Batalla campal en Buenos Aires durante el debate del presupuesto

El oficialismo negoció el quorum con el peronismo no kirchnerista y fuera del Congreso comenzaron los disturbios.

284
Tras los serios incidentes, la sesión en diputados pasó a cuarto intermedio. Hay varios heridos y detenidos. (Twitter)

Una vez más el centro porteño es un campo de batalla. Sectores de izquierda y del kirchnerismo reeditaron la estrategia que ya han utilizado desde que Cambiemos es Gobierno en minoría: si hay quorum para debatir una ley que no les gusta, la apuesta es por el caos y la destrucción, y la finalidad es suspender la sesión parlamentaria. Como ya pasó en el debate de la reforma previsional, mientras en las inmediaciones del Congreso encapuchados rompen todo, en las bancas kirchneristas se denuncia represión y se pide suspender el debate.

El oficialismo negoció con un sector del peronismo no kirchnerista y los 106 legisladores macristas pudieron alcanzar el número mágico de 129. Cuando los diputados de la izquierda y del kirchnerismo tuvieron que bajar a dar el debate lo hicieron de manera bochornosa. La diputada Victoria Donda apareció con una imagen tamaño natural de la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, con la banda presidencial argentina y varios diputados arrojaron banderas norteamericanas a la presidencia del recinto. El discurso opositor es que en Argentina no gobiernan los locales, sino el FMI, los Estados Unidos y las corporaciones financieras.

Mientras que la violencia se extendía en las inmediaciones del Congreso, dentro del palacio legislativo también se vivieron momentos de acaloradas discusiones. Varios debates incluso estuvieron muy cerca de la violencia física. En un momento de la sesión, el kirchnerista Leopoldo Moreau acusó al jefe de bancada del PRO, Nicolás Massot de querer «chuparlos» como en las épocas de la dictadura. El diputado macrista increpó a su colega, al que le propuso «llevar las cosas afuera».

La destrucción de la Plaza del Congreso, los heridos y detenidos y el caos generalizado en todo el centro de Buenos Aires hicieron que el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, decidiera llamar a un cuarto intermedio. Hasta ahora el oficialismo resiste y no quiere terminar la sesión. El kirchnerismo insiste posponerla, lo que sería un pésimo antecedente hacia el futuro.

Antes de la interrupción se esperaba una votación a la madrugada, pero ahora el horario de finalización de la jornada legislativa es incierto. Hasta el momento se confirmaron 27 detenidos y 11 heridos que son atendidos por personal médico. Seguramente mañana se confirmen cifras mayores.

Por el lado de las fuerzas de seguridad, 9 uniformados recibieron heridas y fueron trasladados al hospital policial Churruca. Según las autoridades, los agresores eran «personas encapuchadas» que arrojaron piedras y bombas caseras del tipo «molotov». Los momentos más duros se vivieron alrededor de las 3 de la tarde, cuando la policía avanzó sobre la plaza Congreso con camiones hidrantes y gases lacrimógenos.

Reanudado el debate en la Cámara, se espera un largo y acalorado debate que seguramente se extienda por varias horas más.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.