Comunidad internacional rechaza elecciones en Venezuela plagadas de irregularidades

49
fraude venezuela
El expresidente colombiano Andrés Pastrana y la costarricense Laura Chinchilla, publicaron esta imagen a través de sus cuentas en Twitter (Twitter)

La oposición venezolana no reconoció los resultados de las elecciones regionales en las cuales el Consejo Nacional Electoral otorgó la victoria al chavismo con 17 gobernaciones; ante esto, la comunidad internacional empieza a manifestarse en contra del presunto “megafraude”.

Los Gobiernos de Francia y España son los primeros en manifestarse, rechazaron los resultados de los comicios y anunciaron que examinarán junto a sus socios de la Unión Europea “las medidas apropiadas para contribuir a una solución a la grave crisis que atraviesa el país”.

Un portavoz del Ministerio francés de Exteriores indicó que los comicios, que el Gobierno aseguró que concluyeron con una victoria del chavismo, tuvieron lugar en condiciones “discutibles” y en medio de denuncias de “graves irregularidades” y de “ausencia de transparencia en la verificación” que “afectan a la confianza en los resultados”.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de España, Alfonso Dastis, respaldó aclarar los resultados. Indicó que la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, hizo una intervención al comienzo de la reunión en la que afirmó que los resultados de los últimos comicios en Venezuela son “sorprendentes“.

Según dijo, Mogherini pidió “averiguar qué es lo que ha ocurrido en realidad”.

Dastis afirmó que tanto sus homólogos de Portugal e Italia entre otros, así como él mismo, apoyaron ese planteamiento de la alta representante.

A la reacción de España y Francia se suman expresidentes de la región que manifestaron su descontento.

“¡Dictadura y democracia son incompatibles!”, escribió el ex mandatario de Colombia, Andrés Pastrana, a través de su cuenta en Twitter.

Asimismo la expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla también denunció “fraude”: “Resultados electorales de hoy son la crónica de un fraude anunciado. Indignan, pero no extrañan. Las dictaduras nunca pierden”, dijo.

Y es que las irregularidades se observaron mucho antes de las elecciones regionales, pues la campaña estuvo llena de violaciones por parte del Consejo Nacional Electoral y el chavismo.

Durante la campaña electoral, la bancada opositora, representada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), preparó un expediente con las diversas acciones u omisiones del CNE que constituyeron una violación a los derechos electorales.

Una de las denuncia detalla que se inició el proceso comicial sin la publicación del cronograma y, posterior a la convocatoria, se publicó con actividades  —supuestamente— previamente realizadas.

 

Asimismo otra de las  denuncias fue cómo el CNE impidió la sustitución de candidatos en el tarjetón electoral; el tarjetón salió con los rostros de todos los candidatos de oposición en vez de salir con el de los candidatos que ganaron las elecciones primarias.

Esto significó que el venezolano que votó por equivocación por otro candidato que ya no estaba postulado perdió su voto.

Otra denuncia interpuesta por la oposición venezolana se basó en que del Registro Electoral fueron borrados sin explicación al menos 17.000 electores.

Además se sumó el cambio de “última hora” de centros de votación. El CNE buscó confundir a los electores tras reubicar a más de 300.000 votantes venezolanos.

Muchos electores llegaron a su centro de votación y  lo encontraron cerrado; la oposición tuvo que activar su maquinaria para movilizar a los afectados.

Pero adicionalmente, no conforme con tantas irregularidades, el órgano electoral decidió no implementar el protocolo de seguridad de todos los años: No hubo máquinas capta huellas y no se usó la tinta indeleble, lo que pudo permitir que una persona pudiera votar más de una vez sin dejar rastros.

Fuentes: Diario Las Américas; Sumarium

Comentarios