Virales

Newsletter

Yon Goicoechea, preso político de dictadura venezolana, busca ayuda de España y de expresidentes latinoamericanos

Por: Miguel Angel Camacho - @Miguel_AngelC - Jul 16, 2017, 5:15 pm
(Twitter)
(Twitter)

El 26 de agosto Yon Goicoechea, líder del partido creado por Leopoldo López, Voluntad Popular, cumplirá un año desde que las autoridades venezolanas lo capturaron por, según ellos, tener en su poder unos cordones detonantes.

Pese a ello, y al ya casi un año de reclusión, no se han presentado cargos penales en su contra, pero sí existe una boleta de excarcelación que el régimen venezolano no ha querido hacer efectiva.

Es por lo anterior que el preso político y su esposa, Rosaura Giorgina Valentini, han decidido implementar diferentes estrategias para lograr la libertad.

La primera fue un recurso presentado ante la Audiencia Nacional española (debido a que el preso político tiene nacionalidad española desde el mes de diciembre de 2016, ya que sus abuelos maternos y paternos son de España) contra el fallo de la juez Carmen Lamela, quien no aceptó una denuncia en la que se pide investigar al gobierno venezolano por el caso de Goicoechea. Según la juez, esta denuncia no fue aceptada porque quienes la presentaron no se encuentran en territorio español.

El día sábado se informó que el fallo emitido por Lamela será estudiado por la Sala Plena de la Audiencia Nacional, integrada por 20 magistrados.

La otra estrategia fue la que dio a conocer la expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, por medio de su cuenta de Twitter. En ella la exmandataria da a conocer una carta escrita a mano por Yon Goicoechea y dirigida a los cinco expresidentes que se encuentran en Venezuela fungiendo como veedores internacionales de la consulta popular convocada por la oposición.

 

En la carta se lee lo siguiente:

“Espero algún día ser como ustedes y poder ayudar a algún demócrata del mundo que los necesite. Les ruego interceder por mi libertad, para poder volver a mi casa. Tengo 2 hijos, de 8 y 5 años, y sería imperdonable no poder verlos crecer. Imperdonable porque soy inocente, porque lo que defiendo es justo y porque nuestra región no puede continuar callando las ideas con fusiles. América Latina debe luchar hoy por Venezuela, alzar su voz civilizadora sobre el ruido de los desfiles militares, para que no se extienda el modelo venezolano como intentó hacerlo el cubano.

Mil veces gracias. Bienvenidos siempre a esta tierra”.

La carta no solo es un llamado a la coherencia y a luchar por la libertad de Venezuela, también es una solicitud de ayuda para lograr su libertad.

Ahora solo queda esperar que llega primero, si el fallo de la Sala Plena de la Audiencia Nacional española o la democracia en Venezuela luego de los resultados de la consulta popular del domingo 16 de julio.

Fuente: El Mundo,

Miguel Angel Camacho Miguel Angel Camacho

Se ha desempeñado como editor y corrector de estilo en entidades públicas y privadas. En la actualidad es editor de fin de semana en el PanAm Post español. Síguelo en: @Miguel_AngelC