“Comunicados son insuficientes, ¿qué haremos cuando detengan a Guaidó?”

En la sede de la OEA se discutió la aplicación del principio de responsabilidad de proteger en Venezuela. "Cada minuto cuenta", dijo Arria

1.284
El secretario general de la Organización de Estados Americanos sostuvo que Venezuela requiere de la aplicación del principio de responsabilidad de proteger. (Luis Almagro)

Fue un foro histórico porque, aunque el tema central no fuera la tragedia venezolana, era imposible no hacer referencia. En la sede de la Organización de Estados Americanos, en el Salón de las Américas, se celebró un evento para discutir el principio de Responsabilidad de Proteger —o R2P—.

Con gentes de primera como el mismo secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro; el presidente de la junta directiva de la Fundación Stanley, Brian Hanson; el diplomático venezolano Diego Arria; el director ejecutivo del Centro Global para la Responsabilidad de Proteger, Simon Adams; entre otros, se habló durante casi tres horas sobre la herramienta.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

La intervención de Almagro fue clara y rotunda. “El concepto de responsabilidad de proteger ha revivido en todo el mundo por la crisis de Venezuela”, dijo, “especialmente porque ninguna situación de crímenes atroces nos puede ser indiferente”.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos hizo referencia a las torturas ejecutadas por la policía política del régimen (el SEBIN) y la inteligencia militar (DGCIM), que fueron reveladas por el diario español ABC. 

“Tenemos en el país una estructura de comisión de crímenes de lesa humanidad. Tenemos que encontrar mecanismos de respuesta conforme (…) La respuesta irresponsable a la situación de Venezuela es ‘hands off’. Venezuela necesita todas las manos. Porque se están cometiendo crímenes, porque hay una crisis migratoria y una crisis humanitaria”, sostuvo.

Para Luis Almagro ya en Venezuela hay una guerra. Es un conflicto armado contra la población. “Se utilizan armas convencionales y no convencionales, como los derechos de la gente”. Y, a propósito, mencionó el genocidio de Ruanda. No porque fuera un caso similar al venezolano, sino porque fue una muestra de la indiferencia y la “cobardía” de la comunidad internacional.

En su discurso, el secretario mencionó el reciente secuestro de Roberto Marrero, jefe de gabinete del presidente Juan Guaidó. Ante ello, dijo Almagro, “no podemos responder con una condena”.

“Comunicados de condena son insuficientes. Se llevaron preso a Marrero. Cuando se lleven preso a Guaidó, ¿qué hacemos? ¿otro comunicado de condena?”, se preguntó. “Definitivamente no es la clase de respuesta que la comunidad internacional tiene que dar”.

“R2P no es sinónimo de intervención militar”, dijo, “tampoco su aplicación implica una agresión de facto al principio de autodeterminación de las naciones. Eso es no entender R2P”.

Otra de las intervenciones más importantes fue la del diplomático y expresidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Diego Arria, el único venezolano en el foro. Para Arria “el principio de Responsabilidad de Proteger es un compromiso moral y político”. Habló sobre su experiencia en el conflicto de los Balcanes y explicó cómo la comunidad internacional pudo haber impedido un genocidio como el de Srebrenica.

“Vaclav Havel decía que defender a los seres humanos era una responsabilidad mayor que la inviolabilidad de un Estado (…) Kofi Annan decía que no hay ningún principio jurídico, ni siquiera la soberanía, que pueda invocarse para proteger a los autores de crímenes de lesa humanidad. La intervención armada debe ser el último recurso, pero no se puede desechar esa opción”, sostuvo Arria.

El diplomático venezolano insistió en que la responsabilidad de proteger trasciende cualquier debate académico. Dijo que se trata de un “principio fundamental de decencia humana y solidaridad”.

“Cada minuto cuenta”, aseveró Diego Arria.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento