Capo extraditado a EEUU revelará lazos con el régimen de Maduro

Se trata del narcotraficante Juan José Santiesteban, cercano al círculo de Vladimir Padrino López, ministro de Defensa de Maduro.

6.585
El principal interés que tiene la DEA es conocer de cerca la relación que mantuvo Santiesteban con el régimen de Nicolás Maduro, ligado al narcotráfico internacional. (Fotomontaje PanAm Post)

El Gobierno de Colombia aprobó la extradición a Estados Unidos de un capo del narcotráfico, «hombre clave» que develaría nexos con el régimen de Nicolás Maduro.

Se trata de Juan José Santisteban Gómez, quien tendría alianzas con narcos colombianos ligados a las FARC, el ELN y la banda criminal de ‘los Pelusos’, además de tener contacto cercano con el círculo de Vladimir Padrino López, ministro de Defensa de Maduro.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Santisteban también sería el responsable del envío de más de 25 toneladas de cocaína a Estados Unidos en narcoaviones.

De acuerdo con el diario colombiano El Tiempo, el principal interés que tiene la DEA es conocer de cerca la relación que mantuvo Santisteban con el régimen de Maduro, ligado al narcotráfico internacional.

Según las investigaciones, el capo, mejor conocido como el ‘Cubano’, habría viajado a Caracas donde logró obtener documentos de identidad y nacionalidad venezolana.

«Con las redes y rutas que consolidó –que salían desde Venezuela cargadas con coca colombiana–, logró convertirse en el principal proveedor del cartel mexicano Jalisco Nueva Generación. De hecho, en el 2014 se mudó a Colombia para controlar el negocio desde el momento mismo de la producción», señala El Tiempo.

Hay que recordar que Estados Unidos cada día busca más pruebas contra la dictadura en Venezuela, que convirtió al país en un narcoestado donde los funcionarios de más alto rango están involucrados en delitos de narcotráfico y terrorismo.

En abril de 2018 cuando la Administración para el Control de Drogas​ (DEA) de Estados Unidos obtuvo declaraciones que vincularon directamente a Cabello con el narcotráfico en el norte de Suramérica. Posteriormente, Nikki Haley, exembajadora estadounidense ante la ONU, acusó directamente a Diosdado Cabello, el segundo hombre más poderoso del chavismo, de “ladrón y narcotraficante”.

Se trató del testimonio del colombiano Marlon Marín, sobrino de “Iván Márquez” y exjefe de la guerrilla colombiana FARC, quien reveló que el segundo hombre más poderoso del chavismo está “hasta el cuello” en el tráfico de drogas a través del Cartel de los Soles.

Marín fue capturado el 9 de abril junto a “Jesús Santrich”, exlíder negociador de la guerrilla en La Habana; el inversionista Fabio Simón Younes Arboleda y Armando Gómez España, alias “el Doctor”.

De acuerdo con El Tiempo, Marín habló con agentes estadounidenses y reveló que gracias a la cercanía con su tío viajó en varias oportunidades a Venezuela y a Cuba. Aseguró que allí se reunió en varias oportunidades con Cabello y varios militares del “Cartel de los Soles“.

Cabe destacar que en febrero un informe detallado referente a la seguridad y dificultades que afectan a la región, el jefe del Comando Sur de los EE. UU., Kurt W. Tidd, señaló a la nación gobernada por Maduro como un “país abierto a los narcoterroristas y partidarios libaneses de Hezbolá”.

Narcoestado en evidencia

Y es que el país suramericano ha quedado en evidencia como un narcoestado luego de que con el pasar de los años se descubriera que altos funcionarios del chavismo y del régimen de Maduro están directamente relacionados con el tráfico internacional de drogas.

Diosdado Cabello: es el presidente de la ilegítima Asamblea Constituyente, y es calificado como uno de los hombres más poderoso del chavismo. A mediados del 2015 The Wall Street Journal reportó que Cabello estaba siendo investigado por la DEA y fiscales federales, y que habría pruebas que demostrarían que el expresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela podría ser la cabeza del denominado Cartel de los Soles. Hasta ahora, en los tribunales estadounidenses, los abogados de Cabello no han podido desmentir dicha información.

