Comisión del Senado de Brasil recomienda juicio político a Rousseff

0
Todod indica que el juicio político a Rousseff será aprobado en el Senado la semana que viene (Entono Inteligente)
Todo indica que el juicio político a Dilma Rousseff será aprobado en el Senado el próximo 11 de mayo. (Entono Inteligente)

La Comisión del Senado brasileño que tiene a cargo el tema del juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, aprobó con 15 votos a favor y cinco en contra, el informe del relator Antonio Anastasia,  a favor del inicio del proceso en contra de la mandataria brasileña.

El senador Raimundo Lira, titular de la Comisión Especial de impeachment señaló que el informe será enviado a la Plenaria del Senado para su votación el miércoles 11 de mayo. Aunque la decisión de este viernes no es vinculante, muestra por donde iría la tendencia de los votos para la semana que viene

La decisión queda en manos de los 81 senadores que el miércoles 11 de mayo en el Plenario, definirán el futuro político de la mandataria brasileña, quien es acusada de haber cometido un “crimen de responsabilidad” al utilizar préstamos de bancos estatales para ocultar déficit presupuestarios en 2014 y 2015.

Se pudo conocer que cada senador tendrá 15 minutos para exponer sus razones para aprobar el juicio político o no, lo que augura una sesión maratónica de al menos 20 horas.

Si el Plenario de la Cámara Alta aprueba el impeachment, Rousseff deberá separase del cargo por 180 días, mientras dura el juicio político. Durante este tiempo su cargo sería ocupado en forma interina por el vicepresidente Michel Temer.

Si al término del juicio Rousseff es destituida de su cargo, Temer deberá gobernar hasta 2019, cuando termina el presente período presidencial.

Temer, quien es el  primero en la línea de sucesión, rompió sus relaciones con la mandataria en medio de la crisis. Rousseff lo acusa de traición y estar planeando una conspiración para poder tomar el poder sin el apoyo de las urnas.

La presidenta insistió que en su país lo que está en marcha es un “golpe de Estado no tradicional”. Cuando la Cámara baja aprobó el impeachment el pasado 17 de abril, Rousseff señaló que tenía la fortaleza suficiente para enfrentar el juicio en su contra.

“No voy a paralizarme ni a desalentarme, voy a seguir luchando”, enfatizó.

Fuente: Clarín.

Comentarios