¿Vuelven las relaciones oficiales entre Argentina y el chavismo?

En el espacio de los Fernández evalúan volver al alineamiento internacional que tuvo el país hasta 2015

1.023
Alberto Fernández ganó las elecciones junto a Cristina Kirchner y asumirá el 10 de diciembre. Su agenda internacional parecería ser un retroceso peligroso. (Efe)

Uno de los aspectos positivos del Gobierno de Mauricio Macri, que lamentablemente no tuvo demasiados, fue la política internacional. A pesar del fracaso económico, en los últimos años Argentina dejó atrás las amistades del kirchnerismo y denunció las violaciones a los derechos humanos del chavismo en Venezuela. Aunque todavía está frenado, el la gestión saliente hizo lo posible por conseguir un tratado de libre comercio con la Unión Europea y acercó posiciones a Estados Unidos.

Ante el silencio de Alberto Fernández en los asuntos de fondo, por estos días todos son trascendidos y especulaciones. Claro que hay ciertos aspectos que pueden esperar, como la política internacional, si tenemos en cuenta las urgencias económicas. Pero Fernández puede encontrar un punto de conexión entre ambas agendas: Donald Trump y el Fondo Monetario Internacional (FMI). La necesidad del visto bueno de Washington es fundamental para conseguir una renegociación con el FMI y no caer en default al momento de asumir.

Aunque los nombres para el gabinete muestran un peronismo más moderado que un kirchnerismo furioso, lo cierto es que no hay certezas que Argentina mantenga las relaciones que consiguió Macri. Entre las hojas de ruta del próximo gobierno está la posibilidad de volver a reconocer a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. Si bien no hay nada confirmado, allegados al próximo presidente habrían dado a entender a diversos periodistas de medios nacionales que se le retiraría la credencial diplomática a Elisa Trotta, la embajadora designada por Juan Guaidó. Cabe destacar que Macri y su canciller, Jorge Faurie, además de reconocerla formalmente, le habían brindado un apoyo político importante.

De ir en esta dirección, Fernández le retiraría la inmunidad diplomática y volvería a reconocer formalmente a Carlos Martínez, el hombre del chavismo en Argentina. Desde el espacio de Trotta confirmaron que por ahora no harán declaraciones, pero advirtieron que todo lo publicado tiene más que ver con versiones que con hechos concretos.

La agenda de este sector dentro del peronismo no estaría planteando regresar a un apoyo incondicional al chavismo, como ocurrió durante el gobierno de Cristina Kirchner. La idea tendría más que ver con reconocer a Maduro, pero con cierta distancia, para buscar «una salida a la crisis». Los asesores de Fernández insisten en cuestionar a un «gobierno autoritario», pero siguen sin mencionar la palabra «dictadura».

A pesar de que no hay rumbo claro, la situación entre Fernández y Maduro, que sin dudas es de un acercamiento con relación a lo que fue el macrismo, pero que también dista del gusto del kirchnerismo duro, quedó en evidencia en un intercambio en las redes sociales. Luego de ganar las elecciones, el dictador felicitó al compañero de fórmula de Kirchner y Fernández agradeció el comentario, pero dijo que los logros deben venir de la mano de la «plena vigencia» democrática. Desde entonces, todo es un agridulce. Por ahora hay que esperar.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento