Luego del caos, crecen las dudas sobre la seguridad del G20 en Argentina

La final imposible entre Boca y River no hizo otra cosa que incrementar las dudas sobre las posibilidades de garantizar la cumbre que se realizará en Buenos Aires.

225
Sectores de la oposición utilizaron el desastre del operativo policial del sábado para insistir con que el Gobierno carece de herramientas para garantizar la integridad de los mandatarios de la cumbre. (Twitter)

La realización de la Cumbre del G20, que tendrá lugar el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en Buenos Aires, viene complicada. En la última semana existieron varios hechos de violencia a mano de representantes de supuestas organizaciones anarquistas y el fin de semana se vivió el peor de los caos. La final de la Copa Libertadores de América entre Boca y River no pudo realizarse por hechos de violencia y el partido, que tenía los ojos del mundo encima, sentó el peor precedente en víspera de la cumbre.

En medio de las dudas sobre las garantías del evento que reunirá a los principales líderes del mundo, el presidente Mauricio Macri reconoció la difícil situación, a la que calificó como un retroceso. Aunque no contestó preguntas de la prensa, insistió que no ocurrirá nada fuera de lugar durante el G20.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

«Es triste y frustrante. Trabajo hace muchos años ya, desde que era Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, para ayudar a poner a la Argentina y a los argentinos en otro lugar. En otro lugar que nos abra oportunidades de crecimiento, de desarrollo, que nos permita asociarnos con el resto del mundo porque de esa manera vamos a crecer. Lo que pasó el fin de semana no contribuye en nada en a todo este esfuerzo que estamos haciendo», indicó.

El presidente argentino, si bien reconoció que el operativo de seguridad tuvo fallas, apuntó contra la complicidad de los clubes de fútbol con los barras brava e hizo referencia al desempeño de la justicia. Cabe destacar que a 48 horas de los hechos del sábado, todos los detenidos poractos de violencia quedaron en libertad.

En una breve reflexión a la cumbre, Macri dijo que el evento no tiene precedentes en la región y que es un reconocimiento del mundo a una Argentina que quiere hacer las cosas bien, volviendo a relacionarse con el resto de los países. «Nos han distinguido para organizar este evento y vamos a trabajar para que salga bien», manifestó.

Los temas principales de la agenda del G20 de este año en Argentina son: El futuro del trabajo, Infraestructura para el desarrollo, Futuro alimentario sostenible y perspectiva de género.

Críticas de la oposición

La diputada nacional, Victoria Donda, que volvió a acercarse al kirchnerismo, arremetió contra la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por sus dichos en la previa de la cumbre. La funcionaria macrista le había solicitado a los porteños que puedan que se vayan de la Ciudad de Buenos Aires el próximo fin de semana. Su insólita invitación a abandonar la ciudad, para que todo esté lo más tranquilo posible, ya había generado polémicas. El conductor televisivo Marcelo Tinelli utilizó las redes sociales para contestarle a la ministra que debía trabajar, por lo que permanecería en Buenos Aires a pesar de las recomendaciones oficiales.

Para este viernes, la administración pública nacional en Buenos Aires, como las autoridades municipales, dictaron asueto y será un día no laborable. La medida también se extendió a varios lugares del sector privado y gran parte de la Ciudad estará practicamente militarizada. No funcionará el subte ni tampoco los trenes. Las autoridades reconocieron que esperan protestas, pero confían que las mismas se realizarán «en paz» y que todo estará bajo control. Hay que esperar.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento