Se dispara el dólar y tiembla el gradualismo de Macri

En medio de la incertidumbre económica del Gobierno, reapareció Domingo Cavallo en los medios de comunicación.

224
Los tres economistas en la boca de todos por estas horas: Tetaz, Cavallo y Dujovne. (Fotomontaje PanAm Post)

El dólar sigue siendo la noticia del día en Argentina, y con subas consecutivas, en la jornada de hoy ya se opera a 22, 20 para la venta. Las transacciones a la mañana comenzaron a 19,80, y luego del incremento más brusco, ya no se sabe a cuanto puede cerrar esta tarde. El contexto de la alta inflación, la reducción de las divisas comerciales y el incentivo de los inversores de dejar las Lebac (Letras del Banco Central) para ir a buscar una mayor rentabilidad en la moneda norteamericana, no hace otra cosa que presionar la suba.

Cabe destacar que para el comienzo del año en curso, el dólar se ubicaba por debajo de los 19 pesos. Hasta el momento, la utilización de reservas del Banco Central para calmar la demanda no ha hecho otra cosa que posponer los picos por horas. La pérdida constante de reservas hace imposible utilizar la estrategia como herramienta de regulación del tipo de cambio en un marco de… ¿corrida?

Aunque puede ser prematura la idea de considerar una corrida cambiaria, Argentina, por su historia, es frágil incluso ante los meros rumores. A pesar que desde el Gobierno dicen que no hay motivos para alarmarse, en las últimas horas comenzaron las versiones acerca de fuertes cambios, que podrían incluso, generar modificaciones en el gabinete.

¿Se va el ministro? 

Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, no pasa por su mejor momento. Además de los sobresaltos de la economía, en los últimos días, los medios de comunicación se hicieron eco de varios gastos superfluos en el marco de su cartera. Ante la necesidad de reducir el déficit fiscal, y el recorte de subsidios energéticos que ya está pagando con esfuerzo la población, los vuelos privados de Dujovne generaron críticas y rumores de cambio de ministro.

La investigación del diario Perfil, que reveló que su mano derecha gastó 5 mil dolares en una cena y que los snacks que consumen en las reuniones son a costa de los contribuyentes, no hizo otra cosa que terminar de poner en jaque al joven ministro. Para agregar más leña al fuego, la diputada del Frente Renovador Graciela Camaño, manifestó: “lo próximo que veo es a Dujovne fuera del Gobierno”.

Los primeros rumores, en momentos donde no hay nada confirmado, indican que Martín Tetaz, otro joven economista, también vinculado a la Unión Cívica Radical (como Dujovne) podría ser candidato. Pero este cambio, de llegar a realizarse, predice una continuidad del modelo. Esto no permite ninguna esperanza a la hora de imaginar una solución para los problemas actuales.

Volvió por una noche

Domingo Cavallo, posiblemente el ministro de Economía más fuerte de la historia argentina, reapareció en los medios masivos para advertir sobre el rumbo económico del presidente Mauricio Macri. En el popular programa “A dos Voces” de Todo Noticias, el exministro criticó a Cambiemos por “no aprender de la historia” de la economía del país. En la entrevista desmintió que se haya reunido con Macri y le recomendó que no quiera ser “su propio ministro” de Economía. “Ese error ya lo cometió Néstor Kirchner”, manifestó Cavallo.

La oportunidad para el cambio o el principio del fin del modelo “gradualista”

Macri sabe que la gobernabilidad no está en riesgo, a pesar de los problemas. Aunque el dólar y la inflación suban, las tarifas generen malestar y los ministros sean acusados, lo cierto es que la división en el campo peronista permite que no haya temores en el oficialismo. Sin embargo, y sobre todo si se evalúan modificaciones en el equipo económico, estamos ante una oportunidad, posiblemente la última, de corregir el rumbo.

Es cierto que un cambio del modelo, ya que éste ha fracasado, no sería prudente en vísperas de las elecciones de 2019. Pero sería muy inteligente si el Gobierno comienza a evaluar un período de transición que vaya desde ahora, hasta el momento de comenzar un segundo mandato. Si Macri tiene esa nueva oportunidad, podrá intentar lo que consideró que no era viable en diciembre de 2015. Ya no hay tiempo para otros experimentos.

Comentarios