De acuerdo con el Centro de Investigación de Crimen Organizado (Insigth Crime), el término “Cartel de los Soles” es usado para describir a los grupos al interior de las fuerzas de Seguridad de Venezuela que trafican con cocaína. Según Insigth Crime, este cartel está compuesto principalmente por oficiales militares, que fijan el precio de la cocaína en el país.

Desde Estados Unidos ya el congresista republicano Marco Rubio llamó a Cabello como el “Pablo Escobar” de Venezuela, haciendo referencia a sus vínculos con el narcotráfico y a su jerarquía adentro del cartel como un “capo”.

Tareck El Aissami, vicepresidente para el área económica: fue vicepresidente de Venezuela y actualmente es el Ministro del Poder Popular para Industrias y Producción. Fue incluido en una lista del Departamento del Tesoro de EE. UU. por presuntamente colaborar con el narcotráfico.

La medida también involucró a Samark López Bello, quien es acusado de ser el principal testaferro del vicepresidente venezolano, y señalado de poseer cerca de una docena de empresas vinculadas con el funcionario.

Según el Departamento del Tesoro estadounidense, El Aissami ejerce control sobre aviones que despegan desde una base aérea venezolana, además de controlar las rutas de la droga que sale por puertos venezolanos.

El Aissami también está vinculado con la coordinación de envíos de droga a Los Zetas, el violento cartel de la droga mexicano, además de haberle suministrad protección a Daniel Barrera, excapo de la droga colombiano,  y al narcotraficante venezolano Hermágoras González Polanco, quien también fue mencionado en el caso de los “narcosobrinos” de la familia presidencial de Venezuela.

Por su parte, el Centro para una Sociedad Libre Segura, con sede en Washington, publicó en 2014 un trabajo titulado Canadá en guardia: evaluando la amenaza de Irán, Venezuela y Cuba a la seguridad inmigratoria. Allí los autores aseguran que Venezuela emitió al menos 173 pasaportes venezolanos a islamistas radicales que buscaban entrar a EE. UU.

Los autores de este informe vinculan a El Aissam, quien también estuvo al frente del Ministerio de Interior entre 2008 y 2012, con presuntamente haber creado una red de lavado de dinero para encubrir el financiamiento a grupos extremistas del Medio Oriente. Además, aseguran que durante años El Aissami ha estado ingresando terroristas iraníes a Venezuela.

Maduro, el usurpador: aunque no ha sido señalado directamente por el Gobierno de Estados Unidos, como en el caso de El Aissami, el mandatario de Venezuela está vinculado al narcotráfico internacional, tanto así que dos de sus sobrinos fueron declarados culpables al intentar traficar cocaína a suelo norteamericano.

De hecho, la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York dio a conocer un documento donde se revela que Maduro habría aprobado las acciones de narcotráfico emprendidas por sus sobrinos.

El fiscal Joon H. Kim aseguró que hay pruebas suficientes que evidencian que Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas (los “narcosobrinos”) estaban predispuestos a cometer el crimen de narcotráfico, ya que mantenían contacto con proveedores de cocaína y con miembros de las FARC, al tiempo en que, presuntamente, contaban con el visto bueno del mandatario de Venezuela.

Néstor Reverol, ministro de Interior: el mayor general fue imputado en Estados Unidos por estar vinculado al narcotráfico.

Reverol y el general Edylberto Molina son acusados de conspirar para traficar grandes cantidades de cocaína a Estados Unidos desde Venezuela entre los años 2008 y 2010.

En el expediente se señala que el ahora ministro de Interior y subdirector de la ONA “recibía pagos de los narcotraficantes para recibir alertas de futuros operativos, los lugares donde los agentes iban a hacer las requisas y el tiempo de las mismas de tal manera que tuviesen tiempo para mover la droga de lugar y buscar rutas alternativas para sacar el producto de Venezuela”.

Edylberto Molina: es el viceministro para el Sistema Integrado de Policía designado por Maduro. Molina es exdirector de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y es acusado por el Departamento de Justicia de EE. UU. por participar en “conspiración de distribución internacional de cocaína”. Su nombre fue incluido en la lista de fugitivos de la justicia estadounidense.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento