Chilezuela: polémica por comparación de Alejandro Guillier con Nicolás Maduro

243
Alejandro Guillier
«Chilezuela»: una palabra que se convirtió en tendencia en Twitter para referirse a la posibilidad de que el candidato presidencial Alejandro Guillier lleve a Chile al comunismo. (Flickr)

Se acerca la segunda vuelta electoral en Chile y las declaraciones entre políticos no solo empiezan a subir de tono, sino que ahora la situación de Venezuela sale a la palestra con unas polémicas afirmaciones que aseguran que con la victoria del oficialista Alejandro Guillier dicho país podría convertirse en «Chilezuela».

El pasado martes 21 de noviembre, la diputada electa por el partido Renovación Nacional, Érika Olivera, sugirió en una entrevista que si Guillier gana la Presidencia al país le espera un futuro similar al venezolano.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

“A mí no me gustaría tener un país como Venezuela. Y lo digo sinceramente. No me gustaría que mis hijos vieran una realidad como la que vemos a través de los medios de comunicación”, dijo.

En una entrevista para Ahora Noticias, Olivera comparó el proyecto del candidato oficialista con el del régimen de Nicolás Maduro.

Argumentó que “es lo que veo para el futuro de nuestro país si seguimos así. Lo más probable es que vayamos hacia allá y eso es lo que yo como persona de esta sociedad no quiero eso para mi país, no quiero eso para Chile”.

Y es que tras las declaraciones de la diputada también circuló un video en las redes sociales que causó fuertes reacciones. Se trata de un segmento del programa televisivo Mentiras Verdaderas, donde la tarotista Deseret Tavares «predijo» que Guillier  será el próximo presidente, lo cual significaría un escenario «cuasiapocalíptico» por la posible llegada del comunismo a Chile.

 

El video se realizó en octubre, cuando Tavares aseguró que el nuevo Gobierno de Chile «muestra traición y pérdida», calificando a Guillier como «peligroso».

Ambas declaraciones causaron revuelo en las redes sociales, donde ciudadanos chilenos empezaron a especular sobre «Chilezuela», una palabra que se convirtió en tendencia en Twitter.

Pero el candidato Sebastián Piñera, quien disputará el ballotage contra Guillier y quien logró la mayoría de los votos en la primera vuelta electoral, reaccionó ante la polémica.

«Respecto a lo que dice Erika, mire, es muy simple. Nosotros representamos un camino que nos acerca al desarrollo. La Nueva Mayoría representa un camino que no nos acerca al desarrollo, que nos acerca al estancamiento y la inseguridad», dijo.

Piñera advirtió que «sin duda que Chile no es Venezuela, pero cuidado, porque los países no tienen comprado su futuro ni tienen garantizado su progreso».

Cabe destacar que en agosto el candidato oficialista chileno fue criticado por la oposición de ese país luego de que no votara en el Senado a favor de un proyecto que condenaba la violencia en Venezuela.

En la votación no estuvo presente el candidato presidencial oficialista, pese a que se había registrado como asistente en la sala previamente.

Consultado sobre si la situación en el país gobernado por Maduro podría considerarse una dictadura, Guillier expresó: “Es un régimen que ya no es democrático y por tanto nosotros como país tenemos que hacer una acción conjunta de ir oponiéndose a lo que es una actitud que está desmantelando el Estado de Derecho”.

Dichas declaraciones fueron consideradas como «ambiguas» por líderes opositores de ese país, dejando en evidencia una gran duda sobre la afinidad que pueda tener Guillier con el régimen de Venezuela.

La historiadora y economista chilena Andrea Kohen, en una columna para PanAm Postya había advertido que Guillier  es «el candidato socialista a la presidencia de Chile ávido de poder».

Guillier por su parte ha ofrecido continuidad. No solo programática, reforzando las ideas que llevaron a este actual Gobierno a instalar la maquinaria pesada que hoy destruye las bases jurídicas y económicas de Chile, sino que aún una continuidad que vale mucho más para el mundo político que lo ha validado como candidato en el partido socialista.

Una victoria «cuesta arriba» para Piñera

A pesar de que el candidato de derecha Sebastián Piñera logró la victoria en la primera vuelta electoral con 44% de los votos, es muy posible que no gane la Presidencia, pues los partidos de izquierda podrían unirse para otorgarle la banda al oficialista Guillier.

Entre los ocho candidatos que se enfrentaron en la primera vuelta, en total, las fuerzas de izquierda obtuvieron algo más de 3,6 millones de votos frente a los 2,9 millones de la derecha.

Las esperanzas del expresidente Piñera recaen ahora en que los electores a favor de José Antonio Kast se sumen a su propuesta y que los abstencionistas salgan a votar a su favor, recordando que un 55% de los chilenos habilitados no asistieron a las urnas.

Venezuela como tema electoral

No es primera vez que en países del mundo se usa la crisis venezolana como bandera política para «asustar» a los electores y evitar caer en la situación de la nación gobernada por Nicolás Maduro.

Recientemente sucedió en Perú en plena campaña presidencial en 2016, cuando entre partidos calificaron de «chavista» a la candidata Verónika Mendoza luego de que ella misma hiciera aseveraciones considerando que los Gobiernos de Venezuela (Nicolás Maduro), Ecuador (Rafael Correa cuando ocupaba la Presidencia) y Bolivia (Evo Morales) “han sabido defender su soberanía” ante supuestos golpes de Estado.

Lo mismo ha sucedido en España en relación con el partido Podemos liderado por Pablo Iglesias, pues se ha asegurado que la tolda morada busca convertir a España en Venezuela tras su afinidad con el socialismo y Nicolás Maduro.

Dicha advertencia fue usada también en la campaña de las elecciones generales de 2016 por el partido oficial PSOE para derrotar a Podemos.

Fuentes: AhoraNoticias; BioBio.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento