Ayuda humanitaria para Venezuela: «otro gran golpe para Maduro»

El ingreso de ayuda humanitaria a Vernezuela, "mostraría el 'poder' que ha adquirido Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela".

2.411
Luis Nunes: «No se trata de una intervención, pero pone a prueba a los militares venezolanos en la frontera de recibir la ayuda sabiendo la verdadera crisis que enfrenta el país suramericano» .(Twitter)

Inicia el envío de ayuda humanitaria para Venezuela tras la aprobación del presidente legítimo Juan Guaidó, quien junto a la Asamblea Nacional solicitó la cooperación internacional para que por primera vez esta ingrese al país suramericano; una situación que pone contra la pared a Nicolás Maduro y a los militares venezolanos.

Luis Fernando Nunes, internacionalista y doctor en ciencias políticas, le dijo al PanAm Post que Maduro se ha negado a reconocer y recibir la ayuda humanitaria porque eso significaría admitir el fracaso de su gestión en materia de salud y alimentación.

«No se trata de una intervención, pero pone a prueba a los militares venezolanos en la frontera de recibir la ayuda sabiendo la verdadera crisis que enfrenta el país suramericano», señaló.

De lograr el ingreso de ayuda humanitaria, sería otro gran golpe para Nicolás Maduro quien no solo dejaría en evidencia una vez más la ineficiencia de su gestión, sino que además mostraría el «poder» que ha adquirido Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela.

A pesar de que el usurpador ha calificado la ayuda humanitaria como un «show»; la verdad es que su régimen está contra la pared, pues el envío de insumos está a solo horas de ingresar al país poniendo a prueba a los militares venezolanos.

Guaidó anunció que la ayuda humanitaria «es un hecho» e informó que los tres centros de acopio estarán ubicados en las fronteras: en Cúcuta (Colombia), en la frontera con Brasil y en una isla del Caribe.

El primer envió será de medicamentos, suministros quirúrgicos y suplementos nutricionales para aquellos venezolanos que corren riego de vida o muerte.

Hay que recordar que el régimen de Maduro, a través de las aduanas del país, prohíbe el ingreso masivo de medicamentos, por un lado los confisca o sanciona con cárcel a quien lo intente, acusándolo de contrabando.

Por ejemplo, en diciembre de 2016,  la policía política, Sebin, detuvo a un médico del hospital de los Magallanes de Catiar por recibir 40 cajas de insumos médicos que donó Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López.

Sin embargo, pareciera que en esta oportunidad se dará por primera vez el ingreso de la ayuda. El chavista Freddy Bernal, designado por Maduro como «protector del estado Táchira», señaló este lunes 4 de febrero que no se ha emitido orden para restringir ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela.

«Todo lo que sea beneficioso para el pueblo de Venezuela, bienvenido sea. Nosotros no nos oponemos a nada, ningún elemento de esa característica», señaló el chavista a pesar de que el régimen de Maduro ha blqueado cualquier ingreso de ayuda al país y ha negado que exista una crisis humanitaria.

El primer envío de ayuda humanitaria a Venezuela supone el primer gran desafío para la estrategia de Juan Guaidó, pues reta a Maduro y los militares a permitir la entrada de alimentos y medicamentos; una ayuda principalmente enviada por el Gobierno de Estados Unidos.

Tras pasar este lunes por Bogotá, la ayuda será almacenada en un centro de acopio de la ciudad fronteriza de Cúcuta. Una vez allí, previsiblemente entre el martes y el miércoles, se producirá el primer intento de abrir un canal humanitario.

José Manuel Olivares, diputado opositor, adelantó que “en pocas horas” ya estará coordinando la recepción de esa ayuda con USAID, la agencia de cooperación estadounidense, y con las autoridades de Colombia.

Este domingo, el senador estadounidense Marco Rubio instó a los militares de alto rango de Venezuela a permitir el ingreso de la ayuda humanitaria que suministrarán Estados Unidos y otros países por solicitud del presidente encargado de ese país sudamericano, Juan Guaidó.

Rubio dijo en su cuenta de Twitter que Estados Unidos y otros países ayudarán “al Gobierno del presidente Guaidó a llevar alimentos y medicinas a Venezuela”.

“Los líderes militares ahora deben decidir si dejarán que los alimentos y medicinas lleguen al pueblo o si ayudarán a Maduro”, dijo.

Además de Estados Unidos, Colombia también le anunció a Guiadó que ha puesto a disposición una de sus ciudades fronterizas con Venezuela como centro de acopio.

Por su parte, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, prometió este lunes 4 de febrero 53 millones dólares en ayuda humanitaria para Venezuela.

Asimismo, Alemania informó que congeló 5 millones de euros de Venezuela y los asigna también a la ayuda humanitaria.

La crisis en Venezuela

La encuesta sobre condiciones de vida en Venezuela (Encovi), elaborada por Universidad Católica Andrés Bello y otros organismos, señala que ya en 2017 casi el 90 % de la población vivía por debajo del umbral de la pobreza.

En Venezuela no solo hay escasez de medicamentos para enfermedades graves o terminales. La ausencia de medicinas básicas impide el tratamiento de padecimientos crónicos como la hipertensión, diabetes o de infecciones respiratorias agudas y hasta diarrea.

Mientras esto sucede, el régimen de Maduro destina solo el 5,5 % del total del presupuesto del país al sector salud, a pesar de que recientemente la misma OMS admitió que en Venezuela existe una crisis humanitaria.

Luisa Rodríguez Táriba, presidente de la Fundación Contra el Cáncer de Mama (Funcamama) y directivo de la ONG Codevida, alertó a PanAm Post que en Venezuela hay al menos tres millones de pacientes que están a punto de perder sus vidas por la escasez de medicamentos y tratamientos. “Negar la realidad del país es parte de la política de Estado”, señaló.

La especialista y defensora de derechos humanos informó que para las condiciones de salud crónica de alto costo hay un déficit de más del 90 % de medicamentos.

Y es que el Estatuto de Roma, instrumento constitutivo de la Corte Penal Internacional, señala puntualmente lo que considera como crímenes de lesa humanidad. Y según estpo, los funcionarios del régimen de Maduro cumplen con todos los requisitos para ser juzgados en La Haya:

Exterminio: imposición intencional de condiciones de vida, entre otras la privación del acceso a alimentos o medicinas, encaminadas a causar la destrucción de parte de una población.

En la nación gobernada por Maduro, cientos de venezolanos han muerto por no contar con los medicamentos necesarios para cumplir con sus tratamentos, mientras que cientos de niños sufren desnutrición y están a punto de perder sus vidas. La razón: la dictadura impide la apertura de un canal humanitario con la excusa de que existe la posibilidad de una supuesta “intervención extranjera”.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.