Legítimo Tribunal Supremo de Justicia se instaló en la sede de la OEA para luchar contra la dictadura chavista

41
tsj exilio - oea
El Tribunal Supremo, celebrará sus sesiones en la Organización de los Estados Americanos (OEA), en Colombia y en una oficina privada en Washington. (Twitter)

Un hecho inédito quedará plasmado en los libros de historia en Venezuela: el Tribunal Supremo de Justicia designado por la Asamblea Nacional se instaló en las oficinas de la Organización de Estados Americanos (OEA) para hacer frente, desde el exilio, a los delitos cometidos por funcionarios del régimen chavista.

Este viernes 13 de octubre se llevó a cabo la ceremonia de “instalación” en la cual estuvo presente el secretario general de la OEA, Luis Almagro, además de venezolanos opositores en el exilio.

El Tribunal Supremo celebrará sus sesiones en la Organización de los Estados Americanos (OEA), en Colombia y en una oficina privada en Washington (Estados Unidos).

Y es que el pasado 21 de julio, tal y como lo establece la Constitución de Venezuela, la Asamblea Nacional (AN) designó y juramentó a los integrantes del poder judicial, que previamente se sometieron ante un Comité de Postulaciones. Sin embargo, apenas horas después del acto, la dictadura de Maduro los desconoció y acusó de “traición a la patria”.

Miguel Ángel Martín, presidente del legítimo TSJ venezolano, dijo que la institución en el exilio trabajará por la renovación del Poder Judicial, tildado de favorecer al régimen de Nicolás Maduro. También indicó que la línea de acción del máximo tribunal estará enfocada en resolver las violaciones de derechos humanos a las que han sido sometidos los venezolanos.

 

“Nuestras acciones buscan preparar una justicia transicional y prepararnos para los cambios por venir en nuestro país (…) Evitaremos que vuelva el oscurantismo que se ha posado en nuestro país (…) Invitamos a todos los venezolanos a conformar una alianza para alcanzar nuestra independencia y nuestra libertad”, agregó.

Gonzalo Oliveros, también magistrado del TSJ en el exilio, le explicó a PanAm Post que “difícilmente en Venezuela se hará cumplir la decisión que nosotros tomemos, pero si los países amigos acatan la decisiones y toman medidas, eso impactará sin ninguna duda en territorio venezolano”.

Los magistrados acatarán la situación de los derechos humanos, de la ruptura del orden constitucional y la delincuencia transnacional que ha desviado los dineros de los venezolanos.

Cabe destacar que el TSJ designado por la AN no solo cuenta con el reconocimiento de la OEA, sino también con el del Parlamento Europeo.

Fuentes: Sumarium, El Nacional.

Comentarios