“A nosotros no nos asustan los matones”: excanciller peruano a Maduro

El expresidente del Congreso peruano y exministro de Relaciones Exteriores del Perú, Luis Gonzáles Posada, calificó a Nicolás Maduro de "matón" y "fanfarrón".

4.883
Luis Gonzáles Posada: “No nos asusta el señor Maduro, yo hubiera preferido que él viniera para ver si tenía los pantalones”. (Flickr)

En medio de una fuerte tensión diplomática entre el Gobierno del Perú y el régimen de Venezuela, el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) ha dejado claro que bajo ninguna circunstancia Nicolás Maduro llegará a Lima para participar en la Cumbre de las Américas.

La decisión del Gobierno peruano ha sido respaldada tanto por el Congreso como por políticos de ese país que han seguido de cerca la crisis humanitaria, política y económica que enfrenta la nación suramericana.

PanAm Post entrevistó al expresidente del Congreso peruano y exministro de Relaciones Exteriores del Perú, Luis Gonzáles Posada, quien calificó a Nicolás Maduro como “un matón”. Agregó que el dictador de Venezuela está haciendo uso de sus “fanfarronerías” para montar un show internacional, como al que ha estado acostumbrado.

¿Cree usted que Nicolás Maduro acudirá a Lima a pesar de tener todo en su contra?

Hace pocos días salió una encuesta donde el 93 % de los peruanos repudian al régimen asesino y genocida de Nicolás Maduro; de tal manera que acá la posición expresada por el país, el poder Ejecutivo y por el Congreso en una aplastante mayoría está completamente respaldada.

Ahora lo que tenemos que ver es cómo se maneja más eficientemente el tema, porque obviamente Maduro va a hacer lo que siempre sabe hacer, aprovechar el escenario internacional para rabiar, insultar, crear problemas, ofender como lo ha hecho con todos los jefes de Estado.

La Cancillería va bien, pero personalmente creo que no va a venir. Él busca siempre el ruido del show.

Ellos se manejan amenazando, y solo cuentan con gobiernos como el de Cuba, Bolivia y Nicaragua, que forman parte de un pequeño grupúsculo que lo que hace es blindarlo diplomátiamente.

¿Que acciones pudiera tomar la Cancillería en un hipotético caso de que Maduro llegue a suelo peruano?

Bueno esas son decisiones del Gobierno, pero todas las decisiones que se tomen serán firmemente respaldadas por todos.

La Cumbre de las Américas es una conferencia, no es un organismo internacional, es un foro. Y en la reunión de Quebec se tomó un acuerdo importante que establece que cuando existan evidencias de que se haya asaltado el sistema democrático de un país, el Gobieno que lo cometió no puede participar en la cumbre.

Yo entiendo que los acuerdos son para cumplirse, el Perú al principio invitó a Maduro porque esperaba resultados positivos del diálogo en República Dominicana, pero como eso no ocurrió se aplica la convención y el acuerdo de Quebec.

No nos asusta el señor Maduro, yo hubiera preferido que él viniera para ver si tenía los pantalones para decirle al presidente Macri todo lo que le dijo de ladrón y cobarde; o que le dijera en la cara los insultos que lanzó contra el presidente de Brasil, de Colombia, Perú o al secretario general de la OEA, Luis Almagro.

A nosotros no nos asustan los matones, de tal manera que yo hubiera preferido que venga para que públicamente ponga en evidencia el nivel de barbarie que se está cometiendo en un país donde miles de venezolanos escapan para salvar sus vidas, alimentarse y obtener medicinas.

Entonces, cualquier decisión que tome el Gobierno peruano será respaldada por la mayoría. El Perú es una unidad en este tema internacional contra la dictadura como la de Venezuela.

¿Por qué cree usted que Maduro no va a venir?

Porque son sus típicas fanfarronadas, y voy a recordar una: a Maduro lo expulsaron del Mercosur y en ese momento su respuesta fue que si lo sacaban por la puerta, él entraría por la ventana. Lo sacaron, lo botaron y no entró ni por la puerta ni por la ventana. Lo conocemos psicológicamente muy bien, no nos asusta.

¿Cree usted que fue un error en primer lugar invitar a Nicolás Maduro a la Cumbre y luego “desinvitarlo”?

Yo personalmente nunca lo hubiera invitado, siempre he pensado que el Perú ha debido romper relaciones diplomáticas con Venezuela, pero esa es mi opinión.

Yo creo en la doctrina de Betancourt; no podemos legitimar internacionalmente a un Gobierno de esa naturaleza y yo me mantengo en esa opinión.

Ahora, cada Gobierno toma su decisión, y Lima siempre ha sido en este tema de Maduro mucho más intenso que otros de América Latina.

Comentarios