Gobierno, la propuesta busca “proteger” a los niños y jóvenes del ciberbullying o ciberacoso, además de “garantizar la estabilidad y tranquilidad de la población” para evitar los rumores y falsas informaciones que supuestamente atentan contra la estabilidad del país.

“Estamos en las redes sociales y podemos estar siendo influenciados negativamente por esas redes sociales, por el Internet, por lo que nos llega como información de otras realidades de otros países”, comentó la vicepresidenta Rosario Murillo.

Sin embargo, la verdad es que preparar reformas que permitan penalizar y controlar la información que circula en Internet, solo es un paso más para “legalizar” la censura y así evitar que la ciudadanía exprese su desacuerdo con el Gobierno nicaragüense.

“Están preocupados por cómo han ido aumentando los comentarios críticos en contra del Gobierno, lo que ha provocado que pretendan intervenir el manejo del Internet, para restringir el derecho de denuncia de los ciudadanos”, dijo José Bernard Pallais, miembro de la coordinación nacional del Frente Amplio por la Democracia en Nicaragua en entrevista exclusiva para PanAm Post.

El miembro de la coordinación del Frente Amplio recuerda que no es necesario este tipo de controles porque con la “ley del Código Penal ya se puede actuar para penalizar delitos cometidos”.

“Si hay un daño a la dignidad y al honor de la persona, si se provoca algún caos nacional, ya hay leyes que persiguen esas conductas. La lógica es que si se comete un delito, se denuncie y se castigue, pero no restringir y censurar el derecho del ciudadano para expresarse en redes sociales, se debe sancionar al ciudadano que abuse y cause daño pero sin afectar las publicaciones futuras”.

Asimismo, Pallais resalta que en todo caso se debe crear conciencia sobre la responsabilidad sobre lo que se publica en redes sociales “pero nunca la censura previa”.

La referencia del Gobierno de Nicaragua son los países totalitarios

El miembro de la coordinación del Frente Amplio advirtió que esa intención del régimen nicaragüense solo “sigue el modelo de países como Rusia, China, Corea del Norte, Cuba y Venezuela”, en donde no hay líneas democráticas.

Nicaragua va por esa línea de intervención, de cerrar, censurar y suprimir los espacios en las redes sociales”, señaló recordando que son los países del ALBA los que precisamente han optado por seguir bajo este “modelo” de “supresión”.

Ortega al igual que sus amigos de la Cumbre, tienen bajas reputaciones en la comunidad internacional por perpetuarse en el poder, tener el control total de los poderes del Estado ( Contraloría, Fiscalía, Policía y Ejército); además de hacer reformas constitucionales a conveniencia tal y como lo hicieron Fidel Castro en Cuba, Hugo Chávez en Venezuela y Evo Morales en Bolivia.

Censura de redes sociales viola un derecho humano reconocido por la ONU

Pallais resaltó que es realmente preocupante que el Gobierno trate de “controlarlo todo y cerrar el único espacio que queda para la denuncia y la crítica ciudadana” y destacó que con esta decisión el Gobierno no solo estaría violando la Constitución de la nación.

Cabe destacar que en el artículo 30 de la Constitución se establece que los “nicaragüenses tienen derecho a expresar libremente su pensamiento en público o en privado, individual o colectivamente, en forma oral, escrita o por cualquier otro medio”; por lo que tratar de limitar o controlar la libertad de expresión sería una clara violación de la Constitución.

Además, es importante resaltar que el derecho a la libertad de expresión ha sido expandido también a Internet. El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas reconoce y establece desde el año 2012, que “los mismos derechos que las personas tienen fuera de Internet deben ser protegidos cuando están conectadas”.

Comentarios