Argentina: se suicidó funcionario kirchnerista vinculado a coimas para fútbol en televisión

5
El logo de Fútbol para Todos, programa desde el cual el Estado argentino transmitía los partidos dilapidando fortunas de los contribuyentes. (Twitter)
El logo de Fútbol para Todos, programa desde el cual el Estado argentino transmitía los partidos dilapidando fortunas de los contribuyentes. (Youtube)

Durante los años del kirchnerismo las garras del Estado fueron mucho más lejos de los ámbitos tradicionales, inclusive para Argentina. Más allá de la “nacionalización” de YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales) o Aerolíneas Argentinas, el gobierno llegó hasta controlar la transmisión de los partidos de fútbol. De esta manera, los contribuyentes argentinos (todos, no solamente los aficionados a este deporte) pagaron fortunas para el programa “Fútbol para Todos” donde, lógicamente, abundaba la propaganda política oficialista.

No fue una sorpresa la corrupción que trajo aparejada la estatización del fútbol, por lo que varios funcionarios responsables terminaron con problemas en la justicia luego del cambio de gobierno.

Luego de las declaraciones del ex CEO de Torneos y Competencias, ante la justicia de Estados Unidos, Alejandro Burzaco,  el abogado Jorge Delhon fue uno de los nombres que salió a la luz y que quedó vinculado al manejo irregular de los fondos del programa. Delhon había sido contratado por la Jefatura de Gabinete de Cristina Kirchner desde 2012, órgano del gobierno donde se manejaban los recursos económicos de las transmisiones estatales deportivas.

 

En la declaración de Burzaco se señaló que Delhon habría recibido una suma cercana a los cuatro millones de dólares en sobornos. Al recibir la noticia, el abogado decidió terminar con su vida arrojándose a las vías del tren.

Lea más: Las 4 claves para entender el colapso total del kirchnerismo

Antes de suicidarse llamó a su amigo Pablo Paladino, también acusado por Burzaco por la corrupción del programa “Fútbol para Todos”, y acordaron reunirse para hablar de la complicada situación judicial que los esperaba. Delhon nunca acudió a la cita. Según Paladino, durante la charla telefónica, él buscó tranquilizarlo sin éxito. “Él no pudo entender, no pudo soportar”, señaló.

El hecho tuvo lugar en el partido de Lanús, provincia de Buenos Aires, y la policía encontró una nota en la ropa del cuerpo de Delhon. El papel decía: “Los amo. No puedo creer”.

Testigos aseguraron que vieron al abogado arrojarse hacia el tren, por lo que no caben dudas que se trató de un suicidio.

Fuentes: Clarín, Infobae

Comentarios