Sin importaciones de China, Cuba se queda sin comida

"No hay huevos, no hay arroz, no hay frijoles; tampoco hay pollo. No hay gas licuado, no hay gasolina y empezaron los apagones", reclaman los cubanos ante la falta de comida y servicios básicos

12.561
Uno de los mitos del régimen cubano es que con el socialismo no hay hambre ni mendicidad, este cubano padece ambas. (Partido Libertario Cubano)

El coronavirus puso al mercado chino en jaque. Salvo en el caso de Cuba que dejó de importar del gigante asiático, no por el riesgo sanitario sino por la falta de recursos y por tanto la incapacidad de pagar de sus deudas. Ahora en la isla hay más hambre de lo usual, en las tiendas se ven carteles de «no hay».

Desde que disminuyó el financiamiento que Cuba recibe de Venezuela, luego que el socialismo hizo colapsar la economía del país sudamericano, Cuba perdió su capacidad de pago frente a China.

Según datos de la Oficina de Aduanas de China, las exportaciones a Cuba cayeron en 2019 a su nivel más bajo en una década, 791 millones de dólares, lo cual expone la crisis de liquidez de Cuba.

Aunque ambas naciones son gobernadas por el partido comunista, China ha implementado una serie de reformas para liberar el mercado y por tanto ha tenido crecimiento económico y aumento en la producción. Mientras que Cuba, luego de 61 años de socialismo, ha aumentado las restricciones, logrando que la isla dependa de las importaciones para gran parte de su consumo.

Con Bolsonaro en el poder, Cuba perdió los recursos del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES)

La incapacidad de pago por parte de Cuba también afectó sus relaciones con países de la región. El propio presidente del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES), Dyogo Olivera, afirmó que «queda claro» que países como Cuba y Venezuela no «podían pagar» sus deudas.

En septiembre del 2018, meses antes que Jair Bolsonaro asumió la presidencia de Brasil, Cuba le debía al BNDES USD $17,4 millones en cuotas vencidas en junio, julio y agosto. Aunque «el Gobierno de Cuba se ha mostrado solícito, abierto a buscar soluciones, alega que, por cuenta de cuestiones climáticas y financieras, no ha tenido la capacidad de honrar totalmente los pagos», explicó Oliveira.

Con Lula Da Silva en el poder, Cuba contaba con inversión en infraestructura a cargo de Odebrecht, la empresa petrolera involucrada en escándalos de corrupción a nivel continental. Así lo confesó el propio Marcelo Odebrecht, ahora en prisión domiciliaria.

”El único país en el que nos dimos cuenta de que había una mayor buena voluntad, un acto, un mayor esfuerzo del Gobierno para ayudar a aprobar el crédito Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) fue sobre el tema de Cuba», declaró Odebrecht.

Solo la obra de expansión del Puerto de Mariel costó 957 millones de dólares, financiados por el Estado brasilero.

Por eso, todavía en campaña, Bolsonaro anunció que Brasil no sería más un patrocinador del socialismo y lo primero que hizo fue quitarle al régimen su principal ingreso.

La denuncia de esclavitud de los médicos cubanos por parte de Bolsonaro le cuesta al régimen 33 millones de dólares mensuales

Al inicio de su gestión, Bolsonaro denunció la esclavitud de médicos cubanos, al entregar entre el 75 y 90 % de su sueldo al régimen.

Brasil le pagaba $ 3 000 dólares por médico cada mes a la isla. Alrededor de 11 000 médicos que fueron devueltos a La Habana, luego que el régimen no admitió las exigencias de Brasil: que los médicos puedan viajar con sus familias (pues les separaban), que reciban la totalidad de su sueldo y que sean evaluados.

Al no cumplirse las condiciones fueron expulsados, la pérdida económica para Cuba fue enorme. Solo en el 2016, los médicos cubanos que trabajan en el extranjero produjeron cinco veces más que la industria del turismo. Los médicos generaron USD $11 543 millones anuales, mientras que el turismo USD $2 800 millones.

Trump restringió el turismo a Cuba por la complicidad con la represión en Venezuela

Con la caída del mayor ingreso a la isla, el turismo debía suplirlo. Pero sucedió al contrario, 2019 cerró con una baja del  9,3 % del turismo, según la Oficina Nacional de Estadísticas.

Como represalia por el rol del régimen cubano en la represión cometida en Venezuela, el Gobierno de EE. UU. de Donald Trump canceló la llegada de cruceros a la isla, limitó vuelos turísticos y redujo el límite de remesas enviadas desde el exilio, lo que disminuyó los ingresos de la dictadura.

Llegó a tal punto la falta de recursos que el castrismo se vio en la obligación de habilitar la compra en dólares para permitir la circulación de la divisa en la isla.

Con pocos dólares, dado que Trump limitó el acceso a turismo y Bolsonaro puso fin a la esclavitud de médicos cubanos en Brasil, Cuba se enfrenta al hambre de su gente sin el apoyo de sus aliados, ya que Venezuela le ayuda con cada vez menos petróleo con petróleo y China no está dispuesta a venderle más, porque Cuba no puede pagar.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento