Cuba: 11 000 presos «por conductas contrarias a la moral socialista»

Sin una justicia independiente, 93 % de los 40 000 cubanos acusados penalmente cada año son declarados culpables

1.474
Damas de Blanco, mujeres que exigen la liberación de los presos políticos, son detenidas y golpeadas semanalmente en Cuba. (Ángel Moya)

Después de más de 60 años en el poder, el Partido Comunista de Cuba mantiene a la sociedad bajo control, por medio de la persecución ideológica. Por año, 40 000 cubanos son acusados penalmente. Sin una justicia independiente, 93 % son declarados culpables, informa la ONG Defensores de los Prisioneros Cubanos.

Eso suma más de 37 000 cubanos acusados por año. De ese total, 69 % son privados de su libertad, unos van a prisión y otros ha centro de “trabajos correccionales”.

El artículo 3 de la nueva Constitución establece que «los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución».

Asimismo, el artículo 5 determina que «el Partido Comunista de Cuba, único, martiano, fidelista y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, sustentado en su carácter democrático y la permanente vinculación con el pueblo, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado».

De modo que la persecución ideológica no solo existe sino que es avalada por la ley y ejercida por el sistema judicial.

La Constitución fue aprobada por medio de un referéndum que daba dos opciones: conservar la Constitución de la revolución comunista o aceptar la nueva que criminalizaba frontalmente el pensamiento disidente.

Ni las embarazadas ni las ancianas escapan de los golpes del régimen

Ante lo cual, referentes de la oposición fueron asediados por hacer campaña en contra. Las fuerzas de seguridad incautaron, allanaron viviendas y se robaron una lista con los nombres de 600 activistas, según denunció José Daniel Ferrer, coordinador de UNPACU, que ahora está preso hace más de 100 días.

Junto a él, su pareja con cinco meses de embarazo también fue golpeada, al igual que su abuela, una anciana de 78 años, cuando su casa fue irrumpida por las fuerzas del régimen. Lo que deja en evidencia que sin distinción, ni consideración por la salud de los afectados, para el régimen basta ser cómplice de los «contrarrevolucionarios» para sufrir un ataque.

Según el informe de Defensores de los Prisioneros Cubanos, el régimen comunista arresta a 3 833 personas anualmente por «peligro pre-criminal».

Es decir, en Cuba no es necesario cometer un delito para ser privado de tu libertad. Basta con tener ideas inadecuadas. Esto en términos orwellianos se denomina «crimental».

El «peligro pre-penal» tiene como castigo entre de 1 a 4 años de privación de libertad.

En total, el informe establece que alrededor de 11 000 de los detenidos por el régimen comunista «son prisioneros que no han cometido un delito, pero que están declarados en estado de peligro, es decir, con la posibilidad de cometerlos, por haberse comportado en contra de la moral socialista».

También menciona que los más de 90 000 detenidos en Cuba significa que existe una tasa de 794 prisioneros por cada 100 000 habitantes.

En entrevista con ABC, Javier Larrondo, el director de la ONG indicó que «la represión de derechos de opinión y la arbitrariedad que se destila con los 11 000 presos por pre-delictiva, es decir, por prejuicios y sin delito, es algo tristísimo».

El rechazo al socialismo también se castiga con encierro en hospitales psiquiátricos

Pero no es la única forma en la que se castiga a los objetores del socialismo. El encierro en hospitales psiquiátricos también es una opción para el régimen, particularmente en Mazorra, hospital conocido por la muerte de 26 pacientes con hipotermia. Es decir, en pleno Caribe murieron de frío por la falta de abrigo y comida.

Allí fue trasladado Daniel Llorente, un padre cubano condenado a encierro psiquiátrico por ondear bandera de EE. UU. en medio de la marcha anual por el día del trabajador, 1 de mayo.

Al año, su hijo fue detenido por llevarle carne a su padre en el «hospital». Según el régimen trató de colaborar con un contrarevolucionario.

Ahora Llorente está exiliado en Guyana. Él denuncia que fue desterrado por la fuerza.

Los métodos «alternativos» a la prisión también sirven para aliviar el gasto, puesto que supera las capacidades de un Estado socialista que niega a sus habitantes de la libertad de comerciar.

Paralelamente, cada año 21 600 reclusos comunes son excarcelados de forma anticipada.“Cuba mantiene una política de rigor penal al tiempo que drena las cárceles de reclusos”.

“Este doble juego sirve al propósito del Ministerio del Interior de mantener el orden mediante el rigor penal, al tiempo que no se aumentan en exceso los gastos que esto conlleva”, sostiene el informe.

Solo el Partido Comunista es legal, los demás se persiguen

Un caso sobresaliente fue el de Yanet Padrón Naya, quien fue secretaria del Partido Libertario Cubano-José Martí. Fue apresada luego de haber aparecido el 4 de julio, fecha de la independencia de EE. UU. junto a su abuela —también activista del partido— en una foto señalando la bandera de EE. UU. y felicitando a la nación vecina por la libertad lograda.

Apeló por meses hasta que finalmente fue condenada por un año y liberada seis meses antes por buena conducta.

En vista que solo el Partido Comunista es legal en Cuba, cualquier disidente que se atreva a ejercer política por fuera del ideario marxista lo hace bajo riesgo de prisión.

Desde el exilio,  la ONG Defensores de los Prisioneros Cubanos —con sede en Madrid, España— se dedica a denunciarlo, buscando que la comunidad internacional responda. Pues el régimen actúa con total impunidad.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.