Paro de enfermeros en Venezuela: el colapso total del sector salud

La nación suramericana que está sumida en una crisis sin precedentes, ahora enfrentará la protesta masiva del gremio de la salud tras unos sueldos que les impiden sobrevivir.

El caso de los enfermeros en el país suramericano es el reflejo de una realidad expandida, pues una quincena de 700.000 bolívares (USD $0,2) solo les alcanza para comprar dos plátanos.(Twitter)

Se avecina la paralización total del sistema de salud en Venezuela, luego de que el gremio de enfermeros llamara a un paro indefinido para exigir salarios dignos, una acción a la que presuntamente se sumarán los médicos del país.

La nación suramericana que está sumida en una crisis sin precedentes, ahora enfrentará la protesta masiva del gremio de la salud tras unos sueldos que les impiden sobrevivir.

Los enfermeros en Venezuela, así como el gremio de maestros, por ejemplo, se encuentran de manos atadas y buscando diferentes modos de aumentar sus ingresos en un país donde el sueldo mínimo es de USD $2 y la canasta básica familiar cuesta 220 millones de bolívares (USD $78,5).

El caso de los enfermeros en el país suramericano es el reflejo de una realidad expandida, pues una quincena de 700.000 bolívares (USD $0,2) solo les alcanza para comprar dos plátanos.

“Nosotros creemos que el presidente de la República, al aumentar el salario mínimo, debería tomar en cuenta el artículo 91 de la Constitución que dice que todo trabajador tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad, y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Y que debe ser ajustado cada año, pero tomando como referencia el costo de la canasta básica y nosotros, los trabajadores del sector salud, seguimos en la misma situación de pobreza extrema”, denunció Ana Rosario Contreras, presidente del Colegio de Enfermeras de Caracas.

“Señor ministro de Salud, nosotros no vamos a cambiar por una caja de comida un sueldo digno, nosotros lo que aspiramos es la dotación e insumos (materiales) de los hospitales, el poder adquisitivo, señor ministro, para comprar lo que se nos dé la gana donde se nos dé la gana”, agregó.

El diputado José Manuel Olivares, que también es médico y representante del sector salud, señaló que a la lucha de las enfermeras se sumarán médicos, camareras, camilleros, bioanalistas y nutricionistas para «levantar la bandera del sueldo digno para los trabajadores de este país”.

Y es que el sector salud en Venezuela trabaja a expensas de cualquier riesgo, pues no solo los salarios son insuficientes, además no cuentan con los insumos médicos necesarios para atender a los pacientes, ni cuentan con suministro de agua en los diferentes centros de salud.

Ante la crítica situación que enfrentan, muchos enfermeros no solo han decidido renunciar a sus puestos de trabajo, sino que además en sus tiempos libres buscan «rebuscarse» para lograr mayores ingresos.

Muchos deciden ofrecer servicios de costura, peluquería y hasta venta de golosinas para poder sobrevivir; esto mientras que la deserción de dichos profesionales es cada vez mayor.

Numerosos trabajadores han tenido que redoblar sus turnos por la fuga de personal o, en su defecto, buscar mejores remuneraciones en el exterior.

Hospitales se quedan sin enfermeros

Un reportaje publicado por el diario El Nacional revela que por los bajos sueldos el Hospital Central de San Cristóbal en el estado Táchira se está quedando sin enfermeros.

“Esto es preocupante. El impacto del éxodo de enfermeros que se va a otro país hace que los servicios se queden solos. Sencillamente agarraron sus maletas y se fueron buscando nuevos horizontes. Lo más duro es que se trata de la población más joven, tienen entre 18 y 35 años de edad. Entonces con qué población y con qué profesionales nos vamos a quedar para atender a los pacientes que lo necesitan”, dijo el presidente del Colegio de Enfermeros del Táchira, Daniel Liscano.

Lo mismo sucede en el Hospital Universitario Ángel Larralde, que depende del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, donde renunciaron 200 enfermeros, según reportes de ese centro de salud.

“Éramos 700 enfermeros y ahora quedamos 400; ganamos 160.000 bolívares quincenales que no nos alcanza ni para un kilo de arroz”, declaró la enfermera Luz Suárez para El Carabobeño.

Por su parte, el Colegio de Enfermeros de Carabobo informó que entre cinco y ocho agremiados al día tramitan en la institución el retiro de sus papeles para ejercer la profesión en otro país.

Asímismo, el Colegio de Enfermeros en el estado Aragua señaló que cada día renuncian aproximadamente 20 enfermeros por cada hospital de ese estado. “Según el registro, el 40 % de las personas piden cartas profesionales para irse del país”, declaró.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento