Bolsonaro rechaza esclavitud de médicos cubanos, AMLO lo aprovecha

AMLO importará a los médicos cubanos que son separados de sus familias, transportados de un país a otro, sin derecho a opinar y bajo el riesgo de la persecución a sus familias en caso de "desertar"

3.944
Mientras Bolsonaro descarta seguir apoyando a Cuba y sus políticas esclavistas, Andrés Manuel López Obrador aún no lleva una semana en el poder y ya está forjando alianzas con un régimen que siempre respaldó.(Fotomontaje de PanAm Post)

Esclavitud es la palabra que usó el presidente electo, Jair Bolsonaro, para describir las condiciones laborales de los médicos cubanos en Brasil; en vista que el Estado cubano se queda con más del 75% de su sueldo. En respuesta, el gobierno cubano, indignado, ordenó la repatriación de los 11.000 galenos, de los cuales 3.000 terminarán en México.

Como promesa de campaña, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que asumió su cargo el 1 de diciembre, prometió mejorar el sistema de salud que consideraba «ineficiente». Para sopesar el problema, los galenos cubanos llegarán entre el 3 y 4 de diciembre, luego de negociaciones que han estado en marcha desde septiembre.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Para lograrlo, el coordinador de asesores de la presidencia mexicana, Lázaro Cárdenas Batel, negoció con miembros del Partido de los Trabajadores (PT), que estuvieron a cargo de la instauración del programa «Máis Médicos» en Brasil bajo el gobierno de Dilma Roussef.

Cabe mencionar que Cárdenas Batel es nieto del general del ejército constitutionalista y presidente de la república, Lázaro Cárdenas, que enmendó la constitución de modo que el Artículo 3 pasó de decir «la enseñanza es libre» a “la educación será socialista”.

Asimismo, su padre, Cuahtémoc Cárdenas, mantuvo amistad con Fidel Castro desde el año que tomó la presidencia y lamentó su muerte como «una pérdida para el mundo». De igual forma, considera una «injusticia» la condena a prisión de Lula Da Silva, líder del Partido de los Trabajadores que gestionó el envío de médicos cubanos.

Aunque lo negó, la familia Cárdenas ha garantizado la presencia de cubanos en varias dependencias públicas hace décadas.

Son originarios del estado de Michoacán,  ahí fue gobernador por el PRD, partido afiliado a la Internacional Socialista, Lázaro Cárdenas Batel, quien ahora negocia extraer impuestos de los mexicanos para financiar el régimen cubano a expensas de los médicos.

Como gobernador, hace 14 años, Cárdenas Batel, que estudió en el Instituto Superior de Arte en La Habana y se casó con una cubana, dijo «mi relación con Cuba no es la relación del gobierno de Michoacán o de cualquier autoridad de Michoacán con Cuba”.

Sin embargo,  más de 400 funcionarios cubanos fungieron como asesores del gobierno michoacano durante su gestión, 50 profesores cubanos ocuparon plazas en la secretaría de educación michoacana para un programa de alfabetización implementado solo para ese fin y gestionó que otros tantos fueran recibidos en programas similares en Oaxaca, Veracruz y Tabasco.

Según explica uno de los colaboradores del gobierno michoacano de Cárdenas Batel, fueron “programas hechos a la medida del gobierno cubano”.

Es decir,  “estas colaboraciones hasta ahora habían sido en estados mexicanos, pero nunca habían sido considerados como una política federal”. 

Pero con AMLO esto cambió, de la mano de alguien tan allegado a Cuba, pasarán fondos directos al régimen.

Más de medio siglo de socialismo en Cuba ha sido posible gracias a que ha tenido quien lo financie. Por décadas fue la Unión Soviética. Tras la caída del Muro de Berlín, el socialismo internacionalista se reorganizó en Brasil con el Foro de Sao Paulo donde, con Fidel Castro al mando, se dispuso que Lula Da Silva sería presidente y Venezuela abastecería el proyecto con su petróleo.

Pero luego de la crisis en Venezuela, consumida por el mismo sistema económico que hundió a Cuba, la isla perdió a su mayor abastecedor. Sumado a que, con Bolsonaro al mando, pierde influencia en la zona. Ahora Cuba busca un nuevo huésped que parasitar y todo está idóneo para que México lo sea.

Por ahora tiene garantizado los ingresos y consigo la manutención de su Estado de propaganda, de la mano de la explotación de sus trabajadores de la salud que suman una industria más lucrativo que el turismo. Solo en el 2016, los médicos produjeron USD $11.543 millones anuales, mientras que el turismo USD $2.800 millones.

Al respecto, la politóloga venezolana Colette Capriles, hizo una comparación con el «derecho a pernada», que alude al abuso por parte de la autoridad que se apropia de los cuerpos de los gobernados. En este caso, los médicos cubanos son separados de sus familias, transportados de un país a otro, sin derecho a opinar y bajo el riesgo de la persecución a sus familias en caso de «desertar».

Andrés Manuel López Obrador aún no lleva una semana en el poder y ya está forjando alianzas con un régimen que siempre respaldó.

Incluso cuando falleció, AMLO se refirió Fidel Castro como un gigante.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento