Régimen de Maduro llama a consultas a su embajador en Canadá y califica al Gobierno de este país de estúpido e insolente

11
embajador venezuela - canada
Embajador de Venezuela en Canadá, Wilmer Barrientos. (Twitter)

El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, llamó a “consultas” a su embajador en Canadá luego de que este país norteamericano rechazara los resultados de las elecciones regionales en Venezuela, las cuales estuvieron plagadas de irregularidades.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, informó sobre la medida, al tiempo en que Maduro calificó de “insolente” al Gobierno canadiense por cuestionar la validez de las cifras de los comicios.

“Informo que el presidente @NicolasMaduro ha decidido llamar a consultas a nuestro embajador en Canadá, Willmer Barrientos”, expresó el canciller en Twitter.

En una rueda de prensa, Maduro también se refirió al tema: “Ahí sale el Gobierno estúpido de Canadá diciendo que no reconocen las elecciones. ¡Qué carrizo me interesa que Canadá reconozca o no a Venezuela!, si ya la reconocemos nosotros y somos independientes y soberanos”.

La ministra de Asuntos Exteriores del Gobierno de Justin Trudeau, Chrystia Freeland, afirmó, pormedio de un comunicado que “Canadá está muy preocupada por las acciones del régimen venezolano para dificultar la celebración de elecciones libres y justas, especialmente vía el control anticonstitucional del Consejo Nacional Electoral (CNE)”.

Maduro respondió: “Qué me interesa que Canadá diga lo que diga. Gobierno insolente, estúpido Gobierno de Canadá, qué me interesa. Estúpido Gobierno de Canadá”.

Y es que el Gobierno norteamericano rechaza los resultados electorales luego de que se conociera todas las irregularidades que hubo para dificultar el voto de los venezolanos, sobretodo el voto opositor.

 

El CNE de Venezuela no solo decidió cambiar los centros de votación a última hora, lo cual afectó a más de 300.000 electores, sino que además no hubo máquinas capta huellas y no se usó la tinta indeleble, lo que permitió que una persona pudiera votar más de una vez sin dejar rastros.

Otras de las irregularidades se relacionan con los mecanismos de amedrentamiento que hubo antes y durante la elección. Grupos armados del chavismo rondaban los centros de votación con el objetivo de intimidar a los electores.

A todo esto se suma que el CNE impidiera la sustitución de candidatos en el tarjetón electoral, lo que significó que el tarjetón saliera con los rostros de todos los candidatos de oposición en vez de salir con el que ganó las elecciones primarias. Esto significó que el venezolano que votó por equivocación por otro candidato que ya no estaba postulado perdió su voto, ya que este fue anulado.

Fuentes: Diario Las Américas, El Impulso.

Comentarios