Fórmula chavista: Ortega importa agentes cubanos para aferrarse al poder

"Se ha hecho en Venezuela. Desertan los militares y hay que reforzar las huestes oficiales que comienzan a flaquear".

3.667
Según la ministra de Turismo de Nicaragua, los cubanos viajan al país centroamericano a conocer los volcanes. (Fotomontaje PanAm Post)

En 2019 aumentó la migración de cubanos a Nicaragua en aproximadamente un 1 000 %, en comparación con el 2018. Expertos afirman que entre los migrantes hay militares del régimen Castro infiltrados para evitar la caída de Daniel Ortega, tal como lo hacen en Venezuela con Maduro.

566 cubanos viajaron a Nicaragua en el 2018. Y en lo que va corrido de este año más de 5 000 “turistas” cubanos han entrado al país centroamericano, de acuerdo con el Instituto Nicaragüense de Turismo.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Luego de un año de protestas masivas en contra de la dictadura Ortega, que produjeron más de 500 muertos, a manos de las fuerzas represivas del régimen, el Gobierno flexibilizó el ingreso de cubanos a Nicaragua.

Por cuatro años permanecieron cerradas las fronteras de Nicaragua para Cuba. En el 2015, ante el influjo masivo de migrantes rumbo a EE. UU., Ortega le negó el ingreso a los cubanos que intentaban llegar a pie a EE. UU. y 8 000 cubanos tuvieron que refugiarse en Costa Rica.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Ahora, en medio de los millares de cubanos que buscan llegar a los EE. UU.  para escapar de los recientemente anunciados racionamientos de comida, expertos denuncian que hay miembros de del G2 infiltrados.

Cuba envía agentes de inteligencia y aliados al servicio de Ortega

«Es una forma velada de comenzar a enviar agentes de inteligencia y aliados a Nicaragua disfrazados de turistas, en momentos en que se teme por la permanencia en el poder del sandinismo», dijo Anibal Toruño, director de Radio Darío.

A su vez, el exembajador nicaragüense en Venezuela y Colombia, Manuel Abaunza, compara este fenómeno con el método empleado por Nicolás Maduro para mantenerse en el poder, y quien se encuentra resguardado por militares cubanos.

«Se ha hecho en Venezuela. Desertan los militares y hay que reforzar las huestes oficiales que comienzan a flaquear», dijo el director de la Comisión de Derechos Humanos de Nicaragua.

De acuerdo al sitio de investigación Foresightcuba –que se dedica a presentar estadísticas sobre la isla–, en Venezuela hay 4 500 hombres de infantería cubana organizados en 8 batallones de 500 efectivos, además de un batallón estacionado en Fuerte Tiuna; 2 generales de Brigada; 4 coroneles; 8 tenientes coroneles; 6 capitanes de fragata y 25 oficiales subalternos.

Nicaragua: una posible nueva fuente de ingresos para Cuba

En vista de que Cuba dependió por años de Venezuela para obtener comida y combustible, y que este país ahora enfrenta una crisis humanitaria causada por el socialismo, poco a poco se va acabando el dinero destinado para Cuba. Por esta razón, la dictadura Castro estaría buscando un nuevo anfitrión para parasitar.

Este año, la empresa noruega Statoil, inició en el océano Pacífico la perforación de suelo para la búsqueda de petróleo, pues Statoli prevé que frente a las costas del país centroamericano habría 300 millones de barriles crudo. De ser así, Ortega tendría acceso a grandes recursos económicos, a los cuales también podría acceder Cuba si ayuda a mantener al dictador nicaragüense en el poder.

A su vez, ideológicamente Nicaragua es parte del bloque de países alineados con China y Rusia. Pese a la represión ejercida por la dictadura, recientemente una delegación rusa viajó a Nicaragua para condecorar a Ortega por el trabajo realizado en función de la paz, alegando que las protestas civiles eran una obra desestabilizadora de EE. UU. y felicitó al mandatario por resistir.

Dentro de esta competencia constante contra EE. UU. y sus aliados, Nicaragua fue elegido para hacer un proyecto supuestamente superior al canal de Panamá. En caso de caer Ortega, no sería posible su realización.

En el 2013, Ortega pasó una ley otorgándole la concesión a una empresa china como único beneficiario, a cambio de una inversión de 40 millones de dólares.

De modo que hay varios regímenes alineados e interesados en mantenerlo en el poder, en el caso de Cuba lo manifiesta a través del envío de personal militar y de inteligencia.

Gobierno afirma que cubanos viajan «atraídos por sus volcanes»

Pero la versión oficial del régimen Ortega es otra. La directora de Promoción y Mercado del Instituto, Ana Carolina García, afirma que los cubanos van a Nicaragua “atraídos por sus volcanes”.

“Ellos son amantes de nuestros volcanes. Ellos no tienen volcanes, entonces es impresionante para ellos que nosotros tengamos ese volcán de lago de lava activo, y que lo pueden ver de cerca, que una de nuestras fortalezas o nuestros productos estrellas en estos momentos”, declaró a la agencia EFE.

Según los cubanos entrevistados en México, en la frontera con Guatemala, rumbo a EE. UU., para obtener la visa a Nicaragua deben decir que van por turismo o de compras.

Entonces lo planteado por García sería una verdad a medias. Ya que los migrantes cubanos no se quedan en el país sudamericano, sino que lo utilizan para llegar al continente y migrar hacia el norte.

También explican que solo hay dos aerolíneas autorizadas, Avianca de Colombia o Conviasa de Venezuela, la aerolínea bandera. Es decir, el dinero que pagan los cubanos para salir del país va en beneficio de la aerolínea estatal venezolana, manejada por la dictadura de Maduro.

Así, de forma triangular, se benefician del tráfico de personas Cuba, Nicaragua y Venezuela,  la «troika de la tiranía», apodadas así por John Bolton, asesor de Donald Trump, en alusión a la herramienta rusa que jala con tres caballos.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento