Virales

Newsletter

Entrevista: Liberalismo se fortalece en Uruguay con Agrupación Libertad

Por: Priscila Guinovart - @PrisUY - Jul 22, 2017, 11:00 am
(Facebook)
La ideología de la libertad puede encontrarse en el pasado de toda nación desarrollada. (Facebook)

En una fecha más que simbólica –14 de julio– la Agrupación Libertad* se presentó oficialmente como un grupo dentro del Partido Colorado, de trascendencia histórica para la historia uruguaya. Y decimos simbólica porque ese día  pero del año 1789 fue la Toma de Bastilla donde se dio lugar a la Revolución Francesa.

Por tal motivo, entrevistamos a dos de sus representantes, Agustín Rodríguez y Carlos Santo. Rodríguez es técnico en Comercio Internacional y se define como “anarquista filosófico”. Santo, por su parte, es diplomado en Gerencia y… excomunista.

En primer lugar ¿qué significa para el movimiento libertario oficializarse?
Carlos Santo (C.S.): Lejos de nuestras más locas pretensiones (que –pocas- pero las tenemos) autoasignarnos la representación del movimiento libertario.

 ¿Por qué es importante la oficialización en este contexto político de Uruguay?
 C. S.: Porque todos los sistemas se cambian desde dentro. Pregúntele a Gorbachov.

¿Y por qué el 14 de julio?
C. S.: En homenaje no tanto a lo que sucedió ese día como a la Tríada inmortal, de la cual somos tan deudores aún.
Agustín Rodríguez (A. R.): Yo quería el 4 de Julio.

 Uruguay es un país que, a pesar de jurar ser liberal, es increíblemente conservador. Muchos asegurarán que ustedes no representan a muchos ciudadanos o que son un fenómeno efímero. ¿Cuál es su postura ante tal reacción?

A.R.: Uruguay es un país que tiende al estatismo, es decir, ya sea progresista o conservador, el uruguayo tiende a ver al Estado como único medio para resolver las problemáticas que lo aquejan. Respecto de la representación, independientemente de la orientación política, a muchos les atrae la idea de la libertad y responsabilidad individual como solución a diversas problemáticas, lo que hasta ahora no había sucedido es que alguien lo planteara explícitamente.

C.S.: Liberal y conservador no son antónimos, salvo en los nombres de algunos partidos, como en Colombia. En Uruguay tenemos mucho de bueno para conservar, mucho por recuperar de lo perdido, y mucho por alcanzar. Si uno no valora su propio tesoro, no puede mejorar nada. Si muchos dicen eso, será de las pocas veces en que los muchos tienen toda la razón. Que seremos efímeros es un vaticinio. Tengo un respeto a priori por todas las personas y sus opiniones, por estas hasta saber si lo siguen mereciendo o no. Pero no por los oráculos autoproclamados. Si sabe que seremos efímeros, que me diga los cinco números del Domingo, me hago rico y dedico a la Política en vez de a trabajar.

 

 El libertarianismo no goza de buena reputación. ¿Por qué?
C. S.: Yo diría que es difícil que tenga ninguna reputación, porque es un fenómeno desconocido a nivel de masas. Lo mismo le pasa al Liberalismo a secas. El problema es que mucha gente repite lo que escucha, y le han dicho por décadas que cualquier pelandrún es neoliberal; y –si hay algo en lo que Goebbels tenía razón- es en aquello de que mentir mucho permea las opiniones poco avisadas.

A.R.: Con el Estado presente en cada aspecto de la vida, la idea de reducirlo resulta chocante. Parece que menos Estado significara menos sociedad. Pero Estado y sociedad son cosas diferentes.

 ¿Cuáles son las políticas que han afectado a Uruguay en los últimos veinte años?
A. R.: Tendría que abordar demasiados temas. Toda política estatal tiene inmensas ramificaciones. En parte por esto es que  apuntamos a reducir el tamaño y poder del Estado,  para que las políticas no puedan ser abusadas por personas motivadas por la corrupción y malicia.

¿Cuáles son los peores errores del Frente Amplio?
A.R.: Criar resentimiento con el fin de tener un régimen identitario. Separar a la sociedad en grupos puestos unos contra otros.  Esta, justamente, es una de las políticas que me parece que afectó bastante al país.

 La despenalización del aborto y de la marihuana han sido políticas elogiadas en el mundo entero. ¿Cuál es el punto de vista libertario al respecto?

 C.S.: El punto de vista de cualquier liberal, libertario o simple libre es que los temas privados no son resorte de la política, ni el Estado. Nuestra Constitución dice en su Artículo 10.- Las acciones privadas de las personas que de ningún modo atacan el orden público ni perjudican a un tercero, están exentas de la autoridad de los magistrados.

Nada mal para unos conservadores de porquería ¿no?

A.R.: El aborto y la marihuana más que despenalizados fueron estatizados. El gobierno absorbió la actividad, con pretensiones monopólicas en el caso de la marihuana.
 

El libertarianismo ¿ha triunfado o triunfa en algún país?

A.R.: La ideología de la libertad puede encontrarse en el pasado de toda nación desarrollada. Su abandono ha llevado a los espirales de endeudamiento que hoy vemos a lo largo del mundo.

C.S.: La Libertad nunca triunfa, pero sus enemigos acabarán por morir.

¿Por qué sostiene el libertarianismo que cobrar impuestos es robar? ¿Acaso no derivaría su ausencia en un caos social?

C.S.: Más bien son una forma socialmente aceptada de extorsión. El caos lo he visto cuando los ciudadanos no aguantan más los impuestos.

¿Cuáles son los mayores éxitos capitalistas de la Historia?

C.S.: El Capitalismo –en menos de trescientos años- invirtió la pirámide de pobreza extrema; que antes era más de 90 % de menesterosos y ahora es menos de 10 %.

 ¿Cómo puede el libre mercado ayudar al ciudadano promedio?

A.R.: Sólo el ciudadano sabe cuál es el mejor destino para lo que obtuvo honradamente, no una entelequia encarnada en burócratas que viven vidas de realeza a costa de la ciudadanía. Un mercado libre significa que uno dispone del producto de su trabajo mientras el empresario compite para ofrecer el mejor producto o servicio al mejor precio.

C.S.: Bajando el costo de vida sin que falte papel higiénico.

 ¿Qué actividades tienen en agenda?

C.S.: Nacer, mamar, crecer, florecer.

En primera instancia debemos lograr una masa crítica de personas dispuestas a dar su tiempo y talento para elaborar una agenda, espacios de reflexión, formación, difusión de unos contenidos a presentar en forma monolítica y pertinaz en todos los foros en los que pueda participar uno de nosotros.

Para ello, generaremos espacios y momentos periódicos de encuentro humano, intelectual, artístico, afectivo y político; aspectos que –para nosotros- son indivisibles, como la libertad.

*La Declaración de Principios de la Agrupación Libertad se puede encontrar en su página (homónima) de Facebook.

Priscila Guinovart Priscila Guinovart

Priscila Guinovart es docente y escritora uruguaya. Ha colaborado con distintos medios de América Latina, EE.UU. y Europa. Vivió en Londres, donde escribió su libro "La cabeza de Dios". Síguela: @PrisUY.