Michelle Bachelet se despidió de Cuba ignorando por completo a la disidencia

33
bachelet - cuba
Bachelet sostuvo un encuentro con Castro a pesar de las críticas y dijo que con su viaje buscaba fortalecer los lazos entre ambos países (Twitter)

Llueven las críticas contra la aún presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien tras pocos días de efectuarse las elecciones en su país viajó a Cuba para reunirse con el dictador de la isla, Raúl Castro.

La visita de Bachelet a Cuba, que concluyó este lunes 8 de enero, generó críticas tanto en sectores opositores como oficialistas, que no ven la “conveniencia” del viaje. Además exigieron a la jefa de Estado que rechace “la violación de los derechos humanos” en la isla.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

En esta oportunidad, el mandatario electo, Sebastián Piñera, criticó a Bachelet por no reunirse con la disidencia cubana; dijo que si él viajara a ese país no dudaría en agendar un encuentro con la oposición.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

«Si yo fuera presidente y visitara Cuba, como lo hice cuando la visité, sí me reuniría con la disidencia y con los cubanos que están luchando por recuperar su propia libertad democracia y Estado de derecho”.

El próximo presidente chileno, que asumirá el cargo en marzo de 2018, recordó su viaje a Cuba cuando en 2014 participó en una cumbre de la Celac; oportunidad en la que aprovechó para reunirse con líderes de la oposición como Berta Soler, miembro de las Damas de Blanco.

Piñera comparó la ausencia de libertades en Venezuela y Cuba: “En Cuba tampoco hay democracia, tampoco hay libertades y tampoco hay respeto a los derechos humanos”, señaló.

Y es que Bachelet sostuvo un encuentro con Castro a pesar de las críticas y dijo que con su viaje buscaba fortalecer los lazos entre ambos países en ámbitos como salud, cultura y economía.

A la mandataria le quedan pocos meses en el cargo y no le importó la lluvia de críticas que recayó sobre ella tras respaldar a Castro y no mostrar intención por reunirse con la disidencia.

 

La opositora cubana Rosa María Payá pidió a Bachelet que hiciera lo correcto y se reuniera con la oposición en su viaje a la isla; pero dicha petición fue completamente ignorada.

Para la líder opositora cubana la invitación de Raúl Castro no es más que una “medida desesperada por recobrar legitimidad, a pocos meses de designar al heredero del castrismo”.

“Viaje de Pdta. Bachelet a Cuba parece más un gusto personal que una política de Estado. Debilita imagen de Chile como país comprometido con la defensa de la democracia y los DD. HH.”, señaló el periodista de CNN Chile, Daniel Matamala.

El diputado independiente, José Antonio Kast, tampoco quedó indiferente ante el viaje y opinó que la mandataria ha debido permanecer en Santiago en vez de seguir gastando los recursos de los chilenos en un viaje “romántico de despedida”.

Por su parte, el senador Juan Antonio Coloma, del partido político de derecha Unión Demócrata Independiente (UDI) comentó que desde un punto de vista político el viaje es “profundamente inoportuno”, ya que a su juicio no debería culminar su mandato acudiendo al país con “menos democracia y libertad”.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento