Por miedo a sanciones de EE. UU., Nicaragua paraliza exportaciones a Venezuela

55
(Pixabay)
“Mientras no se encuentren otro mecanismo que reduzca cualquier riesgo de caer en sanciones no habrá exportaciones”. (Pixabay)

Fuentes comerciales nicaragüenses informaron que las exportaciones a Venezuela han sido paralizadas por las sanciones que Estados Unidos ha implementado contra el Gobierno dictatorial de Nicolás Maduro, y aseguraron que “no hay intenciones de venta este año”.

El gerente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), Mario Arana, explicó que la decisión se tomó para evitar “cualquier afectación de contaminación de sanciones a empresas o bancos nicaragüenses por tener vínculos con Venezuela”.

El gerente de APEN explicó que tras la decisión de Estados Unidos de imponer sanciones que prohíben los intercambios comerciales de empresas estadounidenses con la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), los países que realicen alguna relación comercial indirecta o directamente con la petrolera también se exponen a sufrir sanciones.

Nicaragua suele exportar a Venezuela carne, lácteos, café, ron, tabaco, frijoles y maíz. Sin embargo, Arana aseguró que “mientras no se encuentren otro mecanismo que reduzca cualquier riesgo de caer en sanciones no habrá exportaciones”.

Arana también afirmó que las exportaciones al país en crisis se habían ido reduciendo poco a poco desde octubre hasta enero de este año , en el que ya no se ha registrado ninguna venta.

 

Cabe destacar que la producción interna de comida en Venezuela alcanza para suplir penas al 30 % de la población y el restante proviene de la importación, por lo que si otros países también deciden paralizar sus exportaciones a Venezuela, la hambruna en el país empeoraría drasticamente.

Es necesario recordar que las sanciones del Gobierno estadounidense se implementaron en agosto del pasado año como método de presión contra la dictadura liderada por Nicolás Maduro en el país suramericano.

Las sanciones del Gobierno norteamericano también se empliaron a 53 funcionarios del chavismo, quienes fueron incluídos en una lista negra, por lo que se les bloqueó sus bienes y activos, y, además, se les negó el ingreso a suelo norteamericano.

La administración de Trump ha dejado claro que seguirá presionando hasta conseguir que en Venezuela vuelva a haber democracia. De hecho, Trump ha decidido enviar al secretario de Estado, Rex Tillerson, a un viaje por cinco países de América Latina (Argentina, Colombia, Jamaica, México y Perú) para hablar de la crisis del país petrolero.

Esta decisión, implementada por la APEN, debilita las relaciones establecidas entre Venezuela y Nicaragua, países que se han caracterizado por implementar el socialismo del siglo XXI, el cual ha perjudicado a sus respectivas poblaciones, y que, además, han utilizado sus sistemas electorales para perpetuarse en el poder.

Comentarios