“Ley de plusvalía urbana”: Nuevo impuesto a la edificación en Buenos Aires

En la Ciudad de Buenos Aires, donde gobierna el macrismo 10 años, los impuestos se discuten en la legislatura con terminología marxista

1.953
El intendente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el macrista Horacio Rodríguez Larreta se siente cómodo ante los proyectos de terminología marxista. (Fotomontaje PanAm Post)

Entre los nuevos paquetes de leyes que se discutirán en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires hay uno en particular con un nombre que nos lleva directamente a la Unión Soviética. Se trata de la “Ley de plusvalía urbana“, enmarcada dentro de los nuevos códigos de edificación.

Cabe destacar que el nombre no es una propuesta exclusiva de la izquierda o una invención periodística. En la página del Gobierno de la Ciudad ya está oficializado con ese nombre marxista.

El nuevo impuesto, implementado dentro de la ley de curioso nombre, cuenta con el consenso de la mayoría de las fuerzas políticas y gravará las nuevas construcciones para conseguir recursos con la finalidad de financiar obras de infraestructura impulsadas por el Gobierno porteño.

La principal modificación que trae el proyecto es que se modifica el Código Urbanístico actual, por lo que se extenderán los permisos de construcción con la posibilidad de realizar un mayor número de pisos, siempre y cuando se abone el nuevo impuesto.

Las autoridades incluso mostraron con un gráfico como se calculará la plusvalía, teniendo en cuenta la multiplicación de metros cuadrados edificados “adicionalmente” con diferentes variables como la “calidad de vivienda y entorno”, cercanía a hospitales, escuelas y medios de transporte.

El tope de la alícuota será del 35 % y se cobrará en su totalidad en la zona Norte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires e irá reduciendo su costo según las construcciones se acerquen a la zona Sur, según el Gobierno porteño, con esto se busca “incentivar la construcción” allí.

Homenaje a Karl Marx

El próximo 7 de abril el instituto Goethe, en conjunto con el Teatro Nacional Cervantes, administrado y fondeado por el Ministerio de Cultura con los recursos de todos los contribuyentes, realizarán un homenaje a Marx, como para complementar las nuevas reformas impositivas bautizadas en su honor. Según la página oficial, las actividades incluirán inclusive “tangos proletarios“:

“Lecturas comentadas de escritos de Karl Marx, performances de sus textos de ficción, diálogos marxianos, filosofía y música, un recorrido biográfico acusmático, tangos proletarios, proyecciones y una feria editorial integran esta única jornada de doce horas”.

Comentarios