Buque iraní se habría cargado con oro en Venezuela antes de viajar de vuelta

El diputado Américo De Grazia denunció a través de sus redes sociales que iraníes saquean al país suramericano llevándose oro y vulnerando la soberanía venezolana

El buque pasó la mayor parte del tiempo anclado en la Guaira — el principal puerto del país— antes de pasar casi 2 semanas en Matanzas, cerca de Ciudad Guayana donde se encuentra el Arco Minero de Venezuela. (Entorno inteligente)

El buque iraní Golsan que llegó a Venezuela para surtir de alimentos al primer supermercado persa del país, también hizo una parada en el Arco Minero del Orinoco para, presuntamente, cargarse de minerales explotados al sur del país.

El diputado Américo De Grazia denunció a través de sus redes sociales que iraníes saquean al país suramericano llevándose oro y vulnerando la soberanía venezolana.

«Venezuela saqueada por terroristas, iraníes se llevan el #OroDeSangre y vulnera la soberanía. Ocupan el territorio y financian al Hezbolah y el Hamas a cambio de garantizarle a Maduro la permanencia en el poder», señaló.

La cuenta de Twitter Conflicts News Worldwide (@ConflictsW), especializada en temas militares reportó que el barco iraní (Golsan) que llevó «comida y suministros» a Venezuela apenas regresó a Irán el 21 de agosto; pasó dos meses en Venezuela.

Según el reporte, el buque pasó la mayor parte del tiempo anclado en la Guaira —el principal puerto del país antes de pasar casi 2 semanas en Matanzas, cerca de Ciudad Guayana donde se encuentra el Arco Minero de Venezuela.

Conflicts News Worldwide asomó la posibilidad de que la embarcación «recogió un cargamento de oro u otros minerales, antes de su regreso a Irán».

«Es extraño que el barco haya pasado tanto tiempo en Venezuela considerando que la única declaración oficial al respecto fue que estaba dejando suministros para el supermercado iraní», señalan los expertos en geolocalización.

De acuerdo con el diario El Carabobeño, el Golsan también informó que lleva consigo un «importante cargamento» colectado en el estado Bolívar. Se presume que se trata de oro venezolano.

Hasta 2013, Venezuela estaba entre los primeros 30 países del mundo con mayores reservas de oro monetario, pero ahora dichas reservas han desaparecido gracias al régimen de Nicolás Maduro y el manejo indiscriminado.

El Banco Central de Venezuela, manejado por el chavismo, se convirtió según un reportaje de Runrun.es «en el eje de un ecosistema sobre el cual pesan sospechas de lavado de dinero, sanciones y negocios millonarios que también han incluido recursos auríferos extraídos del controversial Arco Minero del Orinoco».

Irán se apropia del oro venezolano

Un reportaje de la agencia de noticias Bloomberg reveló que Irán ha recibido toneladas de lingotes de oro y también las habría sacado del país suramericano en vuelos de la aerolínea Mahan Air.

Irán se habría convertido en el más reciente destino del oro venezolano, luego de que Estados Unidos bloqueara acuerdos que tenía Maduro con otros aliados como Rusia, Turquía y Emiratos Árabes Unidos.

Con el aumento de las sanciones internacionales, y los bajos precios del petróleo, el régimen de Nicolás Maduro se ha quedado sin dinero en efectivo para pagar sus compromisos; por lo que ahora acude a las reservas de oro para saldar sus deudas.

Estados Unidos ha denunciado que la venta de oro se ha convertido para Venezuela en una forma para evadir las sanciones estadounidenses.

Las reservas de oro de la República han bajado en un 30 %. Mientras el Banco Central de Venezuela (BCV) está vendiendo el mineral sin reportarlo; también existe el fenómeno de extracción de oro desde el Arco Minero sin ningún tipo de control o reporte.

En los últimos meses, el régimen chavista se ha dedicado a saquear el BCV extrayendo poco a poco decenas de toneladas de oro para venderlas en el exterior y obtener dinero en efectivo. Las ventas de lingotes “bajo la mesa” y sin aprobación de la legítima Asamblea Nacional son una de las pocas formas que tiene la tiranía para obtener dinero en efectivo, mantenerse en el poder y pagar parte de sus deudas, tanto internas como externas.

Oro a cambio de refinerías

El testaferro de Maduro, Alex Saab, estaría detrás del negocio entre Venezuela e Irán que involucra el pago de oro a cambio de productos para producir gasolina. Un reportaje de la agencia de noticias Bloomberg reveló que Saab viajó a Teherán con altos ejecutivos de Pdvsa para lograr un acuerdo en el que Irán envía aditivos, piezas y técnicos de gasolina a la nación sudamericana a cambio de oro.

En el marco de la relación comercial, el régimen de Maduro habría enviado unas nueve toneladas de oro por un valor de aproximadamente 500 millones de dólares, en aviones propiedad del transportista Mahan Air con sede en Teherán. Los envíos significaron una caída repentina en las cifras de reservas extranjeras publicadas por Venezuela, dejando al país con solo 6,3 mil millones en activos en divisas, la cantidad más baja en tres décadas.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento