El saqueo del Estado argentino obliga a pensar en la secesión

Este fin de semana, el exgobernador de Mendoza reconoció que ya no es negocio ser argentino.

1.305
Para el titular de la UCR y diputado por Mendoza, Argentina «obliga» a su provincia a dejar de pertenecer al país. (Twitter)

El «Mendoexit» había comenzado hace un tiempo casi en broma. Luego de la experiencia británica del Brexit con la Unión Europea, varios mendocinos adaptaron el nombre a su provincia e invitaron a imaginar una Mendoza separada de la República Argentina. Luego de las últimas derrotas electorales del peronismo, que tiene serias complicaciones para imponerse en territorio mendocino, el hashtag volvió a aparecer en las redes sociales.

Parece que el suelo particular de la provincia, tan favorable para la vid y el malbec, no tiene las características apropiadas para que crezca el populismo. En Córdoba pasa algo parecido. Para el kirchnerismo suelen ser distritos perdidos antes de empezar a contar los votos.

Pero si hacía falta algo para que la idea loca deje de ser eso, es la aceptación de la opción por la política grande de la provincia. Alfredo Cornejo, titular de la Unión Cívica Radical, exgobernador y actual diputado por Mendoza, dijo que si el Estado nacional sigue yendo en la dirección que va, eventualmente se quedará sin la provincia. Como porteño, la idea de pagar impuestos de importación por una botella de vino no me hace mucha gracia, pero lo cierto es que los mendocinos tienen un punto.

La provincia, que también cuenta con un sector minero importante, con industria petrolera y una agricultura diversa, que hace muchos años va más allá de la uva, no tiene más ganas de seguir siendo saqueada. «Nos están obligando a separar a Mendoza de la Nación», dijo sin pelos en la lengua Cornejo en las últimas horas.

Pero más allá de la cuestión impositiva que sufre todo el país, sobre todo las provincias más productivas, Cornejo considera que hay un encono particular del Gobierno de Alberto Fernández:

«El problema es político. El gobierno tiene el objetivo de perjudicar a Mendoza. No hay otra lectura que esa», señaló.

Para Cornejo, todo esto es una cuestión incómoda, y reconoció que no le gusta la idea de separar a la provincia, pero el Gobierno nacional está «obligando a Mendoza a pararse en sus valores e identidades».

El exgobernador y actual legislador reconoció que todavía la provincia no tiene la posibilidad de separarse del país, pero dejó claro que Argentina es un estorbo para el desarrollo mendocino:

«Mendoza tiene todo para vivir  como un país independiente, pero no lo tiene hoy. Hoy necesita de la Argentina y la Argentina lo perjudica en la calificación de riesgo, en el acceso de crédito internacional, para traer inversiones, etc. Podría ser un país, pero con un programa común de su elite política empresaria para desarrollar ese camino».

¿Solamente un llamado de atención? Puede ser. Por ahora.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